Ramón Laguarta, CEO de PepsiCo, explica por qué no seguirá a Coca-Cola en su apuesta por los refrescos con alcohol

Botellas de Pepsi en un supermercado de EEUU
Botellas de Pepsi en un supermercado de EEUU

REUTERS/Mario Anzuoni/File Photo

Pepsi y Coca-Cola llevan años peleando entre sí por el mercado de los refrescos de cola, pero durante esta pandemia han decidido tomar diferentes caminos para vender otras bebidas a los consumidores.

Coca-Cola anunció en julio que entraría en el mercado de las bebidas refrescantes con alcohol, los 'seltzer duros', y confirmó la apuesta este martes anunciando un acuerdo con la cervecera Molson Coors para fabricar una versión con alcohol de su agua con gas Topo Chico que venderá en Estados Unidos en 2021.

Leer más: Coca-Cola entra en el mercado de los refrescos con alcohol

Sin embargo, PepsiCo no planea seguir ese camino, según dijo este jueves el CEO de la compañía, Ramón Laguarta. En su lugar, la empresa mantendrá el "foco al 100%" en el negocio de las bebidas energéticas, confirmó el ejecutivo a preguntas de los analistas durante una conferencia de presentación de resultados.

PepsiCo, propietaria de Gatorade, compró recientemente RockStar y llegó a un acuerdo de distribución con Bang Energy, ambos anunciados el jueves. Junto a su refresco Mountain Dew y las bebidas con la marca de Starbucks, convierten al segmento de bebidas energéticas en una categoría emergente en la compañía.

"Estos son nuestros cuatro grandes pilares y van a ser nuestra prioridad, especialmente en 2021", confirmó Laguarta.

El directivo español de PepsiCo considera los 'seltzer duros' una moda de corto plazo

Ramón Laguarta.
Ramón Laguarta.
Reuters

La decisión de PepsiCo supone un camino diferente para hacer frente a la pandemia que Coca-Cola, ya que ambas categorías, las bebidas energéticas y los refrescos con alcohol, han crecido de forma sólida durante la pandemia en Estados Unidos.

Las ventas de bebidas energéticas de PepsiCo crecieron a "doble dígito" durante el tercer trimestre, según la compañía. Y aunque Coca-Cola no ha lanzado aún su versión de Topo Chico con alcohol, los datos de la consultora Nielsen muestran que los consumidores estadounidenses han seguido comprando 'seltzer duros'.

Laguarta considera que los 'seltzer duros' serán una moda de corto recorrido. "Hace unos años eran los CBD (bebidas infusionadas con cannabidiol, que se obtiene de la flor del cannabis), ahora son las bebidas con alcohol", afirmó el empresario español, que insistió en que tienen "varias oportunidades" por delante.

Leer más: El español Ramón Laguarta, nuevo presidente de Pepsico

La decisión de PepsiCo de no entrar en este sector también tiene que ver con los canales de distribución, que en Estados Unidos están regulados para el alcohol. Coca-Cola acordó el martes que la cervecera Molson Coors sería la que distribuiría su refresco con alcohol. 

PepsiCo cerró el tercer trimestre del año con un incremento de facturación del 5% hasta los 18.090 millones de dólares, por encima de las estimaciones de los analistas.

La multinacional de las bebidas considera que el cambio del comportamiento del consumidor apoya su apuesta por las energéticas. "La gente está asumiendo rutinas de ejercicio diario. Esto ayuda al segmento de las bebidas energéticas y obviamente Gatorade es un líder en esa categoría", añadió el ejecutivo español, en referencia a una de las bebidas de su marca.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime

Otros artículos interesantes:

Una nueva investigación encuentra la fórmula matemática para viajar en el tiempo

Cuándo se cobra el paro de octubre y cómo se abonan los ERTES

Las mascarillas de cobre y zinc son más seguras: así eliminan el coronavirus

Te recomendamos

Y además