Aprobados los indultos a los políticos catalanes presos: "El Gobierno ha tomado esta decisión porque es la mejor para Cataluña y España", según Pedro Sánchez

Oriol Junqueras saluda a Pedro Sánchez en la sesión constitutiva del Congreso.
Oriol Junqueras saluda a Pedro Sánchez en la sesión constitutiva del Congreso.
REUTERS
  • "La democracia española demuestra hoy su grandeza. Es una buena ocasión para que también la demuestren los que la cuestionan", ha declarado el presidente Sánchez.
  • El presidente del Gobierno ha recordado que se conmutan las penas de prisión, pero se mantienen las de inhabilitación sobre los 9 condenados con cárcel por el 'procés'.
  • "Miramos el futuro con más optimismo. Queremos abrir una nueva etapa de diálogo, de reencuentro, y cerrar la de la división y el enfrentamiento", ha señalado.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Tras un Consejo de Ministros que se ha prolongado durante horas, el Consejo de Ministros ya ha aprobado los indultos para los 9 políticos catalanes en prisión condenados por el Tribunal Supremo por sedición tras el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 sobre la independencia de Cataluña.

Ha sido el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, el encargado de elevar a la reunión semanal del Consejo de Ministros la propuesta de 9 decretos para cada uno de los líderes independentistas en prisión. Tras la ratificación de los mismos en el Consejo de Ministros, será el Rey el encargado de rubricarlos y estarán listos para entrar en vigor una vez se publiquen en el Boletín Oficial del Estado.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comparecido al término de la reunión del Consejo de Ministros para informar de esta decisión, que ya sobrevolaba la actualidad política desde hacía semanas y que se confirmó este lunes en un acto institucional que se celebró en Teatre del Liceu de Barcelona.

"El Gobierno ha acordado conceder los indultos a los 9 condenados por el juicio del procés. La vía judicial concluyó con la sentencia firme del Tribunal Supremo que este Gobierno no pone en cuestión", ha matizado. "Diversas personas e instituciones civiles formularon una petición de medidas de gracia que el Gobierno debe resolver en un sentido u otro. Tras sopesar las razones a favor o en contra, el Ejecutivo ha estimado que existen razones de utilidad pública para concederlas".

Sánchez ha recordado que los indultos suponen conmutar las penas de prisión, pero son "parciales": "Se mantienen las penas de inhabilitación. Además, los políticos condenados volverán a prisión si se comete un delito grave en un plazo de tiempo. "Hay condicionalidad", ha remarcado, tras asegurar que el Gobierno toma esta decisión porque considera que es la mejor "para Cataluña y para España".

"Esta certeza es el norte que guía aquí nuestro camino. Y hay camino. Los indultos afectan de manera directa a 9 personas, pero el Gobierno piensa sobre todo en los cientos de miles de catalanes que se sienten solidarios con quienes están presos, y también con muchos otros, tanto en Cataluña como el resto de España, que no respaldaron sus actos pero sí creen que han cumplido suficiente castigo".

El líder del Ejecutivo también ha remarcado que esta medida de gracia "no significa que los encarcelados deban cambiar sus ideas" y ha recordado que "jamás fueron sancionados por sus ideas" sino "por sus actos contrarios a la legalidad democrática". "Una democracia fuerte no pide a nadie que renuncie a sus ideas pero sí que se defiendan en el marco de legalidad". 

Con la medida, Sánchez espera que se tiendan puentes de concordia con la sociedad catalana. "Vivimos  juntos y juntos tenemos que afrontar las mismas preocupaciones y los mismos problemas". "Encontraremos dificultades en el camino, estoy seguro, pero creo que merece mucho la pena intentarlo".

"Queremos abrir una nueva etapa de diálogo, de reencuentro, y cerrar la división y el enfrentamiento. La democracia española demuestra hoy su grandeza. Es una buena ocasión para que demuestren la suya las que la cuestionan".

El Tribunal Supremo condenó en octubre de 2019 a 11 políticos catalanes dentro de la causa del conocido como procés. De los 11 condenados, solo 9 estaban penados con prisión. Fueron el exvicepresidente del Govern Oriol Junqueras (13 años de cárcel), los exconsellers Jordi Turull, Raül Romeva, Dolors Bassa (12 años), Joaquin Forn y Josep Rull (10 años y medio), así como la expresidenta del Parlament Carme Forcadell (11 años y medio).y los expresidentes de la Assemblea Nacional de Catalunya y Omnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, condenados a 9 años.

El PP presentará un recurso

La aprobación de los indultos llega tras semanas de polémica. El líder de la oposición, el popular Pablo Casado, ha anunciado este martes que presentará un recurso contra los decretos del Gobierno esgrimiendo ser víctima, basándose en un informe de la Guardia Civil que situaba al partido como objetivo de los CDR, los Comités de Defensa de la República en los que se organizaron los activistas por la independencia de Cataluña.

Diversas entidades y asociaciones de empresarios han defendido la concesión de indultos a los políticos catalanes presos. El presidente del Cercle d'Economia, Javier Faus, manifestó hace una semana su apoyo a los decretos de indulto, si bien reconoció hace dos días que no solucionarán los problemas entre catalanes y el resto de españoles.

El jueves, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, abundó en TVE que si los indultos ayudan a que "las cosas se normalicen, bienvenidos sean". Después matizó que su organización no tiene opinión al respecto. "Los que me conocen saben que estamos con la Constitución española, con el Estado de Derecho y el imperio de la ley". La CEOE no va a "apoyar ni desapoyar los indultos".

Incluso obispos de la Iglesia Católica lanzaron un comunicado conjunto en el que apoyaban "medidas de gracia" para resolver "situaciones de conflicto". La presidenta de la Comunidad de Madrid, la también popular Isabel Díaz Ayuso, volvió a acusar al Gobierno de utilizar a los empresarios y a la Iglesia en su campaña en defensa de estos indultos.

A la vista de las sucesivas declaraciones que se han venido produciendo, Pablo Casado elevó la tensión de su discurso e hizo frente a estos empresarios. "Ningún lobby en búsqueda de fondos europeos ni ningún cabildeo cortesano logrará apartarnos de nuestro camino", defendió. "Nuestros únicos accionistas son los españoles, solo a ellos nos debemos, no a ningún editorial ni a ningún consejo de administración".

"Pocas lecciones nos van a dar los que se fueron de Cataluña para mantener la cuenta de resultados frente al independentismo", continuó, refiriéndose a los empresarios como "los extraños compañeros de cama que Sánchez ha logrado para su causa" solo "expresan su debilidad económica y moral".

Díaz Ayuso y el PP también protagonizó una polémica hace unos días cuando en una manifestación en el centro de Madrid contra los indultos la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, adujo que Sánchez emplearía al rey Felipe VI como "cómplice". El jefe del Estado es quien debe rubricar los decretos que contienen los indultos para que estos entren en vigor una vez se publiquen en el Boletín Oficial del Estado. Ayuso acabó matizando sus palabras: "El Rey no es cómplice de nada, la culpa es del presidente del Gobierno".

Otros artículos interesantes:

Europa recuerda que su política tecnológica no es antiamericana y que las futuras regulaciones irán más allá de las firmas de Silicon Valley

"Si reconocemos que un robot puede inventar, el sistema cambia totalmente": el director de la Oficina Española de Patentes, ante los dilemas de las IA inventoras

Tu salario mínimo debería subir entre 12 y 19 euros este año y llegar a 1.047 en 2023, según la recomendación de la Comisión de Expertos

Te recomendamos

Y además