"Málaga está expulsando a gente": por qué el modelo del Parque Tecnológico no está caduco en el 'Silicon Valley andaluz', según su director

Calle Marqués de Larios, Málaga .
Calle Marqués de Larios, Málaga .
Wikicommons
  • Felipe Romera es el director del Parque Tecnológico de Andalucía y rechaza que su modelo esté caduco. Comparte su opinión en Business Insider España sobre el estado urbanístico de la ciudad como capital tecnológica.
  • "Málaga ciudad está expulsando a la gente. Porque en Málaga ciudad hay pisos turísticos que no sirven para la gente que viene aquí a teletrabajar", reconoce.
  • "El mercado te lo marca todo", matiza, por lo que el modelo del PTA sigue atendiendo a trabajadores que provienen no solo de Málaga, sino de otras ciudades de la provincia.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La pandemia lo ha cuestionado todo. También cómo trabajamos o qué modelos de ciudad se deben perseguir.

Una serie de especialistas en urbanismo consultados en Business Insider España remarcaron en un reportaje publicado hace unos días cuáles eran los desafíos de la emergente Málaga tecnológica, ahora que multinacionales como Vodafone o Google han anunciado la creación de nuevas sedes y centros de excelencia en la capital de la Costa del Sol.

Varios reconocían la audacia que supuso la creación del Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) en la ciudad. Se trata de una superficie de más de 200 hectáreas que, inaugurada en 1992, ha permitido la llegada de industrias tecnológicas a la ciudad. Sin embargo, los mismos expertos alertaban de que su modelo podía estar agotándose con el desarrollo de nuevas realidades, como el teletrabajo.

Que las tecnológicas apuesten por tu ciudad no siempre es bueno: el modelo de Málaga abre la puerta a nuevos pelotazos urbanísticos, alertan expertos

Felipe Romera, el director del Málaga TechPark, como también se conoce al PTA, no comparte esa opinión, aunque sí reconoce que el fenómeno de los pisos turísticos está expulsando "a gente de la ciudad" y no sirven "para los que vienen a teletrabajar". "El mercado te lo marca todo", apostilla. Por eso señala que al PTA vienen trabajadores de otros municipios de la provincia y destaca su posición estratégica. También manifiesta que quienes busquen más zonas verdes y emplazamientos amigables con la naturaleza optan por pueblos de la provincia o por la costa.

Además, los expertos citados se sumaban a las urgencias y desafíos que el propio director del PTA habían hecho en el pasado. El PTA, ahora también conocido como Málaga TechPark, se ubica en el distrito de Campanillas, a unos 15 kilómetros del centro de la ciudad, y su acceso se hace por el momento solo por carretera.

Felipe Romera, director de este Parque Tecnológico y presidente de la APTE, la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España, confirma esos desafíos. El Parque, no obstante, "puede morir de éxito", matiza, si no se resuelven los problemas de accesibilidad con la implementación de un transporte público de masas. "Llámalo Cercanías", resume Romera en declaraciones a Business Insider España.

Este medio ha podido mantener una conversación con Romera en la que el responsable del PTA expone los que, a su juicio, son algunos de los desafíos tanto de este emplazamiento como el de los numerosos parques científicos y tecnológicos que se han desarrollado en el suelo español. Muchos de estos argumentos se seguirán desarrollando en un segundo artículo, como el que plantea que un parque tecnológico no busca el desarrollo inmobiliario, sino el desarrollo económico.

"Hacemos edificios, pero nuestro objetivo no es el inmobiliario. Hacemos edificios para tener empresas, y que esas empresas colaboren entre sí y con la universidad, y se cree un ecosistema de innovación", zanja. "Un inversor viene a Málaga o a cualquier otro lado y no le interesa que se genere un sistema de innovación, lo que quiere es que sus oficinas se llenen de empresas".

No es una lucha entre parque y ciudad

El Parque Tecnológico de Andalucía, en Campanillas (Málaga).
El Parque Tecnológico de Andalucía, en Campanillas (Málaga).

Junta de Andalucía

A pesar de que tanto Google como Vodafone se han convertido en las nuevas exponentes del aterrizaje de multinacionales tecnológicas en Málaga, ambas compañías ya contaban con presencia en la provincia. En concreto abrirán un nuevo centro de excelencia de ciberseguridad, en el caso de la primera, y un centro europeo de I+D+i, en el caso de la teleco.

En ese sentido, Romera aclara que el hecho de que puntualmente estas sedes no desembarquen en Málaga TechPark no es mala noticia para el parque. "Lo que se vaya a hacer en la ciudad ya veremos cuándo se hace y cuántos años se necesitan para que se haga. Mientras tanto, en el Parque ya somos receptores. Las empresas de grandes dimensiones se van al parque".

Rocío Heredero trabaja en Google desde Málaga como especialista en ciberseguridad y no tiene el grado universitario: "Ellos apuestan más por habilidades que por títulos"

"Esto no es una pelea. No quiero que se vea nunca esto como una pelea entre parque y ciudad. Somos una misma cosa, donde el parque hace de corazón, de motor, de referente del sistema de innovación malagueño. Eso es así y no hay que darle más vueltas", continúa.

"¿Que fruto del Parque se van a desarrollar edificios de oficinas en Málaga? ¡Bienvenidos sean! Y si eso contribuye al desarrollo económico de la ciudad, pues mucho mejor. Es una postura que no se puede ver de otra forma". 

"A mí no me preocupa porque en el Parque tenemos un plan. Hemos visto que el nivel de inversiones en el Parque está creciendo, no disminuyendo. No voy a entrar en una discusión quijotesca entre Parque o ciudad", zanja. "Que haya teóricos, y lo digo en el buen sentido, diciendo que es mucho mejor que venga la gente a la ciudad... Pero luego la gente en la ciudad, tú mismo me lo estás diciendo, ¡es que no hay espacios verdes! Y la gente quiere espacios verdes".

Málaga expulsa habitantes: los trabajadores eligen otros destinos

Romera reconoce que "el entorno lo marca todo" y recuerda que de las casi 300 hectáreas del PTA la mayoría son jardines. "No me voy a poner a juzgar si [Málaga] tiene muchos o pocos [espacios verdes]", matiza. "Pero mucha gente busca un lugar que sea amigable con la naturaleza. Todo esto es una mezcla de todo".

"Por eso en el Parque desarrollaremos también soluciones habitacionales. Lugares para que la gente, cuando venga de fuera, pueda estar uno, dos o tres meses viviendo hasta que encuentre un lugar en el que vivir. Por eso mucha gente se va a vivir a los pueblos o a la costa. Esa idea de que se cuente con espacios verdes, evidentemente la ciudad tiene los que tiene: no me voy a poner a juzgar si tiene muchos o pocos", continúa.

Romera responde a quienes piensan que la opción de instalar más zonas verdes en la ciudad puede animar a que venga más gente. "¡O no!", matiza. "El mercado te lo marca todo". De hecho, el director del Parque Tecnológico de Andalucía advierte que él no quiere "contrarrestar una opinión", ya que "quien la tenga, la sabrá defender". Pero sí pretende advertir que el debate es mucho más complejo.

El plan de España para atraer teletrabajadores tiene fisuras: favorecerá más gentrificación y seguirá siendo una economía "rehén", critican estos expertos urbanistas

"Si yo analizo de dónde viene la gente al PTA, viene gente de la costa, de los Alhaurines, del Valle del Guadalhorce. Antequera está a 25 minutos, Marbella está a 30. Estamos a una distancia en la que ocupamos un territorio de un millón y medio de habitantes, más del doble que la población de la ciudad. Ese modelo es único en la comunicación del PTA".

"¿Que es más sostenible vivir en la calle Larios? ¡Fantástico! Pero es que Málaga ciudad está expulsando a la gente, porque en Málaga ciudad hay pisos turísticos que no sirven para la gente que viene aquí a teletrabajar". La calle Larios está en el Centro Antiguo de la ciudad. Romera continúa con el ejemplo: "Los pisos turísticos han estado cerrados con la pandemia", pero ahora que la crisis remite, "si un propietario saca 2 o 3 veces más con un piso turístico que con un alquiler a largo plazo, ¿qué va a hacer? Pues poner un piso turístico".

"¿Dónde se ubicará la gente? Donde pueda", concluye. "Se ubicarán en Málaga si encuentran. Se ubicarán en un lugar con más zona verde. El discurso es complejo y todos tenemos razones". Sobre las distancias de Málaga al Parque Tecnológico, Romera recuerda que él vive en El Palo —una barriada al este de la capital, mientras que Campanillas está al oeste— y tarda "20 minutos" en llegar en coche.

"Nosotros queremos que el Parque siga siendo un gran foco de atracción, más que nunca, y fruto fundamentalmente de la buena visión que ha levantado Málaga en el mundo". "El tema de Vodafone y Google", continúa, "ha sido relevante". "A nosotros nos da igual que estén o no en el Parque. Google vuelve a estar en el Parque que tenemos con la universidad. Lo que nos interesa es que participen en nuestro ecosistema".

Otros artículos interesantes:

El nuevo proyecto de Silicon Valley español está en Málaga: así quiere liderar el sector tecnológico la ciudad andaluza

El pan más caro del mundo es una hogaza de 1.480 euros que se hace en un pueblo de Málaga de menos de 800 habitantes y ha aumentado sus ventas en plena pandemia

De programar videojuegos con 10 años a ser el cerebro de la ciberseguridad de Google desde Málaga: así ha sido la trayectoria de Bernardo Quintero