Procrastinar no le hace bien a tu cuerpo: estos son los efectos que tiene estar tumbado demasiado tiempo

  • Tumbarte en la cama puede ser algo relajante, pero con el tiempo puede llevar a graves problemas de salud.
  • Físicamente, la mayoría de tus músculos y huesos se descompondrán en el plazo de 6 meses. También serías mucho más susceptible a unas desagradables úlceras llamadas escaras.
  • Tu salud mental también se vería afectada, y correrías un mayor riesgo de sufrir ansiedad y depresión.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Esta es la transcripción del vídeo.

El 43% de los estadounidenses afirman que están demasiado cansados como para seguir adelante. Por lo tanto, lo más probable es que se sientan bastante agotados. Algunas mañanas, incluso puedes llegar a fantasear con quedarte en la cama para siempre.
 
Oye, mira, ¡tu deseo se ha hecho realidad! Tienes comida, un orinal y un sinfín de podcast para darte un buen atracón. Todo lo que necesitas para no volver a moverte nunca más. Pero no pasará mucho tiempo antes de que te des cuenta de que has cometido un terrible error.  
 
La gente pasa los largos domingos o los días en los que se encuentra mal en la cama todo el tiempo posible y evitando cualquier desgaste, pero si no empiezas a moverte de nuevo después de unas 24 horas, una de las primeras cosas que cambiarán serán tus pulmones. La gravedad ya no los empuja hacia abajo en su posición normal, así que la parte inferior de tus pulmones se acabará contrayendo. Probablemente no te sientas diferente, pero ten cuidado, porque es más difícil que la mucosa pase por esos pasajes colapsados. Así que puedes quedarte ahí retenido, lo que podría infectar tus pulmones y provocarte una neumonía con el tiempo. Por eso, los médicos recomiendan a las personas que están en reposo que se sienten y tosan de vez en cuando. Pero estás demasiado absorto en esos podcast como para acordarte de toser. 

Leer más: Los mejores cursos gratis de Google que puedes hacer online desde casa

En el plazo de una semana, tus problemas no harán más que empeorar. Verás, normalmente, tus músculos y huesos ayudan a soportar tu peso bajo la gravedad. Pero ahora estás acostado, te has quedado sin trabajo. Y como dice el dicho, si no los usas, los pierdes. Por cada semana en la cama, perderás alrededor del 1% de tu densidad ósea, haciendo que tus huesos sean más frágiles y fáciles de fracturar. Es por eso que los astronautas, que a menudo pasan meses in gravedad, se ejercitan por lo menos dos horas al día y se cargan de calcio.
 
En esa misma semana, también perderás el 1% de tu masa muscular, particularmente en tus muslos, en tus nalgas y hombros, que ya no usas. Ahora, normalmente, esos músculos absorberán el azúcar de tu sangre para que la energía circulase, pero tras solo 10 días de reposo en cama, este proceso se ralentiza. ¿El resultado? Todo ese azúcar sin usar puede acumularse en tu torrente sanguíneo y acabar en diabetes tipo 2. 

Leer más: Las 13 pandemias más letales de la historia de la humanidad

En la segunda semana, podrías empezar a desarrollar desagradables úlceras llamadas escaras. Estas se forman cuando las partes óseas de tu cuerpo, como la cadera, el coxis y los tobillos, presionan contra el mismo punto durante demasiado tiempo. La presión constante bloquea el flujo sanguíneo, matando las células de la piel. Y si no tienes cuidado, podrían incluso rasgar las capas de piel y tejido y exponer tus huesos y músculos, lo que suena como lo opuesto a relajarse.
 
Mientras tanto, esos músculos se desgastarán más rápido que nunca. Después de solo dos semanas, habrás perdido el 10% de tu masa muscular. Y eso causará un nuevo problema, porque cuanto menos músculo tienes, menos oxígenos tienes, y por lo tanto, el que tu flujo de sangre necesita. Así que, tras un mes en la cama, tu corazón bombeará un 30% menos sangre por latido. Y con menos oxígeno circulando por tu cuerpo, te sientes más cansado. A pesar de que has estado descansando durante todo un mes. 
 
Y si no te levantas pronto, bueno, te costará mucho trabajo volver a levantarte. Porque a los seis meses, tal vez en un año, tus músculos se han consumido. Tus huesos son demasiado débiles y frágiles como para poder soportar tu peso, y tu corazón no es lo suficientemente fuerte como para hacer todo ese trabajo en un futuro próximo.
 
Mientras tanto, tu cerebro tampoco se libra de todo. A pesar de todo, has estado atrapado en la misma habitación durante meses. Mirando las mismas paredes, el mismo lugar en el techo, teniendo las mismas experiencias día tras día. Eso no es bueno para la salud mental, por decir algo. Un estudio entre mujeres embarazadas descubrió que el reposo en cama aumentaba el riesgo de ansiedad y depresión, y algunas mujeres comentaron que se sintieron aisladas, fuera de control y encarceladas. 
 
Así que no, un año de descanso ininterrumpido en cama no es el paraíso relajante que todos soñamos que sería. Y esto es exactamente por lo que los médicos tratan de que sus pacientes se levanten y caminen lo más rápido posible. Mientras tanto, el personal médico mueve la gente cada dos horas para mantener a raya las escaras y los anima a hacer ejercicios en la cama para que su corazón y sus músculos funcionen. Solo ten en cuenta: no hay nada malo en una mañana de domingo muy perezosa, siempre y cuando te levantes y te muevas antes de que llegue el lunes. 

LEER TAMBIÉN: Las 13 pandemias más letales de la historia de la humanidad

LEER TAMBIÉN: 9 maneras de evitar ponerte enfermo en la oficina

LEER TAMBIÉN: 9 trucos para concentrarse en el trabajo: lo que tienes que hacer para no procrastinar en la oficina

VER AHORA: Los 10 vídeos más vistos en Youtube en España este año 2020

    Más:

  1. video
  2. Salud
  3. Consejos