Esta pequeña localidad te paga hasta 8.000 euros anuales por vivir allí

santo stefano di sessanio
Getty
  • Santo Stefano di Sessanio, un pueblo medieval amurallado en la región italiana de Abruzzo, está dispuesto a pagar a las personas que quieran mudarse y comenzar un negocio allí.
  • El pequeño pueblo se encuentra a 1.250 metros sobre el nivel del mar dentro del parque nacional Gran Sasso e Monti della Laga y solo cuenta con 115 vecinos, siendo la mitad jubilados.
  • Para llenar de vida al pueblo, el ayuntamiento ofrece una cuota mensual durante 3 años, una contribución única de hasta 20.000 euros para poner en marcha un negocio empresarial y una propiedad por un alquiler simbólico.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

De nuevo, un pequeño pueblo necesita encontrar la manera de rejuvenecer a su población y para ello necesita hacer lo posible para atraer a nuevos vecinos.

Algunas pequeñas localidades optan por casi regalar sus casas abandonadas (con el compromiso de que el comprador la renueve) y otros van un paso más allá y optan por pagarte si te mudas allí

Eso y más es lo que ofrece ahora Santo Stefano di Sessanio, un pueblo medieval amurallado en la región italiana de Abruzzo, que está dispuesto a pagar a las personas que quieran mudarse y comenzar un negocio allí, según publica CNN.

Fabio Santavicca, alcalde de la localidad, asegura que el único objetivo es que el pueblo siga teniendo vida y que no se trata de un tema de negocios.

Pero hay ciertas condiciones y es aquí es donde viene el problema: para poder solicitar la oferta tienes que ser residente en Italia (o tener la capacidad legal para serlo), y tener 40 años o menos.

Esto es lo que tienes que saber sobre el pueblo y las condiciones

Santo Stefano es más conocido por Sextantio, su lujoso "albergo diffuso", o "hotel disperso" cuyas habitaciones se encuentran en diferentes casas del pueblo.

El pequeño pueblo se encuentra a 1.250 metros sobre el nivel del mar dentro del parque nacional Gran Sasso e Monti della Laga y solo cuenta con 115 vecinos (aunque durante el año viven allí solo entre 60 y 70), siendo la mitad jubilados y menos de 20 de ellos son niños.

Para acabar con esta descompensación, el ayuntamiento está tomando medidas y pagará a los nuevos residentes una cuota mensual durante 3 años, hasta un máximo de 8.000 euros al año. Más allá de eso, ayudará a los nuevos vecinos con una contribución única de hasta 20.000 euros para poner en marcha un negocio empresarial y les ofrecerá una propiedad por un alquiler simbólico, aunque aún no han especificado cuánto sería exactamente. 

Tampoco han especificado a cuántos nuevos residentes tienen pensado acoger, pero alrededor de 1.500 personas ya se han presentado desde que el plan se puso en marcha el 15 de octubre. Sí estiman que serán alrededor de 10 personas o 5 parejas las que finalmente se mudarán a la localidad. 

Leer más: Coliving rural, una nueva forma de vivir y trabajar durante y después del confinamiento

Sobre el tipo de negocio que los solicitantes pueden empezar, no todo es válido, sino que tiene que estar relacionado con los siguientes ámbitos: guías, personal de la oficina de información al turista, trabajadores de limpieza y mantenimiento, dueños de farmacias o venta de comida de la zona.

Los solicitantes, que deberán quedarse como mínimo 5 años, deben tener entre 18 y 40 años y no residir en la zona de Santo Stefano. Deben ser residentes en Italia, ciudadanos de la UE o estar en posesión del derecho a permanecer en la UE por un período indefinido. Si ya residen en Italia, deben proceder de una zona de más de 2.000 residentes (no quieren luchar contra la pérdida de población quitando residentes de otras pequeñas comunidades).

La vida que les espera

El pueblo grande más cercano es L'Aquila, a media hora de distancia. Roma está a unas 2 horas, y la costa del Adriático está a 90 minutos en coche. El aeropuerto más cercano es Pescara, también a 90 minutos.

Los nuevos residentes vivirán en la base de las montañas, lo que dificulta la movilidad en los meses de invierno, pero tienen garantizada la tranquilidad al vivir alejados del caos de las ciudades a las que se han trasladado tantas personas desde el final de la Segunda Guerra Mundial 

Sin medidas así, pueblos como Santo Stefano morirán en poco tiempo. Por ello, buscan la manera de devolverle la vida y que puedan volver a funcionar económica y socialmente gracias a la gente joven. 

Si la idea de mudarte a un pueblo remoto en Italia te ha convencido, rellena el formulario de solicitud antes del 15 de noviembre.

LEER TAMBIÉN: 8 lugares de todo el planeta en los que te pagan por irte allí a vivir

LEER TAMBIÉN: Nos adentramos en la fábrica italiana que produce quesos de 200 euros empapados en vino

LEER TAMBIÉN: Airbnb quiere poner en el mapa a un recóndito pueblo italiano pagándote por vivir en él

VER AHORA: Los 3 escenarios que maneja el grupo hotelero Palladium en 2021 tras la debacle turística por la pandemia

    Más:

  1. Italia
  2. Top