Este grupo de pequeñas acciones tecnológicas va silenciosamente dominando a los FANG después de años de estar por detrás: este experto explica por qué es solo el principio

James Paulsen, Leuthold Group.
James Paulsen, Leuthold Group.
Screengrab/Youtube
  • Un grupo de pequeñas firmas tecnológicas poco conocidas están comportándose mejor que sus grandes homólogos desde junio, según Jim Paulsen, The Leuthold Group. 
  • Recomienda a los inversores que ajusten sus portfolios hacia esta cohorte en vez de fijarse en los grandes FANGs, que además ven incrementarse sus riesgos conforme se sitúan bajo el foco de los reguladores. 
  • Una combinación de valoración, volatilidad y comportamiento son algunos de los factores que colocan a estas acciones en una situación más favorable. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cabot Microelectronics, SolarEdge Technologies, y Viavi Solutions son nombres de empresas de las que probablemente no hayas oído hablar. 

Estas empresas están el top de las firmas que forman parte del índice S&P 600 SmallCap de tecnología y se sitúan entre las que pueden desbancar a sus homólogos más grandes en términos de rentabilidad. Esto según Jim Paulsen, estratega jefe de inversión de Leuthold Group, una firma de investigación y gestión de activos que mueve más de 1.000 millones de activos. 

Para cualquiera que esté considerando comprar acciones tecnológicas, este analistas advierte de que hay una oportunidad de inversión en compañías de pequeña capitalización con valoración en el mercado de menos de 1.000 millones de dólares en vez de invertir en los conocidos como FANGs, acrónimo donde se incluye Facebook, Amazon, Netflix y la compañía matriz de Google, Alphabet. En una nota reciente argumentando esta idea, reconocía que esta propuesta podría ser desalentadora para algunos inversores. 

Después de todo, las grandes empresas tecnológicas han estado entre las apuestas inversoras más seguras en estos años en los que hemos vivido un histórico mercado alcista. Sus títulos han tenido unos retornos importantes durante los últimos diez años. 

Leer más: Es hora de romper los FAANG (Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google)

Además, los negocios relacionados con el hardware y el software siguen manteniéndose fuertes, incluso cuando el negocio manufacturero de la "vieja era" parece saltar a la recesión. Si esta tendencia continúa, es plausible que las compañías más grandes puedan ser las más beneficiadas de la demanda para soluciones de tecnología innovadora. 

Pero Paulsen observa estas posiciones de valor de forma diferente, sus conclusiones apuntan que las empresas tecnológicas pequeñas serán de hecho las que podrían dominar el panorama de subidas. Considera que ya están tomando el relevo de los grandes jugadores. 

El índice tecnológico S&P 600, que Paulsen bautiza como MiniFangs, ha mejorado gradualmente el comportamiento registrado por el selectivo donde se incluye las verdaderas FANG después de que este lleve atravesando un largo periodo de bajo rendimiento desde junio de 2016. 

Si esta tendencia continua. Leuthold considera que las acciones tecnológicas de pequeña capitalización ganarán mayor popularidad y conseguirán más flujos por parte de los inversores. 

Va más allá señalando su comportamiento actual para destacar otras tendencias que podrían empujarlas a niveles más elevados. Las acciones de pequeña capitalización son más atractivas desde el punto de vista de su valoración, asegura, al comparar los títulos del S&P 600 con sus homólogos del S&P 500. 

Su indice geoponderado en el que compara el precio futuro en función de las ganancias, la ratio de precio sobre libros, y el valor de la ratio de precio sobre cash flow muestra que las pequeñas acciones están más baratas desde 2013. 

También observa que hay otro dato atractivo para comprar acciones de pequeña capitalización si se analiza su volatilidad. Concluye que la volatilidad de las acciones del S&P 600 es un buen indicador para analizar el comportamiento de la evolución de su precio, que se basa en la volatilidad relativa entre pequeñas y grandes empresas durante 120 días.

Si encuentras que estos argumentos son insuficientes, entonces Paulsen tiene otro más para que tomes en consideración: las pequeñas empresas tecnológicas no se están enfrentando al mismo escrutinio del regulador como sus contrapartes más grandes. 

"Hoy, cuando llega el momento de las acciones tecnológicas mientras que grande puede parecer bonito, pequeño puede ser inteligente", asegura. Si se habla de nombres concretos, Brooks Automation, Power Integrations, and Itron están entre las 10 firmas top en el índice S&P. Y el fondo Invesco's S&P Small Cap Information Technology sigue el índice que da nombre al fondo. 

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

LEER TAMBIÉN: Es hora de romper los FAANG (Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google)

LEER TAMBIÉN: Apple ya no es la empresa del iPhone

VER AHORA: Así va la carrera por las vacunas contra el coronavirus: cuándo estarán las primeras y en qué fase está la investigación en España

    Más:

  1. Bolsa
  2. Mercados
  3. Trending
  4. BI PRIME