Pasar al contenido principal

Criterio, valentía, diversidad y generación de confianza: el nuevo perfil de consejero que necesitan las empresas tras el coronavirus, según sus directivos

Reunión de ejecutivos

Getty Images

  • Un estudio realizado a partir de una encuesta a más de 1.100 consejeros define cuál será el nuevo perfil que necesitan las empresas tras el coronavirus y qué temas marcarán la agenda de los consejos de administración.
  • Criterio informado, valentía, serenidad, capacidad de generar confianza o de trabajar en equipo son algunas de las competencias más demandadas por consejeros y directivos dentro de ese nuevo perfil de liderazgo.
  • Respecto a las cuestiones en las que habrán de centrarse los consejos de administración, la viabilidad del negocio, la innovación, la salud de la plantilla o el impacto social son los temas más importantes para los encuestados.
  • Además, la encuesta recoge que el 84% de los planes de contingencia de los consejos de administración no tenía en cuenta una crisis como la actual, aunque un 83% de los encuestados señala que su reacción ha sido buena o muy buena.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El coronavirus, además de provocar una de las crisis más graves y generalizadas en muchas décadas y de poner en riesgo millones de empleos, también ha supuesto un reto para el liderazgo en todas las empresas. Pocas estaban preparadas para una situación como la actual y muchas están sufriendo las consecuencias de la incertidumbre sanitaria y económica, poniendo a prueba a sus órganos de gobierno ante una crisis sin precedentes.

De hecho, según el estudio Cómo el COVID está cambiando el perfil y la agenda de los Consejos de Administración, elaborado por Antonio Núñez, senior partner de Parangon Partners, y José Luis Álvarez, profesor en INSEAD, muestra que el 84% de los planes de contingencia de los consejos de administración de empresas españolas no tenía en cuenta una crisis como la actual, tras preguntar al respecto a 1.130 directivos y consejeros.

Leer más: 12 retos a los que los directores de recursos humanos tendrán que enfrentarse en la nueva normalidad

No obstante, los resultados del sondeo también ofrecen un diagnóstico optimista respecto a la capacidad de adaptación de los consejos de administración, dado que el 48% de los encuestados valora como buena la reacción de su consejo ante la crisis, mientras que otro 35% adicional la califica de muy buena, citando factores como la agilidad, la dedicación o el intercambio de información.

De hecho, el informe destaca que "el objetivo principal del consejo en estos meses es ayudar a la compañía a sobrevivir durante esta crisis y ayudar a desarrollarla a largo plazo, un trabajo eminentemente estratégico", lo que, en opinión de los autores, confirma "la tendencia ya existente de que los consejos sean los actores estratégicos principales de las empresas".

Consejos centrados en la viabilidad y la innovación

Antonio Núñez, senior partner en Parangon Partners
Antonio Núñez, senior partner en Parangon Partners

Business Insider España

Sin embargo, las claves más llamativas del estudio realizado por Antonio Núñez, que participó el pasado junio en el VII Smart Business Meeting, y José Luis Álvarez se refieren a los desafíos a medio y largo plazo que afrontarán los consejos de administración tras la crisis del coronavirus y el nuevo perfil de consejero que los equipos directivos reclaman para afrontar ese nuevo escenario.

En cuanto a los retos que marcarán las agendas de los consejos de administración en el futuro inmediato, el estudio destaca que, si bien no hay unanimidad sobre cuánto durará la crisis, aunque un 49% estima que sus efectos durarán 2 años, sí hay más consenso entre los encuestados para señalar que la sostenibilidad de la viabilidad del negocio será crucial, como afirman un 79% de respuestas.

Además, un 51% de consejeros y directivos encuestados apuesta por la importancia de la gestión del cambio y la innovación, un 40% destaca la salud y seguridad de clientes y empleados, y entre un 20% y un 30% se centran en cuestiones como el impacto social de la empresa, la priorización del cliente, las cuestiones financieras o las operaciones corporativas.

En cuanto al comportamiento de las directivas, los participantes en el estudio han señalado mayoritariamente que cuentan un equipo adecuado, pero señalan 3 factores a mejorar, la necesidad de abordar la evaluación y mejora de esos equipos, que 1 de cada 3 reconoce no haber realizado en años, la búsqueda de talento externo, el apoyo del coaching, la preparación de un plan de sucesión para su CEO o la inversión en formación de directivos.

Más diversidad y un perfil con criterio y confianza

Otra de las prioridades de los consejos en las que se centra el estudio es cómo abordar la mejora de la diversidad en estos órganos. Así, más de la mitad de los encuestados reclama consejeros con capacidades diferentes, seguidos de cerca por otros elementos diferenciales como la nacionalidad o la experiencia internacional, el género o contar con soft skills necesarias en el nuevo contexto, dejando de lado factores como la edad.

Respecto a las competencias que los encuestados demandan al nuevo perfil de consejero, los autores señalan que "la calidad del liderazgo se mide por la capacidad de alinear e integrar a toda la organización (en este caso al consejo) hacia un objetivo compartido". Además, destacan que las respuestas de los encuestados respecto a esas características son "coherentes" con las respuestas sobre las nuevas prioridades de los consejos de administración.

En cuanto a los valores más demandados para el consejero que afronte el nuevo escenario tras el coronavirus, 2 de ellas compiten en importancia con en torno a un 60% de respaldo, contar con un "criterio informado, con conocimiento sobre la empresa, el negocio y su entorno en escenarios complejos" y aportar "fortaleza, valentía y serenidad, para contribuir al consejo y al equipo ejecutivo poder acometer acciones y decisiones difíciles".

En línea con estas 2 competencias, un 45% de los consejeros y directivos consultados reclaman un perfil "con integridad y capacidad de generar confianza en los accionistas", destacando que esa característica requiere de madurez, dimensión ética, responsabilidad y discreción, mientras que un 36% piden "capacidad de trabajo en equipo y carácter colaborador fomentando la unidad", reforzando tanto a directivos como a los demás consejeros.

No obstante, pese a que 3 de cada 5 pedían audacia a los consejeros que afronten el futuro después de la pandemia, algo más de un tercio de los encuestados prefiere apostar por la prudencia, "evitando que se actúe de forma cortoplacista o siguiendo análisis sesgados", lo que muestra la necesidad de equilibrio y flexibilidad dentro de los consejos para actuar ante un entorno cambiante.

Por último, entre un 19% y un 11% de los consejeros y ejecutivos encuestados ha puesto en valor aptitudes como la capacidad relacional, "especialmente con los financiadores y regulador", el carácter y la personalidad, con "criterio propio y capacidad de defenderlo", eficiencia y orientación a resultados y, por último, "contar con la disponibilidad de tiempo y de dedicación necesarias" para enfrentarse a la incertidumbre del futuro después del coronavirus.

Y además