Pasar al contenido principal

Las pensiones como responsabilidad personal y no como función del Estado: un experto augura cambios en España antes de 2020

Dos jubilados paseando
Pixabay
  • El profesor Arun Muralidhar afirma en una conferencia en Madrid que el sistema de pensiones en España debe cambiar radicalmente antes de 2020 para superar el envejecimiento demográfico.
  • Apuesta por un nuevo paradigma de pensiones, en el que los individuos deben responsabilizarse de su jubilación, no el Estado o la empresa para la que trabajen.
  • El experto asegura que los sistemas de pensiones fallan porque considera que la teoría financiera en la que se basan es errónea en varios aspectos.
  • Además, advierte de que el uso de asesores financieros automatizados o roboadvisors traerá problemas si sustituye al análisis en profundidad.

Desde hace décadas, el sistema español de pensiones está envuelto en un debate sobre qué reformas serán necesarias para garantizar su viabilidad futura. El envejecimiento demográfico, la caída de la recaudación por la precariedad laboral y las consecuencias de la digitalización en el empleo son factores que generan división de opiniones y de propuestas entre los expertos.

Y, mientras el debate continúa, el tiempo para tomar decisiones podría estarse agotando. Esa es la tesis que ha defendido en una conferencia en Madrid Arun Muralidhar, un experto financiero que ha trabajado en el Banco Mundial y actualmente dirige varios fondos de inversión.

En su opinión, el sistema de pensiones en España debe cambiar radicalmente antes de 2020 para superar el envejecimiento demográfico.

Leer más: Los 34 países con los mejores sistemas de pensiones del mundo

¿Deben ser las pensiones una responsabilidad personal?

Muralidhar, que es profesor adjunto en la Universidad George Washington y CEO de los fondos AlphaEngine Global Investment Solutions y M-Cube Investments Technologies, asegura que el cambio de paradigma para las pensiones pasa por que "el individuo se responsabilice de su jubilación, en lugar de que lo haga el Estado o la empresa para la que trabaja".

Durante su intervención en la III Conferencia Internacional sobre Longevidad y Soluciones para la Jubilación, organizada por Analistas Financieros Internacionales (Afi) y el Instituto Santalucía, el profesor ha defendido que, durante su trabajo para el Banco Mundial, cometió varios errores que le han llevado a concluir que la teoría financiera se equivoca en muchos aspectos al tratar la jubilación.

Arun Muralidhar ha asegurado que es necesario poner en marcha productos financieros "que sean comprensibles" y que se adapten a las necesidades y a la esperanza de vida de los que se jubilan. También ha destacado que es muy complicado calcular una cantidad concreta que ahorrar durante la vida laboral para vivir sin apreturas después de retirarse, pero sí es posible hacerlo en términos de gasto mensual.

Para alcanzar esa meta de jubilación, el profesor defiende un instrumento financiero de bajo riesgo llamado SelFIES. Este producto, similar a un bono del Estado, ofrece ingresos durante la jubilación en función de lo que el titular decida que va a necesitar año a año y que se compatibiliza con la pensión pública.

Leer más: 10 claves para entender cómo funcionan los planes de pensiones

Este concepto, que ya se ha presentado en EE.UU., Francia, Australia o Japón, fue desarrollado por Muralidhar en colaboración con el premio Nobel de Economía Robert Merton para intentar garantizar los ingresos y el nivel de vida después de retirarse.

El peligro de los asesores financieros automatizados

Respecto a la influencia de las nuevas tecnologías en los mercados financieros, Arun Muralidhar ha advertido contra el uso de los asesores financieros robotizados que ayudan en la toma de decisiones de inversión. En su opinión, "estos robo-advisors prometen reemplazar a los asesores humanos, pero su implantación conlleva riesgos".

El experto considera que estos asesores mecanizados tienden a recomendar invertir en "valores sobre los que ya te sientes optimista" y carecen de especialización. "Los roboadvisors son un desastre en potencia", asegura Muralidhar, que resalta la necesidad de tener en cuenta las propias expectativas de jubilación a la hora de decidir qué inversiones son más convenientes.

"Usar software para reemplazar el análisis experto supone un peligro", señalando que el machine learning y la Inteligencia Artificial aún no han conseguido suplantar al criterio humano. Sin embargo, ha reconocido que estos instrumentos tienen la ventaja de su bajo coste y de su capacidad para conectar con los millennials, que valoran su inmediatez.

Te puede interesar