Pasar al contenido principal

Donald Trump se topa con una protesta muy grosera al aterrizar en el aeropuerto de Stansted para su visita oficial a Reino Unido

Trump met with very rude protest as he flies into Stansted Airport for UK state visit
Getty
  • El presidente de los Estados Unidos se ha topado con una protesta grosera a su llegada al Reino Unido.
  • Trump ha podido ver desde la ventanilla de su avión la imagen de un pene gigante dibujada sobre el campo en una zona próxima al aeropuerto de Stansted.
  • El estudiante Ollie Nancarrow ha dibujado la "obra" junto a la imagen de un oso polar, además de escribir "el cambio climático es real".
  • La protesta se produce ante la controvertida visita de Donald Trump a Reino Unido esta semana.
  • Descubre más historias en Business Insider.

Donald Trump se ha encontrado con la imagen de un pene gigante dibujado en los campos que rodean al aeropuerto de Stansted a su llegada a Reino Unido para su visita oficial de esta semana.

La imagen, que está acompañada por el mensaje "Oi Trump" fue dibujada por el estudiante y emprendedor Ollie Nancarrow, que ha llevado a cabo la protesta en los terrenos que pertenecen la casa de sus padres en la localidad de Hatfield Heath, en respuesta a la postura del presidente estadounidense sobre el cambio climático.

"Adivina quién ha estado ocupado hoy cortando el césped para enviar un mensaje a Trump en su ruta a Stansted..." ha tuiteado Nancarrow. 

"Por favor, ¡comparte y veamos hasta dónde podemos llegar con esta bienvenida!", añade el joven.

Trump met with very rude protest as he flies into Stansted Airport for UK state visit
Born Eco / Ollie Nancarrow

Nancarrow también ha dibujado la imagen de un oso polar junto al mensaje "el cambio climático es real" en otro terreno cercano.

Trump ha cuestionado en múltiples ocasiones el cambio climático y en 2018 acusó a los expertos del clima de tener una "agenda política".

Trump met with very rude protest as he flies into Stansted Airport for UK state visit
Born Eco / Ollie Nancarrow

La protesta se produce antes de la controvertida visita de tres días del presidente de los Estados Unidos al Reino Unido, que ha comenzado con las palabras de Trump metiéndose de lleno en la pelea por la sucesión de Theresa May como primera ministra.

Trump ha elogiado al ex Ministro de Asuntos Exteriores y favorito para el puesto, Boris Johnson, en entrevistas para el Sun y el Sunday Times, y ha criticado la forma en que May ha gestionado el Brexit.

Este lunes Trump acudirá al Palacio de Buckingham, donde cenará en un banquete de Estado con Isabel II y varios miembros del Gobierno de May.

Boicot político

Los líderes de la oposición Jeremy Corbyn y Sir Vince Cable han boicoteado la cena en protesta contra Trump.

El presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, que se ha negado a que el presidente estadounidense hable en el Parlamento británico durante su viaje, tampoco estará presente.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, tampoco estará allí, después de calificar la retórica de Trump como la de "los fascistas del siglo XX".

Trump ha devuelto el golpe, comparando peyorativamente al alcalde de Londres con el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio. Antes de llegar a Londres, Trump dijo lo siguiente sobre Khan: "No pienso mucho en él. Es el gemelo de De Blasio, excepto que es más bajito".

Hay grandes protestas programadas en el centro de Londres contra Trump para este martes. Se espera incluso que aparezca el dirigible gigante que representa a Trump en pañales, tal y como sucedió ya en su visita del año pasado.

Y además