Pasar al contenido principal

Las personas con afiliación religiosa viven casi 4 años más de media que el resto

estudio relaciona longevidad con religiosidad
Pixabay

El envejecimiento es un proceso universal presente en la totalidad de lo seres vivos que pueblan el planeta. Hacerse mayor por tanto es irremediable, pero si bien es cierto que nada puede impedir que el organismo se deteriore con los años, existen factores que lo ralentizan.

Todas las estadísticas muestran que la esperanza de vida ha aumentado de manera global en todos los países desde 1840. En nuestro país, de acuerdo a los datos de población del INE, se espera que para 2066, haya más 14 millones de personas mayores en España. Es decir, el 34,6% del total de la población será mayor de 65 años.

El ser humano está consiguiendo vivir más años y vivirlos mejor, y la longevidad ya es incluso un problema social y económico en ciertos lugares.

Leer más: Responder a estas cuatro preguntas te hará vivir más y ser más feliz

Aunque no se conocen con evidencias probadas de cuáles son los todos factores concretos que favorecen la longevidad, todo indica a que la dieta, el estilo de vida o la genética son elementos que forman parte de los elementos que pueden contribuir a que una persona viva más o menos años.

En este sentido muchas investigaciones han demostrado ya que en la mayoría de países, generlmente, las mujeres suelen vivir más que los hombres.

Ahora un nuevo estudio indica que la religión también podría contribuir a que quienes la practican vivan más años.

Religión y longevidad

estudio relaciona longevidad con religiosidad
Pixabay

Publicada el pasado miércoles en la revista Social Psychological and Personality Science, la investigación muestra que las personas con afiliación religiosa viven casi 4 años más de media que aquellas que no lo son.

El estudio se centraba en el análisis de los obituarios publicados entre 2010 y 2011 de 1.100 personas de las 42 principales ciudades de los Estados Unidos y las conclusiones se mantenían incluso después de tener en cuenta factores como el género, que ya se ha visto pueden influir en la longevidad.

"La afiliación religiosa ha tenido un efecto casi tan fuerte sobre la longevidad como el género, que es una cuestión de años de vida", declara, Laura Wallace, autora principal del estudio y estudiante de doctorado en psicología en la Universidad Estatal de Ohio, en un comunicado.

De acuerdo a lo declarado por el estudio, los investigadores determinaron la religiosidad de una persona en relación a si un obituario contenía alusiones a prácticas o actividades religiosas o no. Además, también se tuvieron en cuenta otros factores como el sexo, la edad, el estado civil o las actividades sociales que realizaba el difunto en cuestión.

Leer más: 7 cosas que sueles hacer habitualmente y te impiden ser feliz

De esta manera tras el sexo y el estado civil, los resultados mostraron que las personas que se declaraban religiosas llegaba a vivir una media de 3,8 años más que las que no lo eran.

A pesar de los hallazgos puestos de manifiesto por los científicos, los resultados deben de ser asumidos por el momento como preliminares, y deberán ser contrastados y estudiados en mayor profundidad para poder ofrecer resultados concluyentes.

Aunque la información obtenida a través del análisis de los obituarios es escasa, la investigación apunta a que una mayor longevidad en las personas religiosas puede estar ligada a dos factores clave. Por un lado, a los hábitos saludables que muchas creencias incorporan, como no ingerir alcohol o llevar a cabo ayunos en determinadas épocas podrían contribuir a que se viva más tiempo. Por otro lado, comportamientos que favorecen la oración, la meditación, la gratitud o la fraternidad están vinculadas a menores niveles de estrés.

Aún así, los investigadores han destacado que más allá de los resultados obtenidos, no es posible aún determinar si ser religioso causa un aumento en la longevidad o si las personas más sanas tienden a ser más religiosas.

Te puede interesar