Pasar al contenido principal

Los patinetes compartidos ya pueden volver a las calles de Madrid, pero habrá que usarlos con guantes

Patinetes eléctricos compartidos en una calle de París
Patinetes eléctricos compartidos en una calle de París, Francia, en diciembre de 2019. REUTERS/Charles Platiau
  • El Ayuntamiento de Madrid ha autorizado este lunes la vuelta de los patinetes eléctricos compartidos a las calles de la ciudad.
  • La resolución permite el regreso de los patinetes siempre que se desinfecten diariamente y que exijan a sus usuarios llevar guantes.
  • Y podrán volver a ser aparcados en las aceras, de la misma manera que se hacía antes del estado de alarma por el coronavirus.
  • Descubre más historias en Business Insider España

El Ayuntamiento de Madrid ha autorizado este lunes la vuelta de los patinetes eléctricos compartidos a las calles de la ciudad, según ha comunicado a las empresas en un documento al que tenido acceso Business Insider España.

Estas compañías fueron obligadas a retirar sus vehículos de la vía pública cuando arrancó el estado de alarma. El Consistorio también paralizó su servicio de bicicletas compartidas, BiciMad, aunque lo reactivó a finales de abril.

Así, la resolución de Medio Ambiente y Movilidad permite el regreso de los patinetes desde este mismo lunes siempre que se desinfecten diariamente y que exijan a sus usuarios llevar guantes.

Además, levanta la obligación de tener que desplegar un número mínimo de patinetes por barrio, como establecía la normativa del Ejecutivo anterior, de la alcaldesa Manuela Carmena, pero no les permitirá trasladar esos patinetes a los barrios donde más se utilizan, como pedían estas compañías.

Leer más: Las empresas de patinetes reducen al mínimo sus costes en España para intentar sortear la crisis y con la esperanza de desplazar al transporte público tras el confinamiento

Aun así, y a pesar de que el Ayuntamiento de la capital está haciendo esfuerzos por facilitar la distancia social en las calles ahora que el confinamiento se ha relajado –por ejemplo peatonalizando algunas calles de la ciudad los fines de semana para que los viandantes puedan pasear por la calzada, algo que ya se venía haciendo en ciudades de todo el mundo–, el Consistorio no obliga a estas empresas a anclar los patinetes.

El documento tampoco hace referencia a que los patinetes deban recogerse para "aparcarse" en lugares privados, como se valoraba, o a que deban estacionarse en la calzada en lugar de en la acera –donde comúnmente se han dispuesto– para facilitar el paso de las personas.

En ese sentido, la experta en movilidad y técnica de movilidad del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) Silvia Casorrán apuntó a Business Insider España en noviembre el problema que supone la ocupación de la vía pública no solo por los patinetes sino también por las motos compartidas, que en Madrid pueden disponerse en las aceras –y no han sido obligadas a retirarse durante el estado de alarma, como las de Movo (Cabify) o Acciona. 

Leer más: Los detractores de los patinetes en las ciudades quizás se estén fijando en el enemigo equivocado, según una experta en movilidad

Los patinetes eléctricos compartidos llevaron a cabo su gran desembargo en España el año pasado, aunque algunos lo hicieron antes, como la americana Lime en agosto de 2018.

Desde entonces han protagonizado una batalla contra las administraciones públicas locales, porque algunas les han permitido desplegar sus patinetes sin restricciones, otras lo han regulado y otras se han opuesto a que estos vehículos estén en sus calles, como es el caso de Barcelona.

Leer más: Cientos de robos, un mercado de piezas en Wallapop y desbandada de compañías: todo lo que les ha fallado a las empresas de patinetes en su primer año en España

Business Insider España se ha puesto en contacto con empresas del sector para conocer si planean volver a las calles, pero las compañías no respondieron inmediatamente. Otras señalaron que están evaluando la situación y comunicarán su decisión cuando esta sea firme. 

Y además