Llevas toda la vida sin limpiar bien la cafetera: cómo hacerlo según los expertos

Cada cuánto limpiar la cafetera

cottonbro/Pexels

  • La mayor parte de las personas no limpian sus cafeteras con la frecuencia y el ahínco que deberían, tal y como alerta el New York Times.
  • Sigue leyendo para conocer cómo limpiar este aparato adecuadamente y las consecuencias negativas de no hacerlo, según los expertos.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Adoras el aroma del café por las mañanas, ese primer sorbo cargado de sabor y el efecto de la cafeína en tu concentración, pero, ¿limpias la cafetera lo suficiente? ¿O es una de esos objetos del hogar que siempre pasas por alto a la hora de realizar la limpieza doméstica?

Desde el New York Times advierten de que en líneas generales, no se limpian las cafeteras con la frecuencia necesaria. Una de las principales señales de alerta viene del propio sabor del café. Si percibes que está apagado, débil, acre o que directamente, huele mal o raro, ha llegado la hora de desinfectar tu máquina de café.

Hongos, bacterias y mal sabor: las consecuencias de no limpiar tu cafetera

Si no limpias la cafetera con regularidad, pueden crecer hongos en su interior. Dentro del equipo pueden acumularse aceites viejos procedentes de los posos de café que amargan de tu bebida. También proliferan bacterias si la cafetera está sucia

Otra culpable puede ser el agua del grifo, ya que si sus depósitos minerales se acumulan y obstruyen la maquinaria, el sabor de la bebida será más débil. Este fenómeno es más probable en lugares con aguas duras, propensas a la cal.

Si crees que es una exageración, deberías echar un ojo a este estudio publicado por la organización de seguridad y salud pública NSF International. Tras analizar 22 hogares de 2011, los investigadores comprobaron que los hongos y el moho se habían asentado en la mitad de todos los depósitos de agua de las máquinas de café analizados, lo que los convierte a las cafeteras en el quinto elemento con más gérmenes en cocinas y baños

7 usos sorprendentes de los restos de café que seguro que no conocías

Desde Mental Floss avisan de que pasar un agua caliente para limpiar la cafetera no es suficiente. Es preciso aplicar una rutina regular para no descuidar este preciado electrodoméstico. 

En primer lugar, debes lavar la canasta de preparación y la jarra del café después de cada uso, a mano con jabón y agua caliente o en el lavavajillas si las piezas son aptas para ello. Abrir la tapa del depósito de agua tras hacer el café ayudará a que se seque al aire y evitará que las bacterias crezcan y proliferen.

A la hora de limpiar la cafetera profundiza en todos los surcos y esquinas, rincones que les encantan a los microbios. Utiliza siempre una esponja limpia. Tira siempre los posos y filtros sucios a la basura nada más preparar el café. 

También se recomienda de descalcificar la máquina de café una vez al mes. Para lograrlo llena el depósito de agua con una solución de partes iguales de agua y vinagre blanco y enciende la cafetera. Es un modo ideal de acabar con los depósitos minerales acumulados en su interior. Realiza ciclos adicionales solo con agua para quitar el sabor del vinagre. 

Para finalizar, un último consejo: si necesitas recalentar el café y no quieres que pierda sabor ni textura, ignora el microondas y opta por hacerlo en un cazo a fuego suave. 

Otros artículos interesantes:

Nunca mezcles estos productos de limpieza del hogar si quieres evitar intoxicaciones

Beber más de 2 cafés al día reduce en un 44% la mortalidad, según un estudio

No guardes la leche y los huevos en la puerta de la nevera: así debes ordenar tu frigorífico según una experta

Te recomendamos

Y además