Los pasaportes de inmunidad vuelven a la agenda política ante las prometedoras noticias sobre la efectividad de las vacunas

Pasaporte sanitario

REUTERS/Ritzau Scanpix

  • Las buenas noticias sobre las vacunas conocidas durante los últimos días han devuelto los pasaportes sanitarios a la agenda, según compañías del sector tecnológico.
  • La especulación sobre esta documentación surgió en los primeros momentos de la pandemia, pero se dejó a un lado debido a la falta de conocimiento sobre la fuerza de la inmunidad. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Mientras los investigadores desarrollan una vacuna que inmunice la población contra el COVID-19, fuentes de la industria tecnológica afirman que hay un "creciente apetito" por los pasaportes sanitarios en la industria.

Hasta ahora, las vacunas de Pfizer y Moderna son las que mejores resultados tienen, con datos que aseguran un 90% de efectividad. La de la Universidad de Oxford y AstraZeneca, por su parte, es del 70%.

Mientras que las autoridades han pedido precaución, la perspectiva de la distribución de la vacuna en 2021 plantea algunas preguntas: ¿quién va a acceder a ellas antes? ¿cómo se van a distribuir? ¿cuándo va a volver todo a la normalidad?

Startups especializadas en verificación digital de identidad como Onfido, Yoti y VST Enterprises han tenido conversaciones con Gobiernos y negocios durante los últimos 9 meses, ofreciéndose a ayudar a la gente a volver al trabajo y a su vida normal.

El plan de vacunación del Gobierno: arrancará en enero, habrá 13.000 puntos habilitados y aplicará a toda España

La idea de los pasaportes sanitarios (o de "inmunidad", una denominación más polémica) era vincular la identificación digital de un individuo a los resultados de su prueba de COVID-19. La implicación era que si, por ejemplo, alguien había dado negativo en las últimas 24 horas, se le debería permitir entrar en su oficina o hacer un viaje en avión, por ejemplo. 

Pese al interés inicial en esas soluciones, las dudas sobre la inmunidad al COVID-19 y los riesgos de reinfección hicieron que se abandonase esta opción, en favor de los sistemas de rastreo de contactos.

Pero fuentes de la industria creen que la perspectiva de tener una vacuna de garantías está cambiándolo todo.

Hace unos meses, el Telegraph informó que el Gobierno de Reino Unido estaba considerando la posibilidad de dar a los recipientes de las vacunas códigos QR que permitirían acceder a eventos deportivos y culturales.

Gabriele Maroso, jefa de estrategia de Onfido, ha comentado en declaraciones a Business Insider que existe un "creciente apetito" por estos certificados de salud en muchos sectores ante el éxito de los ensayos de las vacunas.

"El desarrollo de las vacunas ha cambiado el enfoque de muchos de nuestros socios actuales y potenciales", explica. "Con una inyección, tenemos la oportunidad de reducir significativamente el riesgo que el coronavirus supone para muchas personas y seremos capaces de pasar a manejar al virus de una forma reactiva a una proactiva".

Por su parte, Louis-James Davis, CEO de VST Enterprises y que empezó su propio pasaporte de salud en los primeros días de la pandemia, sugiere que las noticias sobre un tratamiento efectivo podrían marcar la diferencia. "Siempre tuvimos en cuenta la posibilidad de una vacuna", explica. "Esto es, de muchas formas, la mejor forma y más simple de rastrear contactos".

Davis dice que la empresa está manteniendo conversaciones para asistir a las autoridades de Liverpoool, donde se están llevando a cabo de pruebas masivas.

En declaraciones a Business Insider, el doctor Edgar Whitely, un experto en sistemas de información de la London School of Economics ha advertido de los "grandes desafíos que hay por delante".

Él ha explicado que los pasaportes podrían incorporar 3 tipos distintos de estatus: aquellos que han sido vacunados, los que se han hecho una prueba para ver si tienen el virus y los que se han hecho otra para ver si tienes anticuerpos.

Así es como la carrera por la vacuna ha transformado a Moderna en un gigante valorado en casi 28.000 millones de euros que transformará la biotecnología

Pero Whitely ha alertado de que incluir a todos los jugadores implicados podría tardar algún tiempo —varias startups, laboratorios y Gobiernos nacionales— para trabajar en un sistema que haga viajar al extranjero más sencillo.

"Cada startup quiere ser la Amazon de su sector, pero las cosas tienen que hacerse correctamente", ha incidido. "De momento, no hay ninguna forma de saber cuánto duran estas vacunas o para qué segmentos de población es mejor".

"Si ya estás vacunado, ¿sigues necesitando un test? Si has sido vacunado, ¿cuánto tienes que esperar para volver a hacerlo o realizar otro test? Hay potencial, pero va a tardar".

LEER TAMBIÉN: Los datos de Pfizer y Moderna no ofrecen información sobre su eficacia en los asintomáticos, un grupo clave para frenar la pandemia

LEER TAMBIÉN: La vacuna de Oxford y AstraZeneca tiene una efectividad media del 70% contra nuevos casos de COVID-19, según los datos de los ensayos

LEER TAMBIÉN: El plan de vacunación del Gobierno: arrancará en enero, habrá 13.000 puntos habilitados y aplicará a toda España

VER AHORA: Por qué regalamos en Navidad y cuáles han sido los hits de este año