Los peligros nutricionales que conlleva comer mirando el móvil, la TV o el ordenador

Los peligros de comer frente a la pantalla

GettyImages

Ya sea el móvil, el ordenador del trabajo o tu televisor, comer frente a la pantalla puede derivar en problemas nutricionales

Quizá puedan pasar desapercibidos pero las evidencias científicas y expertos coinciden en señalar que este popular hábito conlleva a ingerir más comida y de peor calidad.

"Las pantallas pueden hacer que comamos más cantidad de alimentos de manera inconsciente y sin prestar atención ni a lo que comemos ni a la cantidad que se ingiere", advierten desde Colegio Profesional de Dietistas-Nutricionistas de Madrid (CODINMA). 

El motivo de esto puede ser que "el enfoque de atención se encuentra en el estímulo visual, y el del gusto queda, por tanto, en segundo plano", señalan a Infosalus.  Lo que puede traducirse en kilo de más.

Según un estudio publicado en American Journal of Clinical Nutrition tras estudiar una serie de pacientes se llegó a la conclusión de que al comer con menos distracciones los pacientes se sentían saciados antes y comían menos durante el resto del día.

Los alimentos que se ingiere también tiende a ser menos saludable. Así lo evidencia un informe elaborado por el Grupo de Evaluación de Determinantes de Salud y Políticas Sanitarias de UIC Barcelona, recogido por Europa Press.

De acuerdo a sus conclusiones, los niños de entre 1 y 14 años que pasan más de una hora al día de su tiempo de ocio frente a una pantalla comen más comida basura, como dulces y "snacks", que el resto de menores.

9 consejos para ayudarte a controlar tu apetito si ves que está fuera de control

Entre los problemas nutricionales asociados con comer ante el ordenador o el teléfono móvil, el CODINMA también apunta al riesgo de aerofagia —una ingesta excesiva de aire generada por comer rápido y no masticar bien—. Esto puede conducir a hinchazón, eructos, gases o dolor abdominal.

Asimismo ingerir comida de manera acelerada es tener que padecer digestiones más pesadas. Cuando se come de forma rápida, los alimentos no se mastican lo suficiente y pasan al estómago sin haber sido triturados convenientemente.

Por último los especialistas recalcan un mayor riesgo de atracones compulsivos. "Hay personas a las que les puede causar ansiedad ver noticias en el momento de la comida, y eso puede tener consecuencias en su alimentación como comer con ansiedad, más cantidad y más rápido".

Otros artículos interesantes:

Cómo entrenar a tu cerebro para acabar con los malos hábitos que te impiden adelgazar o comer sano

¿Estás estresado y con un apetito voraz? Cómo lograr vencer la ansiedad por comer compulsivamente

4 trucos realmente sencillos para ayudarte a comer más despacio, según los consejos de una nutricionista

Te recomendamos