La pandemia provoca que algunas aerolíneas cierren 2020 con subidas en bolsa: por qué el CEO de Ryanair ve que el virus creará oportunidades

El CEO de Ryanair, Michael O'Leary.
El CEO de Ryanair, Michael O'Leary.
REUTERS/Yves Herman
  • La pandemia del coronavirus ha provocado una enorme crisis en el sector de las aerolíneas, pero algunas podrían salir reforzadas.
  • Los avances en bolsa en 2020 de algunas como Ryanair y Wizz Air lo sugieren, frente a las estrepitosas pérdidas del resto. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una oportunidad. Es la repetida palabra que se ha utilizado buscando contrarrestar los efectos más negativos de la pandemia. El coronavirus ha provocado una catástrofe en multitud de sectores, y a la vez también ha servido para otras cosas, se ha insistido en ello. Pero en el caso de las aerolíneas conforme pasan los meses parece más cierto. 

Aunque solo para algunas de ellas, claro.

Las aerolíneas se están enfrentando a la peor crisis del sector desde la II Guerra Mundial. Pero no todas creen que eso sea esencialmente negativo, y ahora, la evolución en bolsa de algunas de ellas a lo largo de 2020 les da la razón. Por ejemplo, Ryanair está a la caza de oportunidades para aumentar su dominio en el espacio aéreo europeo.

"El cambio radical del coronavirus serán las oportunidades de crecimiento a lo largo de Europa. Son muchas más que tras la crisis financiera o el 11-S", ha asegurado el CEO de Ryanair, Michael O'Leary, en una entrevista con el Financial Times.

"Nunca en mis 30 años en la industria he visto una limpieza como esta", ha asegurado. Lo cierto es que con la pandemia han caído el operador británico Thomas Cook y Flybe, así como Norwegian, un gran operador europeo, ha entrado en concurso de acreedores, entre otras.

O'Leary predice que unos 100.000 asientos de la competencia van a desaparecer en los próximos 18 meses, lo que supone una reducción de alrededor del 15% en el tráfico de pasajeros habitual.

"Alguien tiene que dar el paso y hacerse con esa capacidad", ha dicho, asegurando que está en conversaciones con aeropuertos italianos y españoles que eran clientes de Norwegian, para cubrir esos slots con aviones de Ryanair.

Datos de OAG muestran cómo Ryanair ha pasado de ser la aerolínea europea con un menor número de asientos en el año 2000 a ser la que más ofrece desde aproximadamente 2010. Pero durante la pandemia del coronavirus la diferencia se ha hecho aún más evidente, con Ryanair prácticamente duplicando los asientos ofertados de EasyJet, la segunda en la lista, y casi triplicando los de Lufthansa.

Por ese orden, las aerolíneas que más asientos han ofertado este 2020 han sido Ryanair, EasyJet, Turkish Airlines, Wizz Air, Lufthansa, SAS, Air France y a un nivel muy similar Vueling, Iberia, KLM, British Airways y por último Norwegian, según la misma firma de análisis de datos de vuelo.

Aun así, por supuesto, los datos han sido muy negativos sin excepción: Ryanair este año ha transportado a un quinto de los pasajeros que llevó en 2019 y ha perdido 197 millones de euros en los primeros 6 meses de su año fiscal.

Sin embargo, en bolsa los datos muestran que tanto Wizz Air como Ryanair y Allegiant han cerrado el año en positivo, con avances de un 21, 13 y 9%, respectivamente, mientras que ha sido catastrófico para otras como Norwegian, que ha perdido un 98%; United, un 51% o Air France, que se ha dejado un 45%. El holding IAG, al que pertenece Iberia, ha perdido un 35%.

Parece que, salvo en el caso de Norwegian, las low-cost van a salir reforzadas de la crisis, algo hacia lo que ya apuntaban los expertos durante el comienzo de la pandemia.

"Los viajes de negocio y los internacionales históricamente han sido los más rentables para las aerolíneas, y esos podrían no recuperarse en algunas regiones hasta 2024, o más tarde", ha apuntado el analista Alex Macheras.

Así, se espera que las low-cost lideren la recuperación de la aviación porque los trayectos de corto radio y el turismo se recuperarán antes que los de largo radio y que los viajes de negocios, en los que están más enfocadas las aerolíneas más tradicionales.

Otra de las ventajas de estos operadores es que su modelo de negocio está basado en fuertes recortes de costes y en maximizar rendimientos para vencer a rivales y quedarse con sus pasajeros, al tiempo que tienen más flexibilidad a la hora de modificar rutas.

En ese sentido, O'Leary también apunta a que 2021 será un año de mayor concentración en el sector de las aerolíneas, en el que resistirán solo las que mejor sepan adaptarse a la situación.

Otros artículos interesantes:

Dónde están exactamente los aviones de Iberia que permanecen en tierra por culpa de la pandemia

Así puede transformar una aerolínea un avión de pasajeros para transportar la vacuna del coronavirus

Iberia transforma sus instalaciones de mantenimiento en un megaparking para aviones por la pandemia y alcanza una cifra histórica: 85 en sus hangares