Pasar al contenido principal

El pánico al coronavirus hundirá la economía mundial, según un gestor de hedge funds que asegura que la depresión es su "escenario de partida"

Mostradores de facturación vacíos en un aeropuerto japonés
AP Photo/Ahn Young-joon
  • Raoul Pal, el exgestor de hedge funds que fundó Real Vision, considera que los gobiernos cerrarán gran parte de su economía para frenar la expansión del coronavirus.
  • Pal establece un paralelismo respecto a la pandemia de la gripe española para tener contexto y se basa en los últimos datos económicos chinos para sustentar sus tesis.
  • "No tenemos capacidad de lidiar con esto en el sistema sanitario", destaca.
  • Pal afirma que su escenario de salida es una depresión económica.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

"Este será el peor momento económico de nuestras vidas".

Esta declaración corresponde a lo que dijo Raoul Pal, el exgestor de hedge funds que fundó Real Vision, en el podcast Off the Chain al mismo tiempo que los inversores se deshacían de sus acciones como respuesta a las últimas noticias sobre el coronavirus.

Para los no iniciados, Pal se retiró a los 36 años tras dejar su trabajo en Goldman Sachs y GLG Partners, vive cómodamente en una isla de 140 habitantes en las Islas Caimán y pasa sus días escribiendo investigaciones de mercado, que le reportan unos sustanciosos ingresos de 40.000 dólares (algo menos de 35.200 euros) al año.

Leer más: Hay muchas probabilidades de que el nuevo coronavirus nunca desaparezca: estos son los 3 posibles finales a esta epidemia

"Es uno de los virus de más rápida expansión del que tengamos conocimiento, es indetectable y tiene una elevada tasa de mortalidad", asegura Pal. "Lo más extraño de este virus es que no es detectable en 2 semanas e incluso hasta 27 días".

"Esto es como una maldita bomba nuclear", añade.

Para poner en contexto los potenciales efectos del coronavirus, Pal establece una comparación respecto a la pandemia de gripe española de 1918.

"La gripe española afectó al 27% de la población mundial, y en esa época eso supone que 500 millones de personas fueron infectadas... al final, murieron 30 millones de personas", destaca el experto. "Actualmente, el 27% de la población mundial son cerca de 2.000 millones de personas. Con una tasa de mortalidad del 3,5%, morirían 68 millones de personas. Ese es el peor escenario posible que manejamos".

Debido a la forma imperceptible de expansión de este virus, a los gobiernos les quedan pocas opciones para combatir su proliferación, según Pal. Para preservar la salud pública, considera que tendrán que cerrar toda la actividad económica dentro de sus fronteras.

Leer más: Los analistas advierten de una recesión "inevitable" tras el hundimiento de los precios del petróleo y de las bolsas globales

"No tenemos capacidad para lidiar con esto en el sistema sanitario", asevera. "Por ello, no tendrán otra opción que comenzar a aplicar cuarentenas a países enteros o al menos a grandes regiones".

Pal advierte de que este tipo de medidas gubernamentales no están exentas de consecuencias. Para demostrar esta idea, se basa en las últimas cifras económicas que llegan desde China, un país que Pal asegura que ya ha entrado en un "cierre total".

"Las ventas de coches en China han caído un 92%. Este mes, han caído en torno a un 80%", señala el experto. "El PMI, el índice de gestores de compra de China, ha experimentado la mayor caída que haya visto jamás en cualquier estadística económica... Y se trata de la segunda mayor economía mundial, con la mayor población. Es increíble".

Para Pal, China es solo la punta del iceberg cuando se trata del impacto económico del coronavirus en la actividad económica y considera que Corea del Sur, Italia, España, Francia, Alemania, Irán y EEUU están en riesgo de seguir sus pasos. Como respuesta, según Pal, es probable que paralicen los viajes, el turismo, las conferencias y las empresas.

Leer más: Las 13 pandemias más letales de la historia de la humanidad

"Su tamaño y la velocidad a la que se expande, sumado al aumento creciente de fallecimientos en todo el mundo, no es algo que los gobiernos puedan abarcar, por lo que van a tener que cerrar gran parte de su economía", afirma Pal.

"Esto ha pulsado el botón nuclear para una depresión económica. No es algo que diga a la ligera, siempre existe la posibilidad de que no suceda, pero se ha convertido en mi escenario de partida dado que no me imagino un mundo en el que no se produzca un cierre de partes completas de las economías", añade el experto.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Y además