Qué pasa si una gestora te hace mal la declaración de la renta: así puedes actuar si Hacienda quiere sancionarte

Una pareja discute con su gestora bancaria.

gettyimages

  • Has confiado en una gestora para que te hagan la declaración de la renta y no cometer errores y son ellos los que se equivocaron: ¿qué hacer entonces?
  • La cuestión es dilucidar de quién es la responsabilidad, y si no recae en ti, puedes emprender dos tipos de acciones legales. 

Es tan molesto que igual ni te lo has planteado. No se te da bien el papeleo o no te arriesgas a cometer errores y confías tu declaración de la Renta a una gestora para que todo esté bien y, de paso, pagar lo menos posible o recuperar lo más posible. Sin embargo, comenten un error que te lleva o llevará a una notificación de Hacienda. ¿Qué hacer entonces?, ¿eres tú el responsable o lo es la gestora?, ¿tiene solución?

Te querías quitar estrés y te surge esta situación de máxima preocupación, pero debes saber que hay pasos que puedes seguir para resolver el problema y minimizar el impacto. Hay que ver cada caso, supuestos y qué hacer al respecto. 

Qué hacer si recibes una notificación de Hacienda

El primer paso es comprender exactamente qué indica la notificación de Hacienda confirmando el error de la gestora que te hizo la declaración de la Renta. Dentro de la preocupación, al menos estas notificaciones suelen detallar el tipo de error encontrado, la cantidad de dinero que debes pagar y cualquier sanción o interés de demora asociado.

Los errores comunes

  • Mal cálculo de deducciones o ingresos.
  • Ingresos no declarados u omisión de ingresos adicionales.
  • Aplicación incorrecta de deducciones fiscales.

Dirás que cómo puede una gestora especializada en hacer declaraciones cometer estos errores que serían más comprensibles en los ciudadanos, y que para eso contratas a profesionales, pero te puede ocurrir y requiere actuar rápido. Lee cuidadosamente la notificación y asegúrate de entender cada punto. Si algo no está claro, no dudes en contactar a Hacienda para pedir una explicación detallada.

1. Revisa la declaración de la renta

Lo primero es revisar la declaración original que presentó el gestor. Comprueba los detalles contra la información que tienes (recibos, facturas, extractos bancarios) para identificar dónde se cometió el error. Por eso ten siempre guardado toda la documentación de la declaración, y de paso las de las anteriores, hasta cinco años atrás. 

  • Declaración de la renta presentada.
  • Recibos y facturas relevantes.
  • Extractos bancarios y otra documentación financiera.

Haz una lista de todos los errores encontrados. Esta lista será útil para discutir los problemas con el gestor y para presentar cualquier corrección a Hacienda.

2. Contacta a tu gestor

Informa al gestor sobre la notificación de Hacienda y los errores encontrados en la declaración. Un buen gestor debería ofrecer asistencia para corregir el error sin coste adicional, qué menos. De todas formas, te preguntarás si la responsabilidad del error o errores es tuya o de la gestora. Pues de inicio recae sobre ti como contribuyente, pero siempre puedes reclamar por la vía legal, como verás luego. 

Mientras, aquí tienes las preguntas clave para la gestora: 

  • ¿Cuál fue el origen del error?
  • ¿Cómo planean corregirlo?
  • ¿Qué plazos manejan para resolver el problema?

Asegúrate de obtener un compromiso claro y por escrito del gestor sobre cómo y cuándo corregirán la declaración.

3. Presenta una declaración complementaria o sustitutiva

Si la responsabilidad del error recae en el gestor, deberás presentar una declaración complementaria o sustitutiva para corregir la información.

  • Declaración complementaria: se presenta para añadir ingresos o eliminar deducciones incorrectas.
  • Declaración sustitutiva: para reemplazar completamente la declaración original.

Accede a la Sede Electrónica de Hacienda, selecciona la opción para presentar una declaración complementaria o sustitutiva e introduce los datos correctos. Adjunta la documentación de soporte si es necesario.

Evalúa las sanciones y los intereses

En función del tipo de error, Hacienda puede imponer sanciones y cobrar intereses de demora, por lo que más vale entender cómo se calculan y qué opciones tienes para reducirlos.

Multas por errores en la Declaración (según artículo 191 de la Ley General Tributaria)

  • Infracción leve: hasta 3.000 euros sin declarar, o si es superior, que no exista ocultación. En estos casos, multa del 50% al 100% del importe defraudado.
  • Infracción grave: más de 3.000 euros sin declarar y existe ocultación. Corresponde multa del 100% al 150% del importe defraudado.
  • Infracción muy grave: cuando se usaron medios fraudulentos, con una multa del 150% al 200% del importe defraudado.

Intereses de demora

Se calculan desde el día siguiente al final del plazo voluntario de pago hasta la fecha en que efectúas el pago. Estos intereses suelen ser superiores al interés legal del dinero.

¿Y una acción legal contra la gestora?

Abogados

Dirás que todo esto está muy bien, pero por qué tienes que someterte a todo esto cuando el error ha sido ajeno a ti, por mucho que sea tu declaración. Si consideras que el error del gestor fue debido a negligencia o mala praxis, podrías tener derecho a reclamar daños y perjuicios. Revisa el contrato de servicios con tu gestor para entender sus responsabilidades y cualquier cobertura de seguro que pueda tener. 

Según el artículo 42.1 a) de la Ley General Tributaria, tanto tú como la gestora sois responsables solidarios de la elaboración de la Renta, pero las consecuencias para uno u otro dependen de cada caso. Dice expresamente que "Las que sean causantes o colaboren activamente en la realización de una infracción tributaria. Su responsabilidad también se extenderá a la sanción". Lo habitual es que la resolución te sea favorable, salvo que hubieras ocultado información a tu gestor, consciente o inconscientemente. 

Recopila toda la documentación relacionada con el servicio del gestor, consulta con un abogado especializado en derecho fiscal o contratos, y evalúa la viabilidad de una demanda. 

Tres tipos de responsabilidades

  • La tributaria: con todo lo que has visto hasta ahora de reclamación y revisión.
  • La civil: en este caso la gestora responderá por los daños y perjuicios ocasionados al contribuyente, pero no se harán responsable de la deuda tributaria.
  • La penal: en el caso de que haya un supuesto de delito o fraude fiscal cometido por el gestor. Podría haber prisión de entre uno y cinco años cuando se defraudan cantidades superiores a los 120.000 euros, según el artículo 305 en el título XIV referente a los delitos contra la Hacienda Pública y contra la Seguridad Social.

Un cambio de rumbo

Por supuesto, si tu gestor no responde adecuadamente o si pierdes la confianza en su capacidad, considera cambiar a otro profesional más competente, más aún con todo lo ocurrido. 

Para no volver a pasar por todo esto, sigue estos criterios para elegir un nuevo gestor:

¿Los españoles delegan mucho en gestores la declaración de la Renta?

Se estima que en España, entre el 25% y el 30% de los contribuyentes delegan su declaración de la renta en gestoras. Este porcentaje ha ido aumentando en los últimos años, debido a la mayor complejidad de la normativa fiscal y a la falta de tiempo o conocimientos de los contribuyentes para realizarla por sí mismos.

La mayoría de contribuyentes lo hacen por comodidad, tranquilidad y búsqueda de ahorro fiscal: 

Comodidad: la gestora se encarga de toda la tramitación de la declaración, desde la recopilación de la información hasta la presentación ante la Agencia Tributaria. Esto permite al contribuyente ahorrar tiempo y evitarse trámites burocráticos.

Tranquilidad: la gestora se asegura de que la declaración se presente de forma correcta y dentro de plazo, evitando así errores que podrían acarrear sanciones.

Mayor ahorro fiscal: las gestoras están especializadas en fiscalidad y conocen todas las deducciones y beneficios a los que los contribuyentes pueden tener derecho. Esto puede ayudar a ahorrar dinero en el pago de sus impuestos.

Conoce cómo trabajamos en BusinessInsider.

Etiquetas: LegalImpuestos, Declaración de la renta, Hacienda,