Esto es todo lo que le pasa a tu cuerpo cuando no comes fruta de manera regular

jóvenes comiendo comida basura
Getty Images
  • Las frutas son una parte importante de un patrón de alimentación saludable y fuente de muchos nutrientes esenciales, como minerales, vitaminas y antioxidantes.
  • No comer frutas hará que te arriesgues a una carencia de nutrientes vitales y que aumente tu riesgo de padecer enfermedades serias o de engordar.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Seguramente todo el mundo sabe que las frutas junto con las verduras son esenciales de una dieta saludable. 

Comer este tipo de alimentos te asegurará obtener todos los nutrientes que tu cuerpo necesita. Puede reducir la presión arterial, el riesgo de enfermedad cardíaca, prevenir algunos tipos de cáncer, y hacerte vivir más. 

Para hacerse una idea, un estudio que comparó la ingesta de frutas y verduras con todas las causas de mortalidad encontró que solo una porción de fruta diaria, (el equivalente a una manzana), significaba 19 meses extra de diferencia entre la vida y la muerte.

Pero a pesar de todos estos beneficios, en general se da una baja ingesta de estos alimentos en todo el mundo. En nuestro país tan solo un 64% de los españoles afirma tomar a diario fruta fresca.

Esta falta se podría compensar con una ingesta variada de verduras. Pero seamos realista, si te cuesta comer algo que resulta jugoso y dulce, no creo que cada día estés optando por darte atracones de brócoli, acelgas y espinacas. —Como confirma el porcentaje relativo al consumo de verdura fresca diaria, que apenas supera el 40% de la población—.

Por lo que quizá mejor empezar por lo más fácil: la fruta, piensa en ella como las gominolas o la comida preparada de la naturaleza.

Quizá nunca encuentres el momento idóneo para comer fruta. Terminas de comer y te apetece algo dulce, pero optas por chocolate o un postre procesado. El desayuno o la merienda serían momentos claves para hacerlo, pero lo mismo, siempre hay opciones más sabrosas y menos sanas tentándote.

Si eres de los que no come nunca fruta aquí algunos de los graves riesgos a los que expones tu cuerpo, para que cambies de actitud.

No estás obteniendo todos los antioxidantes y nutrientes que aportan las frutas

Mujer comiendo fruta.
Moyo Studio

Getty Images

Las frutas aportan un buen número de nutrientes esenciales para tu cuerpo, como minerales y vitaminas que de otra manera podría ser difícil de conseguir.  Entre ellos, la vitamina C, el potasio o los folatos, claves para la creación del glóbulos rojo o el desarrollo del feto durante el embarazo.

No comer fruta te hará más difícil conseguir los antioxidantes y compuestos vegetales que aportan estos alimentos. Lo que hará que tu cuerpo se más vulnerable al daño celular causado por los radicales libres.

Por ejemplo muchos de los fitonutrientes presentes en las frutas se ha visto que son capaces de  aumentar enzimas de desintoxicación, e incluso reparar los daños en el ADN, una de las principales causas del envejecimiento que puede, además, dar lugar a mutaciones que deriven en cáncer.

En concreto, limones, caquis, fresas y manzanas se encuentran entre los alimentos (todos vegetales) que mejor promueven esta capacidad de reparación del ADN en el cuerpo, según un estudio.

Puedes estar aumentando los riesgos de salud cardiovascular

Salud del corazón.
Getty Images

Las dietas ricas en potasio pueden ayudar a mantener una presión arterial saludable. Algunas de las fuentes de este mineral incluyen plátanos, ciruelas melocotones, albaricoques o melón.

Un metaanálisis sobre 469.551 participantes encontró que una mayor ingesta de frutas y verduras se asoció con un riesgo reducido de muerte por enfermedad cardiovascular. El riesgo caía un 4% por cada porción adicional de estos alimentos que se incluía en la dieta diaria.

A su vez, una revisión de 9 estudios, recogida pro Healthline, encontró que cada porción diaria de fruta consumida redujo el riesgo de enfermedad cardíaca en un 7%.

Además, las frutas son bajas en calorías, sodio, grasas y no aportan colesterol, factores óptimos para la salud de tu corazón.

Y también de diabetes

Diabetes.
Getty

Aunque asocies fruta a azúcar, la realidad es que el consumo de fructosa presente de manera natural en los alimentos no conlleva perjuicios para la salud como lo hace la industrial. Así que no tengas miedo de pasarte con la fruta.

Un estudio de más de 66.000 mujeres en el Nurses 'Health Study, 85.104 mujeres del Nurses' Health Study II y 36.173 hombres del Health Professionals Follow-up Study, encontró que un mayor consumo de frutas enteras — especialmente arándanos, uvas y manzanas— se vinculó con un menor riesgo de diabetes tipo 2. 

Ciertos tipos de frutas podrían proteger contra el cáncer

Cáncer de mama

Getty Images

Aunque hace falta mucha más investigación, la evidencia apunta a que una dieta rica en frutas y verduras parece tener un efecto protector frente a la aparición de ciertos tipos de cáncer.

Según una investigación que siguió a 90. 476 mujeres premenopáusicas durante 22 años, aquellas que comieron mayor cantidad de fruta durante la adolescencia (aproximadamente 3 porciones al día) tenían un 25% menos de riesgo de desarrollar cáncer de mama en comparación con las que consumían la menor cantidad (0,5 porciones) al día.

Asimismo, los investigadores también siguieron a 90.534 mujeres premenopáusicas durante 20 años y encontraron que una mayor ingesta de fibra durante la adolescencia y los primeros años de edad adulta se asoció con un riesgo reducido de cáncer de mama a lo largo de los siguientes años. En concreto aquellas que llevaron la ingesta más alta de fibra a base de fruta tuvieron un riesgo 12% menor de cáncer de mama.

Es posible que tu salud intestinal se resienta si no comes fruta

Dolor de estómago.
Getty

Como las verduras, las frutas también son una excelente fuente de fibra dietética, que puede ayudar a mantener un intestino sano y prevenir el estreñimiento y otros problemas digestivos. 

Una dieta rica en fibra también puede mejorar los niveles de colesterol y azúcar en sangre e incluso reducir el riesgo de padecer cáncer de intestino.

También contienen polifenoles, antioxidantes que han demostrado alterar la microbiota intestinal mejorando la proporción de bacterias saludables frente a las dañinas.

Quizá te cueste más controlar el apetito y termines engordando

mujer mirando interior de nevera, comer, hambre

Getty Images

Las frutas son el snack perfecto para picar entre horas de forma sana y sin añadir muchas calorías o grasas extra a tu cuerpo.

Estos alimentos son un buen aliado cuando estás intentando no engordar. Ya que la fibra presente en muchos de ellos te ayudará a mantener la sensación de saciedad por más tiempo. También contribuirá a esto su elevado contenido en agua y el esfuerzo extra que suele conllevar masticarla la mayoría de frutas.

A este respecto, datos de un estudio de seguimiento sobre profesionales de la salud muestra que aquellas personas que aumentaron su ingesta de frutas y verduras durante un período de 24 años tuvieron más probabilidades de adelgazar que aquellos que comieron la misma cantidad o disminuyeron su ingesta. En concreto, los frutos del bosque, las manzanas y las peras fueron las frutas que más se asociaron con la pérdida de peso.

Otros artículos interesantes:

9 formas sencillas de integrar las verduras en tu dieta para comer más sano

7 síntomas que indican que no estás comiendo tanta verdura como deberías, según la ciencia

¿Es malo comer mucha fruta por su alto contenido en azúcar? Esto es lo que dice la ciencia