Pasar al contenido principal

Los patinetes eléctricos de Lime ya están en Madrid, pero te puedes llevar una multa de 90 euros si los usas

Lime Madrid
Patinete de Lime estacionado en la Plaza Mayor de Madrid. Lime.
  • Lime acaba de lanzar en el centro Madrid su servicio de patinetes eléctricos compartidos.
  • El precio de este nuevo servicio de movilidad es de 1 euro por el desbloqueo y 0,15 céntimos el minuto. 
  • Sin embargo, la nueva Ordenanza Municipal de Movilidad de Madrid no solo restringe su uso radicalmente, sino que hay usuarios de patinetes que ya están recibiendo multas de 90 euros por circular por carriles reservados a las bicicletas. 

Los patinetes eléctricos de Lime ya están en Madrid, pero te puedes llevar una multa de 90 euros si los usas y es que el despliegue de la startup de movilidad participada por Uber en la capital se va a encontrar con un obstáculo importante: la nueva Ordenanza Municipal de Movilidad

Aunque esta entra en vigor el 1 de septiembre, como puedes ver en el tweet de un usuario de más abajo, la Policía Municipal de la capital ya ha empezado a multar con 90 euros por circular con patinete eléctrico por un carril reservado para las bicicletas y sin casco

Business Insider ha contactado con los representantes en España de Lime y la startup californiana que tiene 250 empleados en todo el mundo y espera llegar algún día a los 100 en nuestro país no quiere desvelar el número de patinetes que ha puesto en las calles de Madrid "para no dar pistas a la competencia". 

Lo que sí afirman en su comunicado oficial es que sus operarios se encargan de recoger los patinetes de Lime a partir de las 21.00h y que los vuelven a distribuir por la ciudad a partir de las 05.00h complemente cargados. Estos vehículos de movilidad personal están fabricados por Segway, tienen 50 km de autonomía y alcanzan una velocidad máxima de 24 km/h. 

Leer más Los límites a Uber en otros países dan ideas para resolver la guerra del taxi

En todo caso, por ahora, el único competidor de Lime es Mobike tras la salida de Ofo de España y no es que el servicio sea exactamente el mismo, ya que son bicicletas. Tampoco los precios, dado que la tarifa de Lime —1 euro por desbloquear el patinete y 0,15 céntimos/minuto— es más bien equiparable a la de los servicios de motosharing de la capital, que cuestan 0,24 céntimos, pero no cobran nada adicional por cada viaje. 

Mi opinión personal es que el servicio de la empresa de patinetes eléctricos compartidos no es barato en comparación con las motos, aunque su oferta puede tener una cabida en Madrid para un uso en desplazamientos de menos de dos kilómetros. Más allá de esa distancia, siempre llegarás más rápido sobre una Ecooltra, una Muving o una Coup, pero evidentemente no todo el mundo conduce o se siente seguro al volante de una moto. 


La ordenanza de Madrid que para el despliegue de un tipo de movilidad

 

 

Hace unos días, cuando te mostraba el mapa de las pocas calles por las que se podrá circular en patinete eléctrico por Madrid, repasaba la nueva Ordenanza de Movilidad en lo que toca a los usuarios de patinete. Sin embargo, esta es todavía un poco más restrictiva en lo que a estos vehículos personales toca cuando pertenecen a una empresa. 

Además de tener que estacionarlos, en principio —dado que los patinetes Lime de Madrid están ya estacionados en lugares como Atocha o Retiro— solo en lugares reservados sobre la acera en determinadas condiciones, la Ordenanza dice que si son para actividades económicas deberán usarse con casco, y disponer de seguro.

Leer más Si quieres comprar coche, nunca lo encontrarás tan barato como hasta el 1 de septiembre


"Vehículo de movilidad urbana y uso compartido: seguros, redistribución, mantenimiento y controles técnicos. Concesión para cobertura del conjunto de la ciudad y uso responsable del espacio público: Se regulan expresamente los servicios de vehículos de movilidad urbana de alquiler y uso compartido", cita textual de la Ordenanza.

Esta, además, sigue: "la empresa titular de los vehículos deberá disponer de un seguro que cubra la responsabilidad civil por los daños y perjuicios que pudiera ocasionarse a la persona usuaria, a otras personas y bienes, así como al patrimonio municipal. Se someterán al calendario de controles y las actividades de mantenimiento preventivo y correctivo necesario por el servicio técnico del titular, del fabricante, distribuidor o de tercero autorizado".

Y lo que más perjudica a las operaciones de esta clase de empresas es que las obliga, al contrario de lo que por ejemplos se hace con BiciMAD, que en absoluto cubre toda la ciudad, es extenderse por todo Madrid

"Los servicios de vehículos de movilidad urbana compartida sin base fija se gestionarán mediante concesión municipal que asegure, además de los puntos anteriores, la cobertura del servicio en toda la ciudad", termina el texto de la Ordenanza. Los representantes de Lime afirman que han mantenido reuniones con el Ayuntamiento en los que se han tratado estos puntos, pero qué es lo que el equipo de Manuela Carmena les ha dicho al respecto. 

Lime afirma: "la compañía proveerá a sus usuarios de casco en un futuro próximo". Esperemos que estén disponibles lo antes posible o sus usuarios —tienen tres millones en todo el mundo— empezarán a recibir sanciones de 90 euros cada vez que se suban a uno y les vea un miembro de la Policía Municipal o un agente de movilidad... y que se aclare la situación del patinete eléctrico en Madrid lo antes posible, por el bien de todos. 


 

Te puede interesar