Pasar al contenido principal

El petróleo escala tras el acuerdo de la OPEP+, que compromete a Irak, Angola, Nigeria y Kazajistán a realizar recortes adicionales por incumplimiento del pacto previo

Una explosión en una refinería de petróleo
Reuters
  • El petróleo recupera los niveles de marzo tras el acuerdo alcanzado este fin de semana por los países de la OPEP+.
  • La cotización del barril de Brent y del índice de referencia estadounidense, el WTI, escalaba, a primera hora del lunes, hasta sus máximos desde marzo. 
  • El acuerdo suscribe un recorte de 9,7 millones de barriles diarios en julio, una extensión del acuerdo convenido para los pasados meses de mayo y junio para tratar de equilibrar el mercado mundial de crudo.
  • La OPEP+ se enfrenta a un problema y es que algunos países no han cumplido con los recortes en la producción ni, por tanto, con las cuotas de producción acordadas: Angola, Kazajistán, Nigeria y, especialmente, Irak.
  • Las naciones que no han conseguido recortar la producción de crudo de la forma convenida deberán realizar recortes adicionales en julio, agosto y septiembre, para tratar de equilibrar el incumplimiento de los últimos dos meses.
  • Esta opción que no es precisamente atractiva teniendo en cuenta que los precios del petróleo están subiendo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El petróleo recupera los niveles de marzo tras el acuerdo alcanzado este fin de semana por los países de la OPEP+. El barril de Brent cotizaba a primera hora del lunes a 43 dólares, y el índice de referencia del crudo estadounidense, el West Texas Intermediate (WTI), por encima de los 40 dólares el barril, su mayor precio desde el pasado mes de marzo.

El precio del crudo rebota al calor del acuerdo alcanzado el pasado sábado por la OPEP+ (Organización de Países Exportadores de Petróleo) y sus aliados, por el que han convenido recortar la producción durante un mes más debido a la incertidumbre que atraviesa el mercado por la crisis del coronavirus. El barril cotiza al alza impulsado, además, por el crecimiento de la demanda de petróleo en China, que alcanzó un récord histórico en importaciones en mayo. El mayo importador de crudo del mundo se ha visto atraído por los bajos precios del petróleo, y sus compras se dispararon hasta los 11,3 millones de barriles al día en mayo, tal y como señala Reuters.

El acuerdo suscribe un recorte de 9,7 millones de barriles diarios en julio, en línea con lo marcado. Lo que no es más que una extensión del pacto convenido para los pasados meses de mayo y junio para tratar de equilibrar el mercado mundial de crudo en un momento en el que las importaciones chinas de petróleo han tocado mínimos. El acuerdo se revisará mes a mes. 

Leer más: La otra cara del hundimiento del petróleo: las navieras convierten sus megabuques en almacenes flotantes alquilados a precios de oro a grandes energéticas

La OPEP+ se enfrenta a un problema y es que algunos países no han cumplido con las cuotas de producción acordadas. Así es que el acuerdo establece que las naciones que no han conseguido recortar la producción de crudo de la forma convenida deberán realizar recortes adicionales en julio, agosto y septiembre, para tratar de equilibrar el incumplimiento de los últimos dos meses. 

En el acuerdo suscrito por los 23 países miembros en una reunión extraordinaria en abril se establecía un recorte de la producción de 9,7 millones de barriles diarios en mayo y junio. Y el recorte se modularía a 7,7 millones de barriles al día de julio a finales de año, y en 5,8 millones de barriles diarios desde enero de 2021 a abril de 2022.

Irak, Angola, Kazajistán y Nigeria tendrán que ejecutar recortes adicionales al no haber cumplido con el acuerdo de la OPEP+

La guerra de precios entre Arabia Saudí y Rusia se vio agudizada e interrumpida por el desplome de la demanda de crudo durante el parón económico por la crisis del coronavirus. Las tensiones se resolvieron con este acuerdo de recorte de la producción suscrito el pasado abril por los países de la OPEP+. Pero ni a Rusia ni a Arabia Saudí parece haberles sentado muy bien que algunos de sus aliados hayan optado por tomar el camino que más les convenía. 

Leer más: El papel estratégico de España para equilibrar la balanza de la dependencia europea del gas natural ruso cobra fuerza en plena transición energética

Si a finales de mayo, se extendía el recorte de la producción de crudo hasta junio, algunas naciones decidieron priorizar sus conveniencias. Angola, Irak, Kazajistán y Nigeria no recortaron el suministro según lo acordado y el caso de Irak fue el más sangrante. 

Así es que durante las negociaciones de este sábado no faltaron las excusas. Pero Rusia y Arabia Saudí, que apostaban por compartir la carga de los recortes de forma equitativa, tomaron una posición firme y exigieron a los países que no cumplieron completamente el acuerdo que compensaran sus desviaciones durante los próximos meses, según explicó Bloomberg. Se trata de compensar la sobreproducción de mayo y junio durante los meses de julio a septiembre. Una opción que no es precisamente atractiva ni favorable para estos países teniendo en cuenta que los precios del petróleo están subiendo.

La negociación fue tensa, especialmente con Irak, pero al final las cuatro naciones productoras de petróleo han suscrito el acuerdo con las compensaciones incluidas. Queda ahora por ver si realmente se decantan por cumplir el pacto, ya que, ciertamente, Arabia Saudí y Rusia no cuentan con mecanismos para exigir o controlar, en cierta manera, que se aplique lo acordado. Su única opción sería embarcarse de nuevo en una guerra de precios que no les beneficiaría. 

Y además