Tomar paracetamol durante el embarazo puede provocar trastornos de atención y sueño en los niños, según un reciente estudio

embarazo paracetamol, pastillas

El paracetamol (también conocido como acetaminofén) es el ingrediente activo de numerosos medicamentos utilizados para aliviar el dolor leve a moderado y reducir la fiebre. 

Es el tratamiento analgésico al que recurren en mayor medida las mujeres embarazadas, al considerarse en términos generales un fármaco seguro durante la gestación cuando se usa según las indicaciones. Así lo señalan tanto la Agencia para la Administración de Medicamentos y Alimentación de Estados Unidos (FDA) como la Agencia Europea de Medicamentos (EMA).

Sin embargo, las últimas investigaciones sugieren que la exposición al paracetamol durante la etapa prenatal puede llegar a alterar el desarrollo fetal, aumentando los riesgos de algunos trastornos neuronales. 

En 2021, un artículo en Nature, plasmó las preocupaciones de un grupo de investigadores sobre este consumo. Su revisión de estudios llegó a la conclusión de que tomar el medicamento durante el embarazo podía conducir a mayor riesgo de alteraciones neurológicas, reproductivas y urogenitales en el bebé.

Ante estas posibilidades, los autores pedían "precaución" y mayor "conciencia" entre profesionales y mujeres gestantes, recomendando limitar su uso a prescripción médica durante el embarazo y recurrir a la dosis mínima.

Ahora, una nueva investigación vuelve a poner de manifiesto conclusiones similares al señalar un vínculo entre la exposición a este medicamento durante la gestación y un mayor riesgo de hiperactividad y trastornos del sueño.

"Debido a que el uso de paracetamol durante el embarazo es común, estos resultados son motivo de preocupación para la salud pública y sugieren precaución en el uso de medicamentos que contienen paracetamol durante el embarazo", sugieren los autores en sus conclusiones.

 

Problemas de atención y del sueño en los menores a los 3 años

El estudio, publicado en PLOS ONE, se ha llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Pennsylvania (EEUU). El propósito era examinar los vínculos entre la exposición prenatal al paracetamol y los problemas neuroconductuales de la descendencia a la edad de 3 años, con un enfoque en los efectos potencialmente confusos del estrés prenatal.

Para ello se sirvieron de datos del First Baby Study, un estudio de cohorte prospectivo realizado en Pensilvania, con 2.423 parejas de madre e hijo. 

Las mujeres informaron sobre el uso de medicamentos y completaron un cuestionario sobre estrés prenatal durante el tercer trimestre. Los problemas de comportamiento infantil se midieron a la edad de 3 años, utilizando las puntuaciones de la Child Behavior Checklist (CBCL). 

Cada cuánto tiempo puedes tomar un paracetamol: esta es la frecuencia con la que debes ingerir este medicamento

Un total de 1.011 mujeres (41,7 %) afirmaron haber tomado paracetamol durante el embarazo. Los niños que estuvieron expuestos al medicamento durante la gestación obtuvieron puntuaciones significativamente más altos en 3 de las 7 escalas del síndrome CBCL: retraimiento, problemas para dormir y problemas de atención. 

El estrés y el alcohol durante el embarazo fueron los factores más determinantes en el riesgo de trastornos en los niños

Sin embargo, las mayores asociaciones predictivas con estos trastornos se registraron en mujeres que habían sufrido mayores niveles de estrés durante el embarazo, tenían infecciones o habían consumido alcohol. Las mujeres "que declararon niveles medios y altos de estrés durante el embarazo fueron más propensas a usar paracetamol que las mujeres que reportaron niveles bajos de estrés".

De igual forma, los autores descubrieron que las mujeres que habían tomado acetaminofeno durante el embarazo "tenían más probabilidades de informar que consumieron alcohol" durante esos meses. El consumo de alcohol se asoció significativamente con 5 de las 7 escalas del CBCL.

No obstante, "la asociación predictiva entre el uso de paracetamol y los resultados conductuales adversos de los niños" no se eliminó tras valorar el factor del estrés, sino que solo se mitigó. Por ello, los autores recalcan que esto sugiere "que tanto el estrés como el uso de paracetamol pueden afectar de forma independiente los resultados conductuales de los niños". 

"Las conclusiones, aunque válidas y relevantes, deben contextualizarse", declara al respecto en SMC España Eduard Gratacós, director del centro de medicina materno fetal BCNatal y catedrático de la Universidad de Barcelona, que no participó en el estudio.

Según el especialista español, la "implicación importante" es que cualquier medicamento en la gestación debe tomarse con prescripción médica. Pero, en general, "no es una información alarmante, las asociaciones son débiles y el propio estudio muestra que es mucho más importante el estrés materno que el paracetamol", señala.

Otros artículos interesantes:

4 casos en los que jamás deberías tomar paracetamol

Cómo tu estrés durante el embarazo puede afectar directamente a tu bebé

Síntomas de que podrías estar embarazada: señales que pueden aparecer en los primeros días o semanas, incluso antes de no tener la regla

Te recomendamos