¿Es malo comer mucha sandía? Esto es lo que le pasa a tu cuerpo si comes esta fruta muy a menudo

niños comiendo sandía
Unsplash
  • Llegado el verano es habitual atiborrarse de sandía, ya que este alimento refresca e hidrata como pocos. Pero a veces preocupa su contenido en azúcar.
  • La realidad es que mientras que el azúcar presente de manera natral en las frutas no es dañino, la sandía contiene antioxidantes como los licopenos con beneficios para tu salud.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Seguramente te pases el verano tomando sandía. 

Este alimento resulta perfecto para combatir las altas temperaturas de esta época del año, pues refresca, hidrata y además endulza.

Esto se debe a que buena parte de su contenido es agua. Por lo que comer esta fruta puede ser una forma perfecta de compensar la deshidratación que suele generar el calor durante el verano.

Claro, que sea muy rica en agua, hace que la sandía no sobresalga mucho en el resto de nutrientes. Pero aunque se tienda a pensar que solo es agua y azúcar, lo cierto es que no es del todo así.

Su color rojizo indica que aporta licopenos, un antioxidante encargado de otorgar esta tonalidad a los frutas y verduras, y que es bastante beneficioso para tu organismo.

Por lo que si te preguntas si es bueno comer sandía, no hay razón para dejar de hacerlo. Aquí algunos beneficios que te aportará tomar esta fruta.

Te ayudará a mantenerte hidratado

Beneficios de comer sandía.
Getty Images

Aunque beber agua es clave para asegurar a tu cuerpo los niveles de  hidratación que requiere, no es la única manera de hacerlo.

En este sentido, un extra, sobre todo en verano, es comer alimentos con alto contenido de agua.

La sandía es la fruta que más cantidad de agua tiene, hasta un 95% de su peso, y por ello, uno de los alimentos más hidratantes y refrescantes que consumir en verano.

El agua permite metabolizar y transportar carbohidratos y proteínas en el torrente sanguíneo y los desechos fuera del organismo. También hacer que tu piel luzca mejor, entre otras muchas funciones, por lo que asegúrate de hidratarte de manera correcta en esta época del año.

Puede ayudarte a obtener los niveles de potasio que tu cuerpo necesita, lo cual beneficiará tu salud cardiovascular

Beneficios de comer sandía.
Getty Images

El potasio en tu cuerpo genera una pequeña carga eléctrica que hace que las células nerviosas envíen "señales para que el corazón lata con regularidad y los músculos se contraigan". 

Este mineral también ayuda a contrarrestar los efectos del exceso de sodio en la dieta, lo que pude conducir a una presión arterial alta.

Si bien la sandía no es la mejor fuente de potasio, sí que aporta cierta cantidad considerable de este mineral. Lo que te puede ayudar a conseguir los niveles diarios recomendados, si lo combinas con otros alimentos como las legumbres o las verduras de hoja verde.

Es fuente de licopeno, un carotenoide que puede hacer mucho por tu salud

Sandía cortada
id-art

Getty Images

La sandía es además una de las principales fuentes dietéticas de licopeno, un carotenoide que puede hacer mucho por tu salud, y que también se encuentra muy presente en los tomates

"Si se trata de comida fresca, no hay nada mejor [en cantidad de licopeno] que la sandía”, comentó a The New York Times Penélope Perkins-Veazie, profesora de la Universidad Estatal de Carolina del Norte en Raleigh (EEUU), quien ha estudiado el licopeno. De acuerdo a sus indicaciones,  la sandía roja tiene más licopeno que otras variedades, y las que no tienen semillas suele tener más”.

Entre los beneficios asociados a este antioxidante se incluyen la protección de la piel frente a los rayos UV ayudar a mejorar la salud visual o combatir el efecto del daño celular.

Ciertas investigaciones también han apuntado a los efectos positivos del licopeno sobre el colesterol LDL (malo), ayudando a reducirlo. 

Podría tener ciertos beneficios sobre tu salud ocular

Sandía
Reuters

Además de licopenos, la sandía contiene cierta cantidad de vitamina A y luteina.  

Todos estos micronutrientes son capaces de mejorar tu salud ocular. Por ejemplo ofreciendo protección frente a la degeneración macular y las cataratas.

Además, de manera concreta el licopeno ayuda contra el daño oxidativo y la inflamación que puede darse en el ojo, explica Healthline.

Puedes comerla sin miedo a engordar o a excederte con el azúcar

mujer comiendo sandía, playa
Scott Webb/ Unplash

Debido a su elevado contenido en agua su aporte energético es bastante bajo.100 gramos de sandía solo aportan 21 calorías, según la Fundación Española de Nutrición. 

Además no conlleva grasa alguna. Por lo que puedes darte el capricho de comer esta fruta aunque estés a dieta.

Y si te preocupa su contenido en azúcar, debes de saber que en realidad es menor que el de otras frutas que no suelen asociarse con esta carga, como asegura al medio estadounidense Jennifer McDaniel, nutricionista y portavoz e la Academia de Nutrición y Dietética de EEUU.

Mientras que una porción media de sandía aportará unos 9 gramos de azúcar, un plátano mediano contiene entre 14 a 15 gramos de azúcar, al igual que una taza de arándanos.

Además, aunque no lleve fibra, su elevado contenido en agua parece ayudar a evitar que tu cuerpo absorba el azúcar de manera rápida.

Otros artículos interesantes:

¿Es malo comer mucha fruta por su alto contenido en azúcar? Esto es lo que dice la ciencia

Ahora que llega la temporada de gazpacho y ensaladas, conoce todo lo que le pasa a tu cuerpo cuando comes tomates de manera habitual

Esto es lo que piensa un nutricionista sobre cenar únicamente una pieza de fruta o un yogur