Pasar al contenido principal

El paraguas japonés que vuela y te sigue a todas partes para protegerte de la lluvia

Cada paraguas estará equipado con un software de inteligencia artificial que permitirá detectar la parte superior de la cabeza del usuario y seguirlo mientras camina.
Cada paraguas estará equipado con un software de inteligencia artificial que permitirá detectar la parte superior de la cabeza del usuario y seguirlo mientras camina. The Nikkan Kogyo Shimbun/YouTube
  • La empresa china Asahi Power Service Company ha inventado un paraguas que funciona con drones e inteligencia artificial, diseñado para flotar sobre las personas y seguirlas mientras caminan.
  • Se llama "paraguas libre".
  • La compañía espera vender el producto por 30.000 yenes (unos 232 euros) cuando lo lance al mercado el próximo año.
  • Debido a que Japón ha prohibido la utilización de drones en áreas densamente pobladas, las zonas en las que pueden utilizarse son limitadas.

Una empresa japonesa ha inventado una forma ingeniosa de proteger a la gente de la lluvia sin tener que utilizar las manos para sostener el paraguas.

El "paraguas libre", desarrollado por Asahi Power Service Company, consiste en un parasol que flota en el aire sobre una persona y está diseñado para seguirla mientras camina.

La compañía planea comercializar el producto por 30,000 yenes (unos 232 euros) el próximo año, según explica SoraNews24, un blog de noticias asiático que opera desde Tokio.

Leer más: Inteligencia artificial para luchar contra los atascos

Cada paraguas estará equipado con un software de inteligencia artificial que permitirá detectar la parte superior de la cabeza del usuario y seguirlo mientras camina.

Este es su aspecto actual:

Aunque su movimiento está pensado para ser automático, el vídeo parece mostrar a alguien dirigiéndolo manualmente.

El prototipo actual del paraguas tiene 1 metro y medio de diámetro, pesa alrededor de 5 kg, y su batería tiene suficiente energía como para volar durante unos 20 minutos, según informa SoraNews24.

Todavía no está claro cómo se las arreglará el dron con el viento, que a menudo es tan problemático como la lluvia cuando hace mal tiempo.

Asahi Power Service planea reducir la versión final a 1 kg y alargar su tiempo de vuelo a una hora. También cubrirá sus hélices con un armazón para no herir accidentalmente a los transeúntes.

Sin embargo, no todo el mundo podrá usar el "paraguas libre" cuando salga. Es ilegal volar aviones teledirigidos alrededor de áreas densamente pobladas en Japón, por lo que la compañía espera venderlos para su uso en propiedades privadas tales como los campos de golf.

Te puede interesar