Pasar al contenido principal

Pedro Sánchez, nuevo presidente del Gobierno tras salir adelante la moción de censura a Rajoy

Pedro Sánchez en el Congreso
PSOE

Pedro Sánchez se ha convertido este viernes 1 de junio en el séptimo presidente del Gobierno de España desde la Transición después de que saliera adelante la moción de censura a Mariano Rajoy. Tras el anuncio del PNV de apoyar este movimiento las cuentas le han salido al PSOE, que presentó esta moción a raíz de la sentencia la Audiencia Nacional sobre la "Época I" del caso Gürtel, 

Con 180 diputados a favor el PSOE ha logrado los apoyos necesarios para acabar con la presidencia de Mariano Rajoy. Además de los 84 escaños de su grupo han contado con los apoyos de los 67 votos de Unidos Podemos, 9 de ERC, 8 de PDeCAT, 5 del PNV, 4 de Compromís, 2 de EH Bildu y 1 de Nueva Canarias; mientras que los 134 diputados del PP, los 32 de Ciudadanos, 2 de UPN y 1 de Foro Asturias han votado en contra, sumando en total 169 votos. La diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, se ha abstenido en la votación.

Sánchez necesitaba un mínimo de 176 votos a favor ─mayoría absoluta en la Cámara─ de la moción de censura para desbancar a Rajoy de la Presidencia del Gobierno, por lo que la negociación con los partidos independentistas y regionalistas se antojaba clave ─especialmente tras la aplicación del Artículo 155 de la Constitución en Cataluña por parte del Gobierno─.

Sin embargo, hasta el debate de este jueves la posición del PNV, cuyos 5 diputados eran la llave para alcanzar la mayoría absoluta, estaba en el aire. Pero el anuncio de Pedro Sánchez de que gobernaría respetando los presupuestos pactados por el PP, Ciudadanos y el grupo parlamentario vasco, convenció finalmente a los nacionalistas.

Leer más: Los 5 motivos del PNV para apoyar los Presupuestos Generales del Estado

Hace sólo una semana, el Gobierno pactaba con el PNV los Presupuestos de 2018 con la promesa de levantar el Artículo 155 en Cataluña, subir las pensiones y como medida para evitar un adelanto electoral.

Paradójicamente, los puntos acordados con el Gobierno de Mariano Rajoy se han convertido en la llave para desbloquear la moción de censura del PSOE, por lo que se entiende que Pedro Sánchez mantendrá la palabra dada por Rajoy al PNV respecto a Cataluña, las pensiones y otros aspectos como el refuerzo de las inversiones en el País Vasco.

Sánchez, de estar desahuciado a presidente

Lo que no consiguió Pablo Iglesias a finales de abril del año pasado ─a través de una moción fundada en los casos de corrupción del Partido Popular destapados por la Operación Lezo y las injerencias judiciales─, ha servido para que Sánchez se convierta en el primer presidente investido en una moción de censura, en el cuarto intento durante la democracia.

Hace un año y una semana, Pedro Sánchez se imponía sorprendentemente en las primarias celebradas por el PSOE para elegir secretario general, tras haber sido desahuciado medio año antes en un Comité Federal del partido.

Condenado a liderar un PSOE fracturado y bicéfalo, con Susana Díaz como principal adversaria política en su propio partido, Sánchez se ha mantenido como líder de la oposición gracias a los 84 escaños cosechados por su partido en las últimas elecciones de 2016. Sin embargo, las encuestas electorales tras la sentencia de la Gürtel dibujaban un panorama de cambio, con Ciudadanos como primera fuerza política, el PSOE prácticamente igual y el PP cayendo hasta el cuarto puesto y perdiendo la mitad de sus escaños.

Sea como fuere, la sentencia de la Gürtel ─en la que se condena no sólo al extesorero Luis Bárcenas y a Francisco Correa, sino también al Partido Popular como responsable civil a título lucrativo, al tiempo que acredita la caja B del partido─ ha terminado por costarle el sillón a Rajoy, quien durante el debate del jueves trató de desvincular a los condenados de su formación y de su Gobierno.

Sin fecha electoral

Sánchez ha sido investido este viernes como nuevo presidente del Gobierno con las promesas de dialogar con la Generalitat, respetar los acuerdos alcanzados con el PNV para sacar adelante los Presupuestos y reforzar el "diálogo con los actores sociales".

Eso sí, el nuevo presidente del Gobierno ha evitado proponer una fecha para la celebración de unas nuevas elecciones, tras menos de dos años de legislatura. De cumplirse los plazos previstos, podría mantenerse en el Gobierno hasta el verano de 2020, aunque parece improbable, ya que su intención es dotar de "estabilidad institucional" al Gobierno temporalmente hasta la celebración de nuevos comicios.

Te puede interesar