El parpadeo de esta estrella gigante en la Vía Láctea ha sorprendido a los astrónomos, aunque ya han encontrado una posible respuesta

Imagen de la Nebulosa de la Calabaza, tomado el 3 de febrero de 2017, por la NASA.
Imagen de la Nebulosa de la Calabaza, tomado el 3 de febrero de 2017, por la NASA.

NASA/ESA

  • El telescopio VISTA (Visible and Infrared Survey Telescope for Astronomy), del Observatorio Paranal de ESO (European Southern Observatory), ha sido el encargado de observar este fenómenos, bautizado como VVV-WIT-08.
  • En la Vía Láctea, se han encontrado más eventos como este, en los que estrellas se atenuaban hasta en un 50%, en periodos espacios de tiempo, volviendo a brillar en un plazo casi constante.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cuando los astrónomos se encuentran con algo desconocido, la reacción es evidente y muy humana, exclamando al momento un sutil "qué es esto" o "WIT" ("What is this?", por su traducción del inglés). Si son menos cuidadosos, pueden llegar a proclamar "WTF", bautizando así a estrellas que ya les sorprendieron en otro momento, como la conocida como Estrella WTF.

En este caso, los astrónomos observaron una estrella parpadeante que cuenta con 100 veces el tamaño del Sol, a 25.000 años luz de distancia, y se encuentra cerca del corazón de la Vía Láctea. Por ello, estos la han bautizado como VVV-WIT-08.

El telescopio VISTA (Visible and Infrared Survey Telescope for Astronomy), del Observatorio Paranal de ESO (European Southern Observatory), que lleva en pie desde 2009, fue el encargado de observar este fenómeno.

VISTA observa el cielo estrellado.
VISTA observa el cielo estrellado.
Y. Beletsky (LCO)

ESO

Así, revelaron mediante VISTA que durante cientos de días la estrella se atenuaba hasta en un 97%, mientras que paulatinamente comenzaba a regresar a su anterior brillo. Fue en 2012 cuando comenzó su desvanecimiento y, en abril de ese mismo año, casi llega a desaparecer, hasta comenzar de nuevo su recuperación.

Las observaciones del telescopio revelaron que durante unos pocos cientos de días la enorme estrella, que se encuentra a más de 25.000 años luz de distancia, se atenuó en un 97% y luego volvió lentamente a su brillo anterior. “Parecía surgir de la nada”, afirmó Leigh Smith, del Instituto de Astronomía de la Universidad de Cambridge (Inglaterra), a The Guardian

Por qué se produce este parpadeo

La primera hipótesis que manejaron los astrónomos, que han publicado sus hallazgos en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, fue que la estrella se situaba en una región muy densa de la galaxia y, por esto, comenzaron a preguntarse si un objeto oscuro desconocido se había desviado frente a esta por casualidad

Sin embargo, esta primera hipótesis resulta muy improbable, ya que tendrían que existir numerosos e inverosímiles objetos oscuros flotando por la Vía Láctea. Por ello, comenzaron a barajar que el oscurecimiento se debiera a que un planeta en órbita u otra estrella rodeada por polvo se hubiera cruzado al frente, bloqueando la luz que puede llegar a la Tierra.

"Las propiedades físicas de la estrella gigante en sí parecen algo inusuales, lo que en última instancia puede proporcionar una pista sobre la naturaleza del sistema", han explicado los investigadores en el estudio.

Una nave espacial que roza el sol capta por primera vez en vídeo una erupción de plasma masiva en la superficie solar

En este sentido, lo más probable es que el telescopio se oscureciera, al coincidir con un disco de polvo inclinado que se asemejaba a una elipse de la Tierra, con un radio enorme de, al menos, un cuarto de la distancia entre la Tierra y el Sol, es decir, gigantesco.

Además, esta teoría es la más factible, ya que los astrónomos se han topado con fenómenos así, como sucede cada 27 años con otra estrella gigante, Epsilon Aurigae, que se atenúa un 50%. Por ello, los investigadores no tienen muy claro cuándo volverá a atenuarse VVV-WIT-08, aunque pronostican que de 20 a 200 años. A pesar del desconocimiento, este evento ayuda a los astrónomos a comprender mejor el universo.

“Una vez que comienzas a acumular colecciones de varias de estas cosas, puedes mirar sus propiedades en conjunto y desentrañar los misterios de dónde provienen estos discos”, aseguró Smith. “Nos permite aprender cómo evolucionan estos sistemas y qué hacen al final de sus vidas”.

LEER TAMBIÉN: Este agujero negro, bautizado como Ricitos de oro, es una "reliquia antigua" y podría haberse creado antes de las primeras estrellas y galaxias

LEER TAMBIÉN: Los planes de Elon Musk, Jeff Bezos y Richard Branson para conquistar el espacio

LEER TAMBIÉN: Así trabaja un fotógrafo gastronómico: iluminación como eje principal, un método de trabajo bastante específico y multitud de lentes y focos

VER AHORA: Tomás Villén, director general de Porsche Ibérica: “En 2021, más de la mitad de nuestras ventas serán coches eléctricos; hemos conseguido poner alma a la electrificación”