Pasar al contenido principal

La peligrosa dependencia del corazón de Silicon Valley de las fortunas de millonarios como Mark Zuckerberg o Tim Cook

Zuckerberg Palo Alto [RE]
Palo Alto es el hogar de un asombroso número de multimillonarios. vaalaa/Shutterstock/Business Insider
  • La ciudad de Palo Alto, situada en el condado de Santa Clara en California, es la capital simbólica de Silicon Valley.
  • Su código postal 94301 corresponde al los hogares de multimillonarios tecnológicos Mark Zuckerberg, Tim Cook, Larry Page y otros muchos ejecutivos millonarios y multimillonarios.
  • El poder adquisitivo de los habitantes de Palo Alto es enorme: los residentes en sus dos códigos postales pagaron en total más de 1.500 millones de dólares en impuestos a la renta a lo largo de 2016.
  • Un reciente reportaje de Los Angeles Times cita a varios expertos que desconfían de la dependencia de California de estos contribuyentes adinerados: "Si los millonarios se resfrían, todos moriremos de gripe".

En Palo Alto, un pueblo de 67.000 habitantes del condado de Santa Clara, en California, el nivel de riqueza es inmenso.

El promedio de ingresos familiares en Palo Alto es de 137.000 dólares, lo que significa más del doble que la media de Estados Unidos. Y, sin embargo, muchos residentes se consideran de clase media al tener que afrontar elevados gastos como el carísimo precio de las casas en la zona o el cuidado de los niños pequeños, según explica The Palo Alto Weekly, el periódico de la comunidad.

La situación se puede explicar porque buena parte de estos residentes viven a la sombra de algunos de los personajes más ricos de todo Estados Unidos. Palo Alto es el hogar de (entre otros) Mark Zuckerberg (Facebook), Tim Cook (Apple) o Larry Page (Google). Estos multimillonarios, junto a otros mucho más grandes magnates, son los verdaderos motores de la floreciente economía de la ciudad.

Según un reciente reportaje publicado en Los Angeles Times, el éxito económico de California depende cada vez más de la riqueza de los residentes de los enclaves de moda entre los adinerados, como es el caso de Palo Alto.

"Somos muy dependientes de los millonarios",explica Mike Genest, ex director presupuestario del gobernador Arnold Schwarzenegger, al LA Times. "Si los millonarios se resfrían, todos morimos de gripe". Debido a que el 70% de los ingresos de California se deriva del impuesto sobre la renta, (esa dependencia se ha sextuplicado desde la década de 1950), una caída de las acciones de Facebook o Google o Tesla podría ser un golpe importante para muchos residentes.

Leer más: 10 cosas que Silicon Valley considera normales y el resto del mundo no tanto

En 2016, 9.000 declaraciones de impuestos de los residentes de Palo Alto en el código postal 94301, que incluye el campus de la Universidad de Stanford, conllevaron 934 millones de dólares en ingresos fiscales para California, más que cualquier otro código postal en el estado, de acuerdo con LA Times. Y el código postal 94303 de Palo Alto generó 636 millones de dólares adicionales en ingresos fiscales para el estado.

Ese dinero sirve para financiar programas gubernamentales en áreas menos prósperas de California y, finalmente, "determinan si realmente se pueden cumplir las promesas de construir más viviendas, reformar la atención médica o invertir en escuelas", escribe Melanie Mason de LA Times.

Palo Alto's economy is booming.
Palo Alto's economy is booming. Lynn Yeh/Shutterstock

El principal lastre de Palo Alto está salpicado de signos obvios de una economía en auge. "Los Teslas, tan omnipresentes que han sido apodados el 'Palo Alto Prius', circulan en intervalos regulares. Robots en forma de nevera sobre ruedas y sus conductores humanos maniobran alrededor de los peatones para entregar alimentos y otros bienes", escribe Mason. Pero todavía sigue siendo una ciudad pequeña y es por eso que a los grandes CEO les encanta, explica un portavoz de la ciudad al LA Times.

No es solo un boom de negocios, también está surgiendo en el sector inmobiliario. La casa media está valorada en más de 3,2 millones de dólares desde septiembre de 2018, según Zillow. Un terreno de alrededor de 4.000 metros cuadrados se ha llegado a vender por 15 millones de dólares a principios de este año. Un bungalow de unos 85 metros cuadrados está a la venta por 2,59 millones de dólares y el fundador de una multimillonaria empresa tecnológica ha puesto en junio a la venta su enorme mansión de Palo Alto por un precio de 100 millones de dólares.

Pero la innovación y la inversión no pueden durar para siempre, según argumentan algunos analistas. Este boom económico actual se acerca a una década, escribe Mason, y algunos expertos creen que está llegando al límite. Y cuando la prosperidad del 1% disminuye, la voluntad del estado también.

Leer más: Silicon Valley es tan cara que ni los empleados de Facebook y Apple pueden permitirse vivir cerca de la oficina

"Los analistas de S&P Global señalaron en agosto que la dependencia del estado de las personas de altos ingresos y las ganancias del capital de Palo Alto y sus similares ha aumentado su 'susceptibilidad a la volatilidad fiscal'", escribe Mason, agregando que algunos expertos en presupuesto sugieren que hay una manera de reducir la dependencia de los ricos, pero en última instancia es un trabajo para el gobernador entrante de California.

Pero a los súper ricos no parece importarles. Desde 2010, los residentes de Palo Alto "han votado abrumadoramente para imponerse mayores impuestos a sí mismos" en dos medidas separadas, según el LA Times.

"En muchos sentidos, las personas toman [la prosperidad actual] por sentado", ha dicho el representante de la ciudad al LA Times. "Existe una especie de fe en que podemos transformarnos a nosotros mismos si es necesario".

Te puede interesar