Esta es la razón por la que el petróleo alcanzará pronto los 120 dólares por barril y se mantendrá alto durante los próximos 2 años

Una refinería de petróleo en Los Ángeles.

Reuters

  • La firma de investigación de mercados petroleros Energy Aspects es muy pesimista con el futuro del precio del petróleo. 
  • Además, alertan de otros riesgos derivados de la invasión de Ucrania por parte de Rusia. 

Los mercados petroleros se enfrentan a una serie de riesgos globales en los próximos meses que podrían impulsar los precios del petróleo a unos 120 dólares el barril y luego mantenerse en ese entorno, según Livia Gallarati de Energy Aspects.

Entre los riesgos más a corto plazo se encuentran las sanciones de la Unión Europea, que entrarán en vigor el 5 de diciembre, y que prohibirán las importaciones de petróleo crudo de Rusia por vía marítima.

¿Por qué están bajando los precios del petróleo, la gasolina y el gas si no se ha acabado la guerra en Ucrania?

La caída abrupta en las entregas del mayor proveedor de energía de Europa probablemente provocarán un aumento en el precio del petróleo, dijo Gallarati a Business Insider, y los precios se enfrentarán una presión renovada en febrero de 2023, cuando entre en vigor el próximo conjunto de sanciones de la UE sobre productos refinados como el diésel.

"Vemos que los precios aumentan a 120 dólares para fines de este año", ha señalado. "Y realmente no los vemos disminuir significativamente desde este nivel durante los próximos 2 años, porque se percibe un problema estructural con el suministro".

El precio del petróleo subirá y afectará a los consumidores

Si bien Moscú ha estado redirigiendo petróleo a China e India, los precios aún pueden aumentar a medida que crezca el costo del transporte del crudo. Europa tendrá que aislarse de una fuente de larga data que está a solo unos días de navegación y depender de proveedores más distantes como Estados Unidos y Medio Oriente, ha explicado Gallarati.

Además, la producción de crudo de Rusia ya es 500.000 barriles por día más baja, y podría perder otros 1,5 millones de barriles por día a principios del próximo año, ya que la prohibición de los combustibles obliga a las refinerías rusas a aceptar una producción menor, según Energy Aspects.

Perder un volumen tan alto de Rusia durante un número prolongado de meses supondrá un gran golpe para los suministros mundiales de petróleo, y Gallarati sostiene que eso representa el mayor riesgo para los mercados.

 

"Simplemente, no tenemos suficiente demanda y capacidad de envío para mover todos estos barriles a otros mercados fuera de Europa", ha destacado. "El Brent va a ser estructuralmente más alto y alimentará los precios de venta para los consumidores. No hay duda al respecto".

Al mismo tiempo, los subsidios y los incentivos fiscales de los gobiernos occidentales destinados a ayudar a las personas a pagar sus facturas avivarán aún más la demanda y evitarán que la oferta se recupere.

"Los precios del mercado se van a disparar y eventualmente alguien tendrá que pagar la factura", ha advertido.

Se avecinan otros riesgos además del precio del petróleo

Aparte de las sanciones de Europa a Rusia, los planes de reapertura de China y las reacciones de EE. UU. a las decisiones de la OPEP+ pueden mantener los precios del petróleo estáticos o impulsarlos dramáticamente al alza en 2023.

En lo que va de año, el enfoque de cero COVID de China ha ayudado a Europa porque ha habido menos competencia por los suministros energéticos rusos, así como por los de otras naciones.

Pero si la demanda sofocada en la segunda economía más grande del mundo vuelve repentinamente, los precios podrían aumentar y los suministros globales enfrentarían inconvenientes adicionales, lo que afectaría particularmente a Europa.

La subida del precio del crudo ha disparado la fortuna de los magnates estadounidenses del petróleo en un 10% desde que Rusia invadió Ucrania

Mientras tanto, los otros principales productores de petróleo del mundo, la OPEP+ y los EE. UU., podrían agregar más incertidumbre a los mercados. El cártel del petróleo ha recortado su cuota de producción, elevando los precios del crudo, y EE. UU. ha estado liberando crudo de la Reserva Estratégica de Petróleo para reducirlos.

"La OPEP ha sido muy protectora para asegurarse de que haya un piso en los precios", ha afirmado Gallarati. "Y ahora se ha hablado de limitar las exportaciones de EE. UU. al resto del mundo. Lo que suceda con estas políticas será algo a tener en cuenta respecto los precios".

Otros artículos interesantes:

Por qué Europa ha cometido un error de cálculo con los combustibles fósiles y el petróleo, según esta experta

8 factores que harán que el precio del petróleo suba o baje un 20% en los próximos meses, según Bank of America

La Unión Europea ha intentado reducir su consumo de petróleo ruso, pero sigue comprando más que nadie

Te recomendamos