Si tu pareja tiene problemas de corazón, tú también deberías hacerte una revisión

Infarto
Getty Images
  • Las parejas que viven juntas tienen más probabilidades de tener los mismos factores de riesgo cardiovasculares, según una investigación que analizó el estado del corazón de más de 5.300 parejas en Estados Unidos.
  • Este estudio podría evidenciar la necesidad de establecer intervenciones en pareja para promover hábitos saludables, frente a las propias intervenciones individuales.
  • Descube más historias en Business Insider España.

Tanto los buenos hábitos, como los malos se pegan, por eso desde pequeño tus padres probablemente te hayan insistido en la importancia de tu entorno y las personas con las que te rodeas.

Esto puede llegar a tener un gran impacto en tu salud, según una investigación publicada en JAMA Network Open que analizó el estado del corazón de más de 5.300 parejas de entre 39 y 57 años en Estados Unidos.

Los resultados fueron sorprendentes, ya que aquellas parejas que convivían o estaban casadas compartían los mismos factores de riesgo cardiovasculares.

"Esperábamos ver algunos factores de riesgo compartidos, pero fue una sorpresa ver que la gran mayoría de las parejas estaban en una categoría no ideal para su salud cardiovascular en general", ha comentado Samia Mora, cardióloga del Brigham and Women's Hospital y de la Facultad de Medicina de Harvard en Boston.

Trastornos neurológicos, pulmonares y cardiovasculares: las secuelas del COVID-19 a largo plazo que ya han identificado los científicos.

Durante el estudio llevado a cabo por un programa de bienestar de Quest Diagnostics, un laboratorio estadounidense, recopiló datos de cuestionarios y exámenes físicos de los participantes y cada uno de ellos fue calificado como podre, intermedio o ideal.

Para llevar a cabo esta selección se tuvieron en cuenta los parámetros establecidos por la American Heart Association como Life's Simple 7 (LS7), la cual establece que existen 7 factores de riesgo relacionados con enfermedades cardíacas.

El tabaquismo, la actividad física diaria, el índice de masa corporal, la dieta, los niveles de azúcar en sangre, el colesterol total y la presión arterial pueden llegar a provocar problemas de corazón graves como ataques, insuficiencia u obstrucción de arterias.

Tras estudiar eso datos, el análisis evidenció que las parejas compartían las calificaciones, es decir, si una persona tenía una salud ideal, su pareja probablemente también se encontraría en esos niveles.

18 hábitos que están arruinando la salud de tu corazón.

"Es importante que las personas piensen en cómo su salud y sus comportamientos pueden influir en la salud de las personas con las que viven", explica Mora. "Mejorar nuestra propia salud puede ayudar a otros".

Estas parejas estuvieron en seguimiento durante 5 años para ver la influencia mutua con respecto a los cambios en los hábitos de vida, aunque hubo muy pocos cambios.

El 80% aproximadamente de las parejas de la investigación tenían una salud cardíaca bastante mala y poco saludable debido a una vida sedentaria y el poco ejercicio. Sin embargo, esto no quiere decir que esta sea una causa directa, ya que podrían influir otros factores como el estrés financiero y la falta de sueño.

Este alto porcentaje también se podría explicar debido a que las personas que decidieron participar en este programa de bienestar sabían que su estado de salud no era el mejor, por lo que esto les serviría para conocer el factor de riesgo.

9 alimentos que ayudan a cuidar tu corazón para que esté en forma.

Además, al extraerse dicho datos de una encuesta, siempre puede haber respuestas poco veraces en cuando a la cantidad de ejercicio realizado o el tipo de alimentos que se consumen a la semana.

Sin embargo, este no es ni el primer ni el último estudio que gira entorno a este tema, pues otros realizados a parejas casadas en Italia, Bélgica e Inglaterra o Corea del Sur llegaron a las mismas conclusiones.

Estos resultados podrían ser un punto de partida para buscar formas de promover hábitos de vida saludables en parejas, puesto que varias investigaciones aseguran que este tipo de iniciativas pueden ser más efectivas que las propias intervenciones individuales.

"Nuestros datos sugieren que los factores de riesgo y los comportamientos van de la mano en las parejas", añade la cardióloga. "En lugar de pensar en intervenciones para individuos, podría ser útil pensar en intervenciones para parejas o familias enteras".

Otros artículos interesantes:

Trastornos neurológicos, pulmonares y cardiovasculares: las secuelas del COVID-19 a largo plazo que ya han identificado los científicos

18 hábitos que están arruinando la salud de tu corazón

9 alimentos que ayudan a cuidar tu corazón para que esté en forma