Pasar al contenido principal

El Parlamento británico no acuerda ninguna alternativa al plan de Theresa May, que gana apoyos entre los 'tories'

Theresa May en el Parlamento británico
Theresa May en el Parlamento británico. Reuters
  • Tras asumir el control del proceso, el Parlamento británico no ha llegado a ningún acuerdo sobre una alternativa al plan de Theresa May.
  • No han salido adelante ni la opción de seguir en la unión aduanera, ni un Brexit duro, ni un segundo referéndum.
  • Theresa May anunciaba antes de la serie de votaciones que dimitirá si el Parlamento británico aprueba su acuerdo para el Brexit.
  • El Parlamento británico podría votar por tercera vez el acuerdo este jueves o viernes, siempre que John Bercow lo permita.

Las piezas se mueven, pero el puzzle del Brexit sigue sin encajar. Este miércoles, el Parlamento británico ha llevado a cabo una serie de votaciones sobre alternativas al acuerdo de May con la UE, pero ninguna ha conseguido una mayoría entre los comunes.

El Parlamento británico había tomado el control del proceso el pasado lunes, tras la renuncia de Theresa May a someter su acuerdo por tercera vez a votación al no lograr el apoyo de los laboristas y los unionistas.

Así, este jueves se han llevado a cabo las llamadas "votaciones indicativas" que acordaron los comunes el pasado lunes para desbloquear el Brexit. Sin embargo, no han salido adelante ni la opción de seguir en la unión aduanera propuesta por los laboristas, ni un Brexit duro, ni un segundo referéndum.

Leer más: Theresa May anuncia que dimitirá si el Parlamento británico aprueba su acuerdo para el Brexit

Este bloqueo es más grave aún que el del acuerdo de Theresa May con la UE, ya que revela que no existe ninguna hoja de ruta que cuente con una mayoría entre los parlamentario británicos.

Especialmente, porque solo quedan 2 semanas para la nueva fecha límite: el 12 de abril.

Si para entonces el Parlamento británico no ha aprobado el acuerdo con la UE, deberá comunicar si quiere un Brexit duro en ese momento o si solicita una extensión larga del Artículo 50 (confirmando así la participación de Reino Unido en las elecciones europeas de mayo).

May dimitirá tras el Brexit y gana más apoyos entre los tories

Quizás, uno de los motivos por los que ninguna alternativa ha salido adelante es porque a media tarde, antes de las "votaciones indicativas", Theresa May se ha reunido con el Comité 1922 y ha prometido a varios compañeros tories que dimitirá si se aprueba su acuerdo para el Brexit.

"Estoy preparada para dejar este trabajo antes de lo que pretendía para asegurar un Brexit suave y ordenado", ha comentado a sus colegas, tal y como ha desvelado un diputado tory presente en la reunión, añadiendo que May ha "dicho que se iría antes de lo previsto, siempre y cuando se apruebe el acuerdo de retirada".

En los minutos siguientes, varios pesos pesados de los conservadores han anunciado que ahora sí apoyarían el acuerdo de May en la próxima votación, entre ellos dos de los mayores adversarios internos de la primera ministra: Boris Johnson y Jacob-Rees Mogg.

Sin embargo, los conservadores del Grupo de Investigación Europeo del Parlamento británico aseguraban tras el anuncio de May que no votarán "de ninguna manera" a favor del acuerdo de May, según una fuente de la facción.

Leer más: El comercio de Reino Unido tras el Brexit será peor que estando en la UE

En cualquier caso, no se ha especificado una fecha concreta para la dimisión de May, ni qué ocurrirá si el acuerdo es rechazado por tercera vez en el Parlamento británico.

Algunos medios británicos apuntan a que May podría presentar su acuerdo por tercera vez a votación este mismo viernes.

En cualquier caso, se trata del mismo acuerdo que la semana pasada prohibía tajantemente someter a una tercera votación John Bercow, Mr. Speaker de la Cámara de los Comunes, a menos que no contuviese "cambios sustanciales" respecto al texto presentado en las dos ocasiones anteriores.

Por el momento, no se ha anunciado ningún cambio sustancial. El Brexit vuelve a la casilla de salida.

Y además