Los pasos para acelerar una década la descarbonización en los territorios no peninsulares, según Deloitte y Endesa

Izq.a dcha: José Bogas, CEO Endesa; Teresa Ribera, Vicepresidenta Cuarta del Gobierno de España y Ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico;  y Fernando Ruíz, presidente de Deloitte
Izq.a dcha: José Bogas, CEO Endesa; Teresa Ribera, Vicepresidenta Cuarta del Gobierno de España y Ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico; y Fernando Ruíz, presidente de Deloitte
Endesa
  • Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla podrían adelantar su proceso de descarbonización a 2040 para convertirse en el modelo a seguir de la transición energética.
  • Este proceso requeriría una inversión de 30.000 millones de euros, según el estudio Los territorios no peninsulares 100% descarbonizados en 2040, presentado por Deloitte.
  • De acometerse tales inversiones, la factura energética de un hogar medio se reduciría entre un 30% y un 40% en 2030 y entre 65 y 72% en 2040.
  • Este empuje supondría crear de entre 30.000 y 60.000 empleos en canarias y entre 15.000 y 30.000 puestos de trabajo directos e indirectos en Baleares, durante los próximos veinte años.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La descarbonización de la economía, planteada hasta 2050, podría tener su campo de pruebas en los territorios no peninsulares.

Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla podrían adelantar su proceso de descarbonización a 2040 para convertirse en el modelo a seguir de la transición energética, en línea con los objetivos de reducción de emisiones marcados por la Unión Europea y el Gobierno de España. Se trata de descarbonizar la demanda y la generación eléctrica en unos territorios que plantean como peculiaridad que su economía se apoya en el turismo, no en la industria.

Este proceso requeriría una inversión de 30.000 millones de euros, según el estudio Los territorios no peninsulares 100% descarbonizados en 2040, presentado por Deloitte y Endesa. Concretamente, el informe detalla que Canarias concentra unas oportunidades que requerirían una sobreinversión de entre 18.000 y 22.000 millones de euros y entre 10.000 y 12.000 millones de euros las Baleares.

De acometerse tales inversiones, la factura energética de un hogar medio se reduciría entre un 30% y un 40% en 2030 y entre 65 y 72% en 2040, en estos territorios no peninsulares. Un camino hacia las energías limpias que se apoyaría en nuevas tecnologías renovables, nuevos sistemas de almacenamiento energético y la electrificación del transporte. 

Pero adelantar la descarbonización de la economía en estos territorios podría tener un impacto en términos de recuperación económica y cómo palanca para la creación de empleo. Este empuje supondría crear de entre 30.000 y 60.000 empleos en canarias y entre 15.000 y 30.000 puestos de trabajo directos e indirectos en Baleares, durante los próximos veinte años. 

Leer más: El papel estratégico de España para equilibrar la balanza de la dependencia europea del gas natural ruso cobra fuerza en plena transición energética

La descarbonización reduciría un 20% los recursos económicos necesarios entre 2020 y 2050 así como la dependencia energética de estos territorios. También se reduciría el coste de generación de electricidad, entre un 40% y un 60% en 20 años y aumentaría  eficiencia energética. 

Para llegar a este punto,  el informe sugiere una transición en Canarias que supondría multiplicar por cinco la instalación de renovables y por quince en Baleares. El ritmo debería acelerarse mucho más: “por eso es importante eliminar las barreras administrativas y dar las señales correctas de subastas de renovables”, apunta el estudio.

Así es que el horizonte que plantea el informe de Deloitte contempla un sistema eléctrico descarbonizado en Canarias de 16 TWh, que requeriría 10 o 11 GW de potencia renovable, entre 20 o 25 Hwh de almacenamiento y respaldo estacional. Es una capacidad de almacenamiento muy alta pero el sistema requeriría mucho almacenamiento también a través de bombeo y gestión de la energía.

En este marco, la generación solar tiene un mejor encaje en términos de almacenamiento, ya que permite ciclos de carga y descarga más frecuentes y es más predecible. Por ese motivo, el estudio propone un mix 25% eólico y 75% solar. 

Leer más: La interconexión con Francia, la piedra en el zapato de España para competir en precio con los mercados eléctricos europeos

Para Baleares el estudio plantea entre 4,5 y 5 GW de potencia renovable y 14 Gwh de almacenamiento así como capacidad de interconexión. De hecho, en el territorio balear la flexibilidad de la interconexión permitiría reducir la necesidad de almacenamiento energético. A diferencia de Canarias, el mix se plantea un 90% de generación solar y un 10% de eólica. 

Del transporte a las nuevas tecnologías de hidrógeno

El transporte es la parte fundamental y una de las claves de la descarbonización del territorio por eso los autores del estudio consideran que debería haber una planificación a nivel autonómico que conviva y esté alineado con la ley estatal. También en materia de renovables, creen que el hecho de que las subastas en estos territorios estén vinculadas a la potencia instalada sería mucho más interesante.

El 80% emisiones están relacionadas con el transporte y generación eléctrica en estas áreas, especialmente Canarias y Baleares albergan un alto potencial renovable. Estos territorios se pueden convertir en un banco de pruebas para las nuevas tecnologías como almacenamiento de baterías, el hidrógeno o mecanismos de gestión de la demanda que será necesario implementar para hacer viable el sistema con los puntos de autoconsumo y generación distribuida.

Se trata de territorios en los que los productos petrolíferos centran el consumo de energía final, sobre todo en términos de transporte. Otra peculiaridad es el bajo peso de la industria en el consumo final de energía, teniendo en cuenta que es un sector que genera mucha incertidumbre a la hora de descarbonizar la economía.

Leer más: Un informe marca el camino para cambiar el curso del cambio climático: 3 años y 3 billones de inversión para reducir drásticamente las emisiones, crear 9 millones de empleos y aumentar el PIB mundial

Los turismos suponen más del 80% de consumo de la energía, a diferencia de la península. Aunque el informe no contempla el transporte internacional y entre islas. La oportunidad, por tanto, está en la electrificación del vehículo ligero y es que en estos territorios se utiliza mucho más de media el coche que en otras zonas peninsulares. 

El estudio sugiere la renovación del parque de movilidad, especialmente en el caso de Canarias donde es muy antiguo. Los nuevos modelos de movilidad, como carsharing o carpooling, podrían ser interesantes en este proceso, aunque el potencial que esconden no es tan grande como en otras zonas porque las ciudades son mucho más pequeñas.

El autoconsumo también tiene mucho sentido en los territorios no peninsulares porque los costes de generación eléctricas son más elevados allí por las características propias del parque de generación. Además, la  escasez de suelo propicia que los tejados sean idóneos para desplegar sistemas de autoconsumo solar. Para ello lo importante sería dar las señales adecuadas en términos de tarifas y con la fiscalidad, sugiere el informe.

En el caso del transporte marítimo, el informe sugiere la electrificación de la flota que realiza rutas cortas como ferris que podrían ser electrificados siguiendo el modelo de los países nórdicos.

Leer más: El fin de las centrales de carbón está cerca, su rentabilidad ha llegado a un punto de inflexión en favor de las renovables, según un estudio

En el mundo residencial alberga un gran potencial los equipos de calefacción convencional que fueran sustituidos por la bomba de calor que genera ahorros al usuario y al sistema. Sería la solución más competitiva para los usuarios en estos territorios. Si bien presenta una eficiencia del 400%, el gran problema que se escode tras estos sistemas es que su coste de instalación es mucho más caro que el de, por ejemplo, una caldera, aunque produce unos ahorros inmensos para el propietario de bomba de calor y el consumo de sistema eléctrico.

El informe de Deloitte sugiere hibridar con baterías las centrales térmicas acopladas, de tal manera que se pudiera volcar energía cuando el sistema lo requiriera de manera que las centrales podrían estar paradas. Lo que permitiría mejorar penetración de renovables. Además sugiere adaptar las plantas a la generación con gas natural, que es menos contaminante y también irlo adaptando para quemar hidrógeno.

LEER TAMBIÉN: Aquí tienes 7 increíbles beneficios del bicarbonato de sodio con limón

LEER TAMBIÉN: Facebook ha perdido en solo dos días el equivalente a toda la fortuna de Amancio Ortega debido al boicot de los anunciantes

LEER TAMBIÉN: La app de rastreo española se llama Radar COVID y el Gobierno comenzará a simular con ella un rebrote de coronavirus en La Gomera a partir del 6 de julio

VER AHORA: Por qué EEUU quiere prohibir TikTok y qué busca Microsoft con su compra: las claves del culebrón tecnológico de este verano

    Más:

  1. Energía
  2. Energías renovables
  3. sostenibilidad
  4. Trending
  5. Top
  6. Medio Ambiente
  7. España