Pasar al contenido principal

La patente más polémica de Amazon: una jaula robotizada para sus empleados

Amazon
  • Amazon obtuvo en 2016 la patente de un dispositivo que conlleva una jaula en la que se introduce un trabajador para poder moverse por encima de los robots.
  • Amazon lleva desde 2014 automatizando sus procesos de envío.
  • La idea del dispositivo ha sido rechazada, según fuentes de Amazon.

Los avances tecnológicos han hecho posible una cantidad cada vez mayor de automatización en ciertos sectores, especialmente en el manejo de inventario. Algo que sabe muy bien Jeff Bezos.

Desde 2014 el CEO de Amazon ha introducido una serie de máquinas y robots capaz de acelerar los procesos de envío, ayudando al rendimiento de sus trabajadores. Ahora parece que la obsesión de Bezos por la eficacia podría haber ido más allá, con una idea capaz de acortar las distancias entre empleados y máquinas.

Según ha publicado The Seattle Times, Amazon habría adquirido en 2016 la patente de un dispositivo a través del cual el trabajador se introduce en una pequeña jaula capaz de moverse por encima de la zona de robots.

La patente, que puede encontrarse en internet bajo el nombre de System and method for transporting personnel within an active workspace fue otorgada por  la oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos en 2016, y adquirida ese mismo año por Amazon según las informaciones facilitadas.

El diseño de este prototipo fue concebido con el objetivo de garantizar la seguridad de los trabajadores que debían estar en contacto con zonas "pobladas" por robots.  Los almacenes de Amazon cuentan cada vez con más brazos mecánicos y máquinas destinadas a organizar y apilar pedidos.  Esta jaula-dispositivo pretende ser una forma de  transporte humano seguro cuando un empleado debe entrar en la zona de maquinaria, bien para arregla un robot o recoger algún paquete caído.

Leer más: 9 ejemplos que muestran la extrema competitividad de Jeff Bezos, el fundador de Amazon

Tras darse a conocer la noticia, Dave Clark, vicepresidente senior de operaciones en Amazon ha asegurado en Twitter que la compañía no tiene previsto implementar dicho dispositivo en su fuerza de trabajo.

(A veces, incluso las malas ideas son patentadas. Esto nunca se usó y no tenemos planes de usarlo. Desarrollamos una solución mucho mejor, que es un chaleco pequeño que los empleados pueden usar y que hace que todas las unidades robóticas dejen de moverse cuando están cerca).

Afortunadamente parece que no veremos nunca a los empleados de Amazon dentro de jaulas para asegurar su integridad física, pero la sola idea de haber adquirido un dispositivo así puede decir mucho. Y es que las condiciones laborales de los empelados del gigante del comercio electrónico han sido noticia en más de una ocasión.

Si bien es genial recibir un paquete en dos horas, esa eficacia quizá tiene un precio a pagar. Y no es solo el de Prime.

Te puede interesar