Pasar al contenido principal

Las personas poliamorosas no sienten celos por esta razón

Tres amigas posan ante la cámara
Omar Lopez / Unsplash
  • La mayoría de las persona sienten celos en su relación amorosa en alguna ocasión. 
  • Las personas que tienen múltiples parejas son poliamorosos. 
  • Incluyen a más de una persona en su vida amorosa de forma intencionada, algo que puede resultar complicado si eres celoso. 
  • Sin embargo, según estudios, muchos poliamorosos no sienten celos, o bien desaparecen con el paso del tiempo.

Los celos son sentimientos negativos. Nos disgustan, enfadan y nos convierten en personas irracionales.

Por norma general, solemos sentir más celos con nuestra pareja. Puede que pienses que tu novia está pasando demasiado tiempo con un compañero de trabajo, o que tu marido esconde algo en el móvil. Hay diferentes escalas, pero la mayoría probablemente se sentirán celosos en algún momento de su vida amorosa.

Entonces, ¿cómo es posible que algunas personas voluntariamente decidan dejar a sus parejas tener más de una relación romántica? 

Las parejas poliamorosas no solo lo permiten, sino que disfrutan teniendo más de una relación a la vez. Así, el poliamor se entiende como una relación íntima con más de una pareja a la vez. 

Elisabeth Sheff, experta en poliamor y autora de The Polyamorists Next Door, ha estudiado el poliamor durante dos décadas. Sheff reveló a Business Insider que algunas personas realmente nunca sienten los celos que al resto les reconcomen por dentro. 

"Casi nada les causa celos, no los sienten", explica. "Algunos incluso tienen dificultades para entenderlo. Sus parejas intentan explicárselo y se quedan como '¿Por qué va a importarme lo que está haciendo otra persona? ¿Por qué te molesta lo que haga otra persona si tu no estás delante?"

No obstante, al final algunas de estas personas sí aprenden a sentirse de otra manera. A lo largo de su extenso estudio, Sheff observó cómo algunas personas volvían a ella tras 15 años para decirle que por fin sabían lo que era sentirse celoso. Sin embargo, algunos jamás han admitido sentir eso: simplemente, no saben qué son los celos.

"Tal vez no han experimentado ese preciso momento", dijo Sheff. "Hay muchas cosas diferentes que pueden provocar celos a alguien, y realmente nunca sabes qué será. Normalmente suele ser cuando llega algo nuevo, una nueva pareja, una nueva situación...Y alguien que nunca lo había sentido antes dice, 'Oh, así que es esto. Qué horror". 

El poliamor tiene beneficios

Muchas parejas poliamorosas que colaboraron con Sheff explican que los celos disminuyen con los años. Para muchos funciona porque los beneficios pesan más que los celos que pueden sentir por las otras relaciones de su pareja. 

Por ejemplo, satisfacen más necesidades. El poliamor te da la oportunidad de pasar tiempo con diferentes personas cuando el resto no están disponibles. Sheff tiene una relación poliamorosa con su mujer, y asegura que es ideal cuando se va de viaje durante más de dos meses. "Viajo todo el tiempo y mi mujer se siente sola. Es muy duro para ella", explica. "Tener a alguien que esté ahí para ella sería genial. Ella tendría compañía y yo me sentiría mucho menos culpable". 

Otro beneficio es que la vida sexual es mucho mas variada. El mero hecho de que hayas encontrado a una persona con la que quieras pasar el resto de tu vida no significa que disfrute de las mismas cosas que tú en la cama.

"Si no quieres tener relaciones sexuales fetichistas, pero tu pareja quiere que les ates y les azotes, o lo haces pero en realidad estás algo asqueado, no será divertido para ninguno", explica Sheff. "En cambio, si tu pareja puede encontrar a alguien al que le vuelva loco, nadie tienen que mantener un tipo de relaciones que no quiere, y todo el mundo puede tener sexo divertido y atractivo". 

No se trata de acostarse con múltiples personas

Al contrario a lo que muchos puedan pensar, el poliamor no solo se trata de sexo. De hecho, Sheff asegura que son las amistades y conexiones fuera de la cama son lo que hace que una relación poliamorosa funcione. 

Los diferentes puntos de vista y el apoyo pueden satisfacer más fácilmente las necesidades emocionales de una persona. Además, involucrar a más de una persona puede ser una gran ayuda a la hora de criar a un hijo. Para empezar, tendrás a más gente para hacer de canguro, pero Sheff asegura que es útil tener más ideas sobre cómo lidiar con un adolescente problemático.

"Una persona puede estar completamente desconcertada, mientras que otra puede hablar con él y ver que se les ocurre", dice. "Tal vez vuelvan con una explicación más razonable".

Añadió que las parejas no suelen imponer disciplina a los chicos. "La disciplina y tomar decisiones importantes es responsabilidad de los padres. Los niños tienen muy claro quien son sus padres. Nunca están confusos por eso". 

Steff tiende a trabajar con personas que están felices con su relación poliamorosa, así que admite que ve la situación a través de un filtro de color rosa. 

No obstante, a través de su estudio ha descubierto que las personas poliamorosas tienen a ser más abiertas y comunicativas, así que si empiezan a aparecer celos son más propensos a hablar de ello. 

Te puede interesar