Por qué parece que te siguen con la mirada los ojos de las pinturas

Pintura de la Mona Lisa.
Gargolas

Getty Images

  • Los ojos de muchas pinturas parecen que te siguen con la mirada gracias a un efecto óptico que se consigue creando un punto de fuga hacia adelante, con las pupilas en el centro del iris.
  • Además, los expertos coinciden en que también intervienen otros factores como la perspectiva, la luz y las sombras.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La Mona Lisa es, por excelencia, el cuadro más famoso a nivel mundial y es que posee una característica especial que ha cautivado a millones de personas con el paso de los años: sus ojos.

Los ojos de la mujer de la pintura de la Gioconda parecen seguirte independientemente de la perspectiva con la que mires el cuadro o la posición que tengas.

Algo perturbador y aterrador para unos, pero todo un logro u obra maestra para otros, en cualquier caso todos coinciden en que es un efecto nada fácil de conseguir.

Este artista añade escenas de sagas como 'Juego de Tronos' y 'Star Wars' a cuadros de paisajes

Pero la gran pregunta es: ¿cómo consiguen los pintores que parezca que los cuadros te siguen con la mirada?

La ciencia explica que es una ilusión óptica mucho más fácil de conseguir de lo que crees, ya que basta con pintar los ojos mirando de frente con un punto de fuga hacia adelante, es decir, con las pupilas justo en el centro del iris.

La imagen es estática, no cambia, pero con la ayuda de la perspectiva, las sombras y la luz el cerebro detecta un movimiento que realmente no existe, es una ilusión.

Esta artista es capaz de recrear los rostros más famosos del mundo en realidad virtual: así es como lo hace

Un hombre llamado Jules de la Gournerie creía en el siglo XIX que este fenómeno podía ser explicado a través de la ciencia más precisa: las matemáticas.

Gournerie no lo consiguió demostrar, pero en 2004 un grupo de investigadores retomó sus estudios y consiguió confirmar la teoría.

Así es como este artista crea impactantes retratos realistas con ladrillos de LEGO

Para ello, usaron la imagen del torso de un maniquí y a través de un ordenador trazaron los puntos del torso que parecían más cercanos y más lejanos.

Tras repetir el proceso desde varios ángulos, incluidos los 90 grados, los científicos se dieron cuenta de que determinados puntos coincidían en diferentes ángulos.

Por tanto, consiguieron demostrar que en muchas ocasiones la perspectiva no varía mucho cuando se fija una pintura o una foto.

LEER TAMBIÉN: Este artista añade escenas de sagas como 'Juego de Tronos' y 'Star Wars' a cuadros de paisajes

LEER TAMBIÉN: Esta artista es capaz de recrear los rostros más famosos del mundo en realidad virtual: así es como lo hace

LEER TAMBIÉN: Así es como este artista crea impactantes retratos realistas con ladrillos de LEGO

VER AHORA: Qué es Twitch y por qué está tan de moda