Malas noticias si eres de los que compra todo por internet: a partir de 2023 los paquetes que pidas a casa probablemente te saldrán todavía más caros

FedEX y DHL suben precios para 2023.

REUTERS/Bing Guan

Hacer compras online será aún más caro el año que viene. Junto al aumento de las tarifas de Correos el pasado enero, FedEX y DHL anuncian subidas de precios para 2023. 

Las empresas de reparto y mensajería se están ajustando para mantener sus cuentas frente a la situación inflacionista y al elevado coste de una de sus principales materias primas: el combustible. 

DHL, líder del sector, ha anunciado una subida de las tarifas del 7,9% para su filial DHL Express para poder seguir con los márgenes de crecimiento previstos. El CEO de la compañía en España, Miguel Borrás, ha afirmado este viernes en un desayuno con periodistas que "el incremento de costes se tendrán que transmitir a los clientes a partir del año que viene".

La citada subida de casi 8 puntos es el resultado del análisis de todos los países en los que DHL Express opera, teniendo en cuenta la inflación y la situación económica de cada uno de ellos. Por ello, las tarifas se adaptan a la situación de los 220 países en los que la empresa hace envíos. 

Por su parte, FedEx sube las tarifas además de reducir costes. La empresa estadounidense anunciaba el pasado mes de septiembre un incremento del 6,9% en la mayor parte de sus servicios. Esta subida también es superior a los de años anteriores, lo que evidencia las dificultades que las empresas dependientes de combustible están teniendo para hacer frente a la escalada de precios. 

El horizonte de la economía se nubla: BBVA Research se suma a la lista de organismos que empeoran previsiones para España en 2023 y avisa de recesión

FedEx rebajó sus previsiones anteuna posible recesión económica y el descenso de la demanda, con un recorte de costes de hasta 4.000 millones de dólares durante los próximos dos años. Sin embargo, DHL pronostica un crecimiento en España de entre el 10% y el 15% a cierre de 2022, mientras que de cara a 2023, con un contexto incierto y una situación macroeconómica compleja, las previsiones se mantienen en torno al 5%. 

Correos, la empresa estatal española de paquetería y servicio postal, fue la primera en subir los precios de sus servicios. El incremento supuso un coste adicional del 10% para los envíos internacionales y un 20% para los paquetes nacionales. Las cartas y postales, el servicio más utilizado de la compañía, subió de 70 a 75 céntimos, lo que supone un incremento del 7,1%. 

El combustible, entre los factores que hacen subir los precios

El combustible parece ser el principal problema al que se enfrentan las empresas de mensajería. Tanto la gasolina como el combustible para los aviones supone su principal gasto. Tras el inicio de la guerra en Ucrania, la gasolina se disparó, llegando a ser un 13% más caro en España en el mes de agosto y el precio del combustible para los aviones se ha disparado hasta un 50%, según el CEO de DHL Express en España. 

Las autoescuelas en jaque: cierran las primeras empresas y suben las tarifas de las clases debido al precio del combustible

El grueso de actuación de estas empresas se encuentra en el ámbito internacional, por lo que la paridad del euro frente al dólar también ha sido un factor que ha complicado la situación. El barril de Brent se comercializa en dólares, mientras que las filiales españolas de los gigantes del reparto obtienen sus ingresos en euros, lo que está obligando a las empresas a ajustar aún más los precios.

Las previsiones para el Black Friday y Navidad no son tan esperanzadoras como el año pasado

El comercio online se dispara cada año para el Black Friday, el Cyber Monday y Navidad. La gente suele aprovechar las ofertas de noviembre para adelantar los regalos de Papá Noel y los Reyes Magos.

El año pasado, DHL Express tuvo un pico extraordinario en esas fechas entre el 30% y el 40% de crecimiento, pero este año la compañía ha rebajado esas previsiones a un 10% o 15%, estabilizando las expectativas del consumo online. 

Amazon sube el precio de la suscripción Prime en España y lo justifica con la inflación, a pesar de que para EEUU ya anunció el cambio hace 6 meses

Las previsiones de una recesión económica global y el aumento de los precios debido a la inflación, están provocando que los ciudadanos sean cada vez más cuidadosos con lo que respecta a en qué se gastan el dinero, por lo que puede que las compras del Black Friday y las navideñas no obtengan tan buenos números este año. 

Otros artículos interesantes:

La subida de los combustibles lleva la mirada del consumidor a los coches eléctricos: crece el interés por ellos en las plataformas digitales y su cuota en un mercado tocado por los problemas de suministro

Esto es lo que pasa si llega un paquete por error a casa y te lo quedas

Los datos internos de Amazon muestran que sus ingresos se han disparado en el Black Friday respecto al año pasado, a pesar del descenso generalizado del sector

Te recomendamos