Les toca el Euromillones y reparten más de la mitad del premio entre amigos y personas necesitadas

Frances y Patrick Conolly, después de ganar 135 millones de euros en el Euromillones en 2019
Frances y Patrick Conolly, después de ganar 135 millones de euros en el Euromillones en 2019
Reuters

Seguro que más de una vez has pensado en ganar la lotería, y en todas las cosas que ibas a comprar si el premio resulta especialmente grande. Un coche nuevo, un piso, hacer varios viajes o quizás invertirlo para ganar más dinero son algunas de las ideas más recurrentes.

Una pareja de Irlanda del Norte cumplió el sueño de ganar una verdadera fortuna en el Euromillones en 2019. Concretamente se llevaron 115 millones de libras (126 millones de euros), pero en lugar de gastarlo optaron por repartirlo entre amigos y personas que lo necesitaban.

Frances y Patrick Connolly, así se llaman los ganadores de este premio, elaboraron una lista de 50 amigos y conocidos a los que les podría venir bien un pellizco económico, y en cuestión de varios meses fueron repartiendo las cantidades que consideraban oportunas.

En una reciente entrevista con el periódico británico Daily Mail, esta pareja afirma haber regalado ya 60 millones de libras (65 millones de euros), es decir, más de la mitad de lo que recibieron. 

Qué día y a qué hora se celebra el sorteo de Navidad 2020 y que medidas sanitarias se adoptarán

Además, el dinero no sólo lo han repartido entre amigos y conocidos, sino que también han hecho donaciones a organizaciones benéficas, así como a personas necesitadas que han encontrado en Durham, ciudad en la que residen. 

"No me propuse regalar la mitad del premio, simplemente es lo que ha sucedido", explica Frances Connolly en la entrevista. "Me ha encantado ayudar a otras personas", añade.

Algunas de las obras benéficas que han realizado es la de pagarle los billetes de autobús para ir al colegio durante todo el curso a un chico refugiado de 13 años que vive en Irlanda del Norte. También han pagado el almuerzo de Navidad en un comedor social, y compraron 300 tabletas para repartir en las residencias de ancianos durante el confinamiento, para que pudiesen hacer videollamadas con sus familiares.

Debido a todas estas acciones, Frances y Patrick guardan en casa más de 300 cartas de agradecimiento que han recibido en el último año, en ellas las personas a las que han ayudado explican cómo han cambiado sus vidas.

"Cada una de las tarjetas es un reflejo del poder de la lotería, y de cómo ha cambiado la vida de muchas personas", mariza Frances.

Las terminaciones más repetidas del Gordo en la Lotería Navidad desde sus orígenes

Esta pareja ganadora también se ha dado alguna que otra alegría gracias al premio. Uno de sus primeros gastos fue comprar una casa de 5 habitaciones, que además incluye pista de tenis y piscina. También adquirieron un coche nuevo, un Jaguar, e hicieron un viaje a Nueva Zelanda, aunque en clase turista.

A pesar de ello, Frances Connolly asegura que ya han establecido un presupuesto para no gastar más de lo que pretenden en 2021, y que siguen revisando cada mes las facturas de gas y electricidad que llegan a casa.

Frances ya se ha jubilado, pero Patrick continúa gestionando sus empresas: antes de ganar la lotería ya era dueño de varias fábricas de plástico y no tiene intención de olvidarse de ellas. "Somos demasiado jóvenes para asumir lo que nos ha ocurrido", argumenta Frances. 

LEER TAMBIÉN: Si vas a compartir lotería por WhatsApp, comprueba que sigue la ley

LEER TAMBIÉN: Un hombre de Lleida gasta "por un presentimiento" 7.200 euros en un número de la Lotería de Navidad y acaba ganando 18 millones

LEER TAMBIÉN: ¿Dónde ha caído más veces el 'Gordo' de la Lotería de Navidad?

VER AHORA: Qué es Twitch y por qué está tan de moda