Pasar al contenido principal

El parásito más caro del mundo, el hongo de la oruga, puede llegar a tener un valor de 140.000 dólares el kilogramo

  • El hongo de la oruga surge tras parasitar al insecto y devorarle desde dentro.
  • Se puede llegar a vender a casi 3 veces más el precio del oro, puede llegar a alcanzar los 140.000 dólares el kilo.
  • Algunos pueblos del Himalaya mueven toda su economía en torno a la recolección de este hongo.

Esta es la transcripción del vídeo.

¿Qué harías si un hongo invadiera tu cuerpo y empezara a consumirte desde dentro? Suena como algo salido de una película de terror, pero eso es en realidad lo que le sucede a cierto tipo de polilla bebé.

El hongo se come las larvas de las polillas indefensas y luego sale de sus cabezas como una margarita en primavera. Pero este raro híbrido entre hongo y oruga no solo es totalmente fascinante, sino que también es caro. A veces se ha vendido por más de 3 veces su peso en oro. El hongo de la oruga crece en la remota meseta tibetana y en las montañas del Himalaya, pero ese no es el único lugar donde se puede encontrar. Aquí estamos en el barrio chino de Nueva York, y, anidado entre innumerables cajones de artemisa seca, hojas y flores de hibisco.

Allí hay una pequeña pila de unos 50 trozos de hongos de la oruga secos. Aquí, 1 gramo cuesta unos 30 dólares, pero incluso eso podría considerarse un buen trato. Los vendedores en eBay, por ejemplo, tasan un gramo por hasta 125$. El precio es tan alto porque esta criatura híbrida es increíblemente rara.

Aparece solo unas pocas semanas al año en regiones remotas de Nepal, Tíbet, India y Bután. Y aún así, el hongo puede ser difícil de encontrar para los coleccionistas, escondido en medio de un mar de hierbo. Durante siglos, ha sido un elemento básico en la medicina tradicional tibetana y china.

Kelly Hopping: Tradicionalmente, se usaba como tónico general, para el apoyo inmunológico.

Por ejemplo, una familia, podía añadir un poco de esto a una sopa de pollo. Y se rumorea que puede ser usado como una especie de viagra del Himalaya, y aun que hay pocas pruebas que lo respalden. La gente también compra el hongo como un regalo o lo usa para sobornos o como un símbolo de estatus. Como resultado, las pieza más atractivas tienen un precio más alto.

Kelly Hopping: Todo depende del color exacto del hongo de la oruga, incluso la forma de su cuerpo cuando murió, todas esas cosas que no tienen nada que ver con el valor medicinal hacen la diferencia en el valor económico.

Leer más: Qué dice exactamente la ciencia sobre si los animales tienen o no conciencia

En 2017, por ejemplo, las piezas de más alta calidad de vendieron a 140.000 dólares el kilogramo, es decir, unos 63.000 dólares la libra. Los hongos de la oruga siempre han sido caros. Pero los expertos dicen que su valor se disparó en los años 90 y 2000, debido al crecimiento de la economía china y al consiguiente aumento de la renta disponible. Lo que, en última lugar, ayudó a impulsar el auge masivo de la cosecha. En la Región Autónoma del Tíbet, por ejemplo, los recolectores sacaron más del triple de hongos de la oruga a principios de la década de los 200 que en la década de 1980. Y ahora, muchas familias dependen de ese dinero que ganan. De hecho, los expertos dicen que hasta el 80% de los ingresos familiares de la meseta tibetana y del Himalaya pueden provenir de la venta de hongos de la oruga. Un distrito de Nepal informó haber recolectado hongos de la oruga por un valor de 4,7 millones de dólares en 2016. Eso es un 12% más que el presupuesto anual del distrito. Pero todos esos beneficios están en peligro. Las encuestas indican que las cosechas anuales se han disminuido recientemente.

Kelly Hopping: Los propios recolectores atribuyeron esto principalmente a la sobreexplotación, reconociendo que su propia presión a la recolección estaba provocando estas disminuciones. Y no ayuda que sea muy difícil el controlar la cosecha.

Daniel Winkler: Todas estas unidades políticas tienen diferentes políticas. Al final, es realmente a nivel de regiones, como se va implementando.

El cambio climático también está causando problemas. El hongo es más abundante en zonas con inviernos largos y fríos, cada vez son más difícil de encontrar.

Daniel Winkler: Para la economía rural, si hay muchas más pérdidas sería devastador.

Y además