Así se vengará tu cuerpo si no comes los suficientes carbohidratos

Carbohidratos

Getty Images

Aunque depende mucho de tu edad, nivel de actividad física o práctica de deporte, en líneas generales los carbohidratos deben representar el 50 o 55 % de las calorías diarias de la dieta

Las Dietary Guidelines for Americans recomiendan que los carbohidratos representen entre el 45% y el 65% del conteo calórico. Calculado de otro modo, de las 2.000 calorías diarias de una persona, entre 900 y 1.300 deberían ser hidratos de carbono. Lo más importante es fijarse en su calidad, y no tanto en su cantidad

Este macronutriente es el carburante de tu organismo: tu cuerpo transforma los hidratos en un azúcar conocido como glucosa, principal fuente de energía para procesos fisiológicos y actividades de la vida cotidiana. 

También alimentan los órganos vitales, incluyendo el cerebro, el sistema nervioso central y los riñones, y son especialmente cruciales a la hora de hacer ejercicio

23 ingredientes para rellenar tus sándwiches y conseguir bocadillos originales, sanos y con un toque gourmet

Según la Clínica Mayo, las fuentes de carbohidratos más saludables son generalmente los complejos, caracterizados por un índice glucémico más bajo —aunque también hay otros saludables con índice alto, como las patatas—. Algunos ejemplos son los granos integrales, legumbres, verduras, frutas y semillas. 

Para adelgazar, muchas personas reducen los hidratos pero en algunos casos, de forma exacerbada y peligrosa. A largo plazo, dietas como la paleo o la keto están asociadas a una menor esperanza de vida y a mayor riesgo de enfermedades como cáncer de colon, alzhéimer, problemas de corazón, enfermedad renal crónica y diabetes. 

¿Qué le sucede a tu cuerpo cuando no consumes los suficientes carbohidratos? Si practicas la mencionada dieta cetogénica —cuyo enfoque más común implica un 70% de grasa, 25% de proteína y solo 5% de carbohidratos netos— son habituales consecuencias como el mal aliento, el estreñimiento, el dolor de cabeza y los calambres. 

Además, desde Eat This Not That destacan 4 consecuencias para tu organismo del déficit de carbohidratos. Recuerda que tanto en tu cuerpo como en la naturaleza, en el equilibrio reside la clave.

Molestias digestivas por la falta de fibra

Dietas como la keto restringen mucho la pasta o el arroz.

Los dolores estomacales y problemas digestivos pueden llegar a tu vida si limitas los carbohidratos, ya que consumirás menos fibra, un nutriente clave para aumentar el volumen de las heces y mantener un tracto gastrointestinal saludable. 

Las dietas bajas en carbohidratos limitan mucho la fibra, especialmente presente en legumbres, frutas, semillas y hortalizas. 

Corazón en peligro

Una cosa es abandonar los hidratos de carbono simples y poco saludables como el pan blanco, los pasteles o la comida chatarra, y otra bien distinta suprimir o dejar a niveles mínimos este macronutriente tan esencial en tu dieta. 

Según un estudio publicado en The Asia Pacific Journal of Clinical Nutrition, prescindir de carbohidratos es perjudicial para tu corazón, ya que incrementa el riesgo de enfermedades cardiovasculares y arritmia a largo plazo.

Falta de potasio

Plátano

Este mineral se pierde en mayor medida cuando merma la presencia de hidratos en la dieta. Según un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition, una disminución en la ingesta de carbohidratos va de la mano con un aumento en la micción, lo que provoca que se eliminen varios nutrientes del organismo. 

La carencia de potasio puede desencadenar otros efectos perjudiciales a largo plazo, como problemas de presión arterial o cálculos renales. Tu musculatura también precisa este mineral para funcionar adecuadamente. 

Desequilibrios vitamínicos

Si rechazas comer habitualmente determinadas frutas y verduras, te faltarán numerosas vitaminas y minerales claves para alcanzar un bienestar y salud óptima. 

Una investigación publicada en The Journal of the International Society of Sports Nutrition alerta de que las dietas que restringen los carbohidratos de forma severa carecen de los niveles adecuados de vitamina B7, vitamina D, vitamina E, cromo, yodo y molibdeno

Estos nutrientes esenciales garantizan el funcionamiento adecuado de los órganos y la salud corporal. A consecuencia de su falta experimentarás pérdida de cabello, aumento de peso, pérdida de memoria y otros nefastos efectos. 

Dormir peor

La falta de hidratos no solo atañe al cuerpo, sino también a la mente: un estudio publicado en Pediatrics advierte que un menú sin carbohidratos vapulea la calidad del descanso y destroza tu higiene del sueño.

Si duermes mal, también empeorará tu salud mental, concentración, estado de ánimo o productividad.

Otros artículos interesantes:

Más motivos para evitar los hidratos refinados: un estudio vincula índices glucémicos altos con mayor riesgo de cáncer de mama

Una revisión de 123 estudios revela 5 enfermedades graves asociadas a la dieta keto

Mis 6 comidas ricas en proteínas favoritas de 2021 para perder grasa y ganar masa muscular

Te recomendamos