El paro de transportistas en Navidad dejará una factura de 3.600 millones de euros: esto es lo que piden los camioneros

Camión eléctrico de SCANIA en una carretera alemana
  • Más de 600.000 pequeños comercios dependen de las ventas en los días navideños.
  • El último cese de actividad fue en 2008 y provocó desabastecimiento y atascos.
  • A las reivindicaciones históricas de los camioneros se suma una situación límite, de crisis de transporte y subida de carburantes.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un agujero de 3.600 millones de euros en 3 días. Es más de lo que España exporta a Alemania en un mes, equivale al aumento del gasto en pensiones en 2021 por la inflación y ahora también son las pérdidas que provocará el paro de los transportistas en el comercio español.

La patronal del transporte anunció hace un mes que convocaría un cese de actividad entre el lunes 20 y el miércoles 22 de diciembre, justo antes de Navidad. Curiosamente, el paro se anunció un día después de que el Consejo de Europa diera luz verde a la Euroviñeta, una medida que trae de calle a los camioneros y que abrió la caja de los truenos.

Entonces, el Gobierno confiaba en llegar a un acuerdo con los transportistas. Pero lo cierto es que quedan 3 días, la patronal mantiene el paro y el nerviosismo empieza a crecer. 

Los transportistas convocan una huelga de 3 días antes de Navidad: "Solo un cambio radical y urgente" podría evitarla.

El 85% de las mercancías en España se mueven en camión, según cálculos de la Confederación Española de Transporte de Mercancías. Tres días con los camiones parados en un momento pico puede convertirse en una auténtica pesadilla antes de Navidad.

Los que más lo sufrirían serían los pequeños negocios. Las tiendas dejarían de recibir productos para poder vender justo los días en los que el consumo se dispara. 

La postal de estanterías casi vacías, de hecho, no sería un disparate. El último cese de actividad de los transportistas tuvo lugar en 2008, antes de la crisis financiera, y provocó problemas de desabastecimiento y atascos.

Este agujero de pérdidas alcanzaría los 3.600 millones de euros, avisan desde la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA).

Diciembre es un mes clave para muchas empresas españolas. En el caso de las jugueteras, por ejemplo, alrededor de la mitad de su facturación depende exclusivamente de la campaña de Navidad. 

En España desarrollan su actividad en el comercio al por menor unos 600.000 comercios. La media de facturación de un pequeño comercio es de 120.000 euros anuales y el 20% se realiza casi exclusivamente en los 6 días más importantes de la Navidad, suponiendo unos 3.000 euros de facturación al día, señalan desde UPTA.

"Todos los pequeños negocios tienen depositadas sus esperanzas en Navidad para tratar de enderezar un poco la pírrica facturación que han tenido durante 2021. Autónomos que, en su mayoría, también tienen que asumir, a pulmón, el sobrecoste de los carburantes, que en muchos casos son esenciales para desarrollar su actividad", añaden.

Noviembre y diciembre son los mejores meses para que los autónomos ahorren en impuestos: esto es lo que puedes hacer.

En los últimos días, el Gobierno se ha lanzado a la desesperada para frenar el paro de transportistas, pero las reuniones no parecen satisfacer las reivindicaciones de la patronal. Pero, ¿qué es lo que piden?

Se buscan camioneros: los transportistas denuncian la precariedad en un empleo que cada vez atrae a menos trabajadores

Lo cierto es que la crisis del transporte viene de largo. Los transportistas denuncian que llevan años pidiendo soluciones. Lo que ocurre ahora es que a las reivindicaciones históricas se le suma una situación límite, con problemas logísticos y subida de carburantes.

Luz verde a la Euroviñeta, la gota que colma el vaso

El 11 de noviembre, la patronal del transporte convoca el paro. Curiosamente, un día antes, una decisión en el seno de la UE se convertía en el detonante.

El 10 de noviembre, el Consejo de Europa aprobó la reforma del sistema de peajes para transporte pesado en carretera. Es la famosa Euroviñeta, conocida por una pegatina que se coloca en el parabrisas. El Gobierno tiene ahora 2 años para incorporarla en la legislación.

El objetivo de la Euroviñeta es trasladar al transporte de mercancías, responsable de casi un tercio de las emisiones de dióxido de carbono, la idea de que "el que contamina paga".

Esto implicaría un pago extra por uso de las carreteras. El problema es que este es un peaje que los camioneros consideran saldado con otros impuestos. Entre la tasa de hidrocarburos y el IVA, se ingresan 19.000 millones de euros en las arcas públicas. 

15.000 camioneros sin relevo generacional

La patronal se queja de unas condiciones laborales que menoscaban la profesión. Faltan camioneros y, como las condiciones para ser camionero no son atractivas, no logran cubrir las vacantes. Es la pescadilla que se muerde la cola.

La patronal calcula que en España hacen falta unos 15.000 camioneros. El problema es que no hay relevo generacional por unas condiciones laborales “que hacen que la profesión no sea atractiva para los jóvenes”, explica José María Quijano, secretario general de la patronal.

Esperas de varias horas a la intemperie y tener que descargar las entregas

¿Cuáles son esas condiciones laborales que hacen menos atractiva la profesión? Un ejemplo es que a muchos conductores les toca hacer carga y descarga, porque no hay ninguna regulación que lo prohíba. 

“Su tarea es conducir, no estar haciendo otras cosas después de recorrer cientos de kilómetros”, critican desde la patronal. 

Otra queja es que no hay ningún tipo de limitación cuando recogen las mercancías. Esto hace que muchos clientes se retrasen y hagan esperar a los transportistas, lo que hace que el conductor tenga que esperar durante horas, a veces a la intemperie, provocando una ruptura en la cadena logística.

Alta tensión por la subida de la gasolina y los costes de transporte

En el último año, los camioneros hacen frente a una continua escalada de costes por la subida de la inflación, desde el combustible, un 40% más caro que hace un año, hasta las ruedas, que se han encarecido un 10%.

"Si no podemos trasladar los incrementos de costes al mercado, tendremos que parar, porque nos vamos a arruinar”, explican desde la patronal.

El 60% de las empresas subirá el precio de sus productos en 2022 por la presión en costes y un 30% ya lo ha hecho.

La mayoría de empresas que trabaja en el sector son pymes, con márgenes muy estrechos que dependen de los precios que fija el mercado, y muchas ya han entrado en pérdidas.


Otros artículos interesantes:

Los transportistas convocan una huelga de 3 días antes de Navidad: "Solo un cambio radical y urgente" podría evitarla

Los comerciantes alertan: la campaña de Navidad está en peligro

Soy camionero y conduzco por las 'Highlands' de Escocia, pero siempre saco un hueco para escribir y hacer un podcast: así es mi trabajo

Te recomendamos

Y además