Pedro Escudero, CEO DPM Capital: así es el hedge fund que pasó de ser una promesa del tenis a conseguir al CEO de Softbank Internacional como inversor

Pedro Escudero, CEO del hedge fund DPM Capital.
Pedro Escudero, CEO del hedge fund DPM Capital.
DPM Capital
  • Pedro Escudero, CEO de DPM Capital, un hedge fund con sede en Nueva York, cuenta con 217 millones de dólares de activos bajo gestión, según la última nota distribuida a sus clientes. 
  • Business Insider España conversa con Pedro Escudero para repasar cómo ha conseguido fundar un hedge fund desde cero, combinando su experiencia como deportista de élite con su formación profesional, además de para hablar de la filosofía de la empresa y la cultura interna del equipo. 
  • “La filosofía del deporte de alta competición hace que mi meta al crear DPM Capital es tener el mejor histórico de rentabilidad de la historia”, dice Escudero. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Lograr el éxito en el mundo de los mercados no es fácil. Requiere un sacrificio y una constancia que no todo el mundo consigue aplicar. 

En el mundo de la gestión de activos a menudo aparecen historias curiosas. Relatos que llaman la atención por la manera en la que se ha conseguido cuajar el éxito y por la estrategia para llevar a sus negocios a una dimensión más elevada. 

Es el caso de Pedro Escudero, CEO de DPM Capital, un hedge fund con sede en Nueva York y que ya cuenta con 217 millones de dólares de activos bajo gestión, según la última nota distribuida a sus clientes.

Escudero es un perfil que reúne dos conceptos básicos para lograr una carrera exitosa en la industria financiera: ambición desde la humildad. Unos valores que ha conseguido por su pasado como deportista y que aplica a diario en su estrategia de inversión. 

Business Insider España ha conversado con Pedro Escudero en exclusiva para repasar cómo ha conseguido fundar un hedge fund desde cero, combinando su experiencia como deportista de élite con su formación profesional, además de para hablar de la filosofía de la empresa y la cultura interna del equipo. 

“A mí lo que me lo dio todo fue el tenis”, apunta Escudero sobre sus comienzos. Era un chico que creció en un pueblo de Galicia de clase media y, según cuenta, nada especial. Empezó a jugar al tenis y resultó que gozaba de bastante calidad, ya que fue de los mejores jugadores de mi edad –competía contra Carlos Moyá o Albert Costa–, pero se lesionó del codo. 

“Tuve que buscar un doctor, porque en España no encontraba la solución, y a través de un amigo di con un profesional en Estados Unidos (…) Cogí un vuelo y me fui para allá, pero en ningún momento para pensar en quedarme de una forma más permanente”, describe Escudero. 

Cuando llegó el médico le dio la noticia que no quería escuchar: su vida de tenista se iba a acabar. “Tuvo razón, porque después acabé con dos cirugías en el codo”, recuerda. 

Más adelante siguió con unos pasos muy concretos para adaptarse a unas nuevas metas. “Conseguí una beca para poder jugar algo en las universidades y a través de ella tuve la posibilidad de estudiar”, comenta. 

Leer más: Así invierte DPM Capital, el hedge fund que asegura que invertir en coches eléctricos es "como ir al casino" y apuesta por monopolios

 

Ahí es cuando se dio cuenta de que no se iba a poder dedicar al tenis. Entonces pensó: ¿Qué necesito para prosperar una vez que salga de aquí? La respuesta era salir titulado de una universidad buena.

Entonces, acabó en Duke University, que es una de las pocas que ofrecen una beca. “Ahí es cuando vi que si tenías muy buenas notas, todas las empresas te querían reclutar, por lo que me esforcé para llegar al último trimestre con todo sobresaliente de media”

Acto seguido la historia se movió hacia Lehman Brothers y JPMorgan, bancos de inversión en los que acabó para aprender del mundo de los mercados. Unas enseñanzas que le ayudaron a ver lo que quería replicar y lo que quería cambiar en un futuro modelo de negocio personal. 

De las pistas de tenis al ajetreo de los mercados: el proceso de búsqueda del éxito en las finanzas

Esas experiencias le llevaron a la formación de un hedge fund independiente que construyó con mucho mimo y poco a poco. Una empresa que recogería las enseñanzas del deporte de la más alta competición y con la pretensión de hacer huella en la industria financiera. 

“La filosofía del deporte de alta competición hace que mi meta al crear DPM Capital sea tener el mejor histórico de rentabilidad de la historia”, dice Escudero. 

En este sentido, la empresa surge de una pasión que nace después de la universidad, por tratar de entender por qué unas compañías son mejores que otras. De saber por qué algunos tienen retornos tan buenos y otros no. “Para mí empezó leyendo los reportes anuales de las empresas”, rememora. 

Leer más: Aprende a invertir tu dinero y batir a la inflación

En ese momento observó que en casi cualquier profesión para tener unos resultados buenos se necesita tener una pasión que se transforma en algo que va más allá. De ahí había que ver cómo comenzar. Buscar el primer inversor que confiase él. 

“En mi caso, que soy más nerd, porque me paso el día leyendo, al final a través de un amigo de la infancia que tenía más habilidad logré contactar con el primer inversor del fondo, Marcelo Claure, que es el CEO de SoftBank Internacional”, describe. De este modo, tras un proceso largo de ver cómo invertía creyó en Escudero para, 3 años después, duplicar su inversión inicial. Esos fueron los primeros pasos. 

La apuesta por la lectura de libros conjunta e igualdad de género, las grandes apuestas de la cultura interna

No obstante, tener buenos resultados siempre llega de la mano de una filosofía concreta. Así, Escudero dice que aprendió mucho de vivencias del pasado. “Al haber trabajado en grandes conglomerados vi que había una incapacidad creativa y de desarrollar a la persona”, asegura. 

Y lo compara con la actividad deportiva: “La gran belleza del deporte, precisamente, es esa, ya que puedes ser campeón del mundo a los 21 años y tienes la posibilidad de ganar a alguien más experimentada de 34 años, que lleva mucho tiempo con grandes éxitos”. De ahí a que quisiese crear una empresa donde eso se produjera. “Una compañía donde realidad diese igual de donde vinieras o si procedieras de una universidad pequeña o lo que sea”, argumenta. 

“Al final lo que importan son los resultados que muestra la persona”, asevera. Esta es una industria, sobre todo en Estados Unidos, en la que abundan personas de todas las partes del mundo. “No obstante, casi siempre en el sector se encuentra el prototipo del americano blanco”, matiza el CEO de DPM Capital. 

En el caso del hedge fund, Escudero cuenta que son una empresa minoritaria a la que les encanta tener gente de diferentes países. “Tratamos de dar un mayor protagonismo a las minorías”, repasa. Pero no se quedan ahí. 

Leer más: 3 cosas que debes entender sobre invertir para ganar dinero en bolsa

“Somos una compañía que apoya la igualdad, dado que la industria financiera no está muy representada por las mujeres”, afirma. “De ahí a que nosotros pongamos mucho énfasis en eso, en darle oportunidades a las mujeres (…) Para mí es muy importante tener un muy buen equilibrio, puesto que te ayuda mucho a pensar diferente y eso es clave”, añade. 

De este modo, otra de las claves de su modelo se centra en tener un muy buen ambiente de trabajo, pero competitivo. “Esto es un proceso de aprendizaje durante toda la vida”, comenta Escudero. 

Según explica, si se bucea por su web puedes encontrar recomendaciones de libros que ha leído el equipo. Y es que compran libros para toda la plantilla para que todos lo leyeran. “Compartíamos todo lo que nos había enseñado, ya que nos parece fundamental aprender juntos y ver para dónde va la empresa”, relata. 

“Si eres dueño de tu propia compañía hay que dejar al individuo que crezca de la mejor forma posible. Por eso creé una empresa donde la principal meta son los resultados”, comparte el fundador del hedge fund. 

“Le digo a todos los clientes y trabajadores algo vital: mirar el marcador. ¿No miras el marcador cuando ves jugar al Real Madrid o cuando ves jugar a Nadal en Roland Garros? Pues esto es lo mismo”, resume sobre la cultura empresarial que aplica. 

LEER TAMBIÉN: El oro vuelve a ser más refugio que nunca en tiempos de pandemia: los bancos de inversión creen que podría elevar su techo histórico incluso antes de que acabe el año

LEER TAMBIÉN: El otro lado del boom de los coches eléctricos: 13 proveedores de los grandes fabricantes que pueden dispararse en bolsa

LEER TAMBIÉN: DraftKings se perfila como el próximo gran pelotazo de Wall Street: por qué los analistas ven en la compañía a una nueva Netflix o Tesla

VER AHORA: X Smart Business Meeting: expertos del sector analizan los retos y el futuro de la educación y la formación en España

    Más:

  1. Trabajo
  2. Trending
  3. Top
  4. Inversión
  5. CEO Insider