Pasar al contenido principal

Pedro Sánchez anuncia que habrá Presupuestos, incluso si se ve "obligado" a lidiar con el objetivo de déficit del Gobierno de Rajoy

Pedro Sánchez, en un evento en Nueva York
Reuters
  • Pedro Sánchez sacará adelante los Presupuestos para 2019 incluso adoptando el objetivo de déficit del anterior Ejecutivo.
  • Esto implicaría renunciar a una subida en el techo de déficit de unos 5.000 millones de euros.
  • Pretende presentar un borrador en Bruselas a mediados de octubre y tener cerrados los Presupuestos en noviembre.

Pedro Sánchez sacará adelante los Presupuestos Generales del Estado para 2019 incluso si tuviese que renunciar a uno de los compromisos del plan económico de su Gobierno con sus socios parlamentarios: relajar el objetivo de déficit para poder incluir una dotación mayor a las distintas partidas.

Así lo ha anunciado este jueves durante el Foro Reuters celebrado en Nueva York, donde ha confirmado que pretende presentar ante la Comisión Europea a mediados de octubre un borrador presupuestario y, de cara a noviembre, tener cerrados los Presupuestos definitivos.

En este sentido, el PSOE intentó la semana pasada incluir una enmienda a una proposición de ley de medidas contra la violencia machista para presentar una propuesta que modificase de urgencia la Ley de Estabilidad Presupuestaria —y evitar así el probable veto del Senado, en el que el PP tiene mayoría—, para poder aprobar la modificación del objetivo de déficit. Sin embargo, la Mesa del Congreso desactivaba este mismo lunes la estrategia del PSOE al anular dicha enmienda.

Así, al Gobierno le quedan pocas opciones de aprobar la modificación del objetivo de déficit, ya que necesita contar con los apoyos parlamentarios suficientes para desbloquear el veto que plantea el bloque formado por el PP y Ciudadanos.

Sánchez pide comprensión a sus "potenciales aliados"

Por eso, quizás la opción más viable sea consensuar unos Presupuestos en la Cámara Baja con los principales grupos parlamentarios. No relajar el objetivo de déficit implica no cumplir el acuerdo suscrito con Unidos Podemos en materia presupuestaria; en cambio, supone un acercamiento de posturas evidente con PP y Ciudadanos, que podrían facilitar la aprobación de las cuentas nacionales.

Sánchez ha explicado en Nueva York que elaborará los Presupuestos Generales del Estado para 2019 con la senda de déficit que trazó el anterior Gobierno del PP si se ve "obligado" a ello, al tiempo que ha mostrado su convencimiento respecto a que sus "potenciales aliados" han entendido que ha hecho lo posible por cumplir sus compromisos.

Leer más: Unidos Podemos pide más impuestos a la banca, grandes fortunas y eléctricas para apoyar los Presupuestos de 2019

"Si nos vemos obligados a presentarlos con el anterior objetivo de déficit, lo haremos", ha reconocido el presidente del Gobierno, que se ha referido a esos aliados cuando le han preguntado por los socios parlamentarios nacionalistas del PSOE, ante lo cual ha reconocido que "si se prioriza el conflicto en lugar de la cooperación, la legislatura en España ha terminado y habrá elecciones".

"Pero si se prioriza la cooperación para hacer políticas sociales, creo que podemos aguantar hasta 2020, que es mi objetivo, y hacer transformaciones en la sociedad", ha explicado Sánchez, que no ha detallado más sobre los siguientes pasos a seguir por parte del Gobierno.

El compromiso de déficit con Bruselas para 2019 es del 2,1% sobre el PIB

En cualquier caso, el anuncio de Sánchez implica que en los Presupuestos de 2019 se incluirá un compromiso de reducir el déficit público al 2,1% respecto al PIB. Algo que implica la renuncia a elevar el techo de déficit en unos 5.000 millones de euros, tal y como tenía previsto en un principio el Gobierno.

"El PP y Ciudadanos tendrían que explicar por qué lo han rechazado", ha señalado el presidente del Gobierno, quien se ha quejado de que el Gobierno tendría "más posibilidades con el 0,5% extra [esos 5.000 millones]". Eso sí, ha querido mandar un mensaje a sus socios: "Entiendo que nuestros aliados verán que lo hemos intentado".

Leer más: El déficit público cae hasta el 1,87% del PIB hasta julio, un 16,3% menos que en 2017

Cabe destacar que este mismo jueves se conocía el dato de déficit público en los siete primeros meses de 2018, que se situaba en el 1,87% del PIB o, lo que es lo mismo, 22.634 millones de euros. El indicador es positivo porque representa una caída del 16,7% respecto al mismo período del año anterior.

De cumplirse la proyección que se extrae del déficit acumulado en los primeros siete meses del año, a finales de 2018 el déficit sería del 3,2% del PIB, algo por encima del objetivo pactado, del 2,7%.

Te puede interesar