Pasar al contenido principal

Petróleo, exportaciones y otros cinco desafíos para el crecimiento de la economía española

Skyline Madrid: distrito financiero con las cuatro torres
Getty Images
  • La economía española crece a un ritmo del 0,7% por cuarto trimestre consecutivo.
  • El IPC experimentará un alza del 1,2% en 2018. 
  • El empleo ha crecido un 2,3% en el segundo trimestre del año.

La economía española mantiene el pulso y mejora un 0,7% en el segundo trimestre del 2018 según el último Boletín Económico publicado por el Banco de España. Así, el PIB español encadena cuatro trimestres consecutivos creciendo a ritmo constante del 0,7%, lo que contrasta con el comportamiento de la zona euro, donde el PIB aceleró un 0,4%.

Según las previsiones que maneja la institución, la economía española avanzará un 2,7% en el presente ejercicio. El próximo año el PIB experimentará un alza del 2,4% y del 2,1% en 2020. La información que maneja la entidad apunta a una continuación de la fase expansiva y se sustenta en los elevados ritmos de crecimiento del consumo privado.

Las exportaciones se desaceleran

Exportaciones
Banco de España

Uno de los motores de la economía española han sido las exportaciones. El año pasado subieron un 8% y esta partida volvió a registrar un nuevo récord. En los últimos siete años, las exportaciones han seguido una tendencia al alza. Ahora, el Banco de España prevé que se produzca una desaceleración en el ritmo de crecimiento de las exportaciones de servicios no turísticos.  A esto se suma que a corto plazo el alza del comercio exterior se verá mitigado por la apreciación acumulada del tipo de cambio del euro que se vive desde inicios de 2017. 

De acuerdo con los datos del Banco de España, las exportaciones nominales de otros servicios aumentaron un 3,3% anual entre  2008 y 2016, frente al 3,5% de los bienes y al 2,9% del turismo.

Los puntos fuertes de las exportaciones españolas se concentran en los servicios empresariales y de transporte, que en 2016 coparon el 60% de los ingresos. Por mercados, las empresas españolas han impulsado, además, su penetración en los mercados asiático y latinoamericano.

La inflación en el entorno del 1,2% 

ipc
Banco de España

¿Cómo se comportarán los precios este año? El Banco de España apunta también a una desaceleración de los precios. El IPC alcanzó un mínimo del 0,6% en enero y repuntó al cabo de un mes en una trayectoria que ha estado marcada por la evolución de los precios energéticos

Según las previsiones del Banco de España, el IPC experimentará un alza del 1,2% en 2018, y ascenderá hasta el 1,4% en 2019 y el 1,7% en 2020.  

El documento prevé que el IPC continúe evolucionando a lo largo del año en función del precio de petróleo. Esto implica que tras superar el 1,5% durante los meses de verano, se volvería a desacelerar hacia finales de año hasta el 1,1%.

Qué pasará con el precio del petróleo

El precio del barril de brent llegó en el segundo trimestre del año a superar los 70 dólares. Pese a ello, actualmente cotiza a niveles similares a los del arranque de año, 64 dólares propiciado, en parte, por el aumento de la producción en Estados Unidos. 

España tiene una fuerte dependencia energética por lo que la evolución del precio del crudo por lo que un petróleo más caro acaba afectando a la economía. De hecho, parte de la recuperación económica de estos años ha venido empujada por los vientos de cola de un contexto económico marcado por el petróleo barato. 

La institución destaca un repunte en los precios del petróleo por encima de lo esperado, lo que produce una revisión al alza del 4,9% en 2018, y en los dos años siguientes a la baja pero en cuotas más modestas. En desarrollo del precio del barril de brent tendrá una fuerte influencia directa en la evolución de las tasas de inflación general.

Hasta dónde bajará el paro

Empleo
Banco de España

La institución apunta que el empleo ha crecido un 2,3% entre abril y junio y, además,  prevé también reducciones adicionales de la tasa de paro, que se situaría en el 11%  en el horizonte previsto para 2020. Si bien el documento reconoce que se trata de niveles superiores a la crisis, esta elevada desocupación ayudaría a contener el crecimiento salarial, pese a que se espera un repunte del mismo en los próximos tres años. 

El documento recoge como en febrero la tasa de afiliación a la seguridad social experimentó un repunte del 0,8% en febrero mientras el paro registrado por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) mantuvo el ritmo de caída del 1,9%. 

Según los datos que maneja el Banco de España, si la tasa de paro para finales de 2018 se estima que se situará en el 14,2%, la cifra se reduciría al 12,6% en 2019, para experimentar una caída hasta el 11% a finales del 2020. 

El límite del turismo

Turismo
Banco de España

El turismo ha sido otro de los sectores en los que se ha apoyado la economía española. En los últimos años, se han ido registrando récords de llegadas de turistas internacionales, que superaron los 82 millones en 2017. La institución prevé una moderación de los servicios turísticos en relación al comportamiento de los últimos años.

El cambio de tendencia vendrá propiciado por la congestión de ciertos destinos nacionales así como la recuperación de destinos mediterráneos que se configuran como competencia directa para España. El lobby turístico Exceltur ya ha apuntado esta posibilidad en las presentaciones de sus últimos balances sobre el sector señalando que la incertidumbre política del norte de África comienza a remitir y el turismo prestado de países como Egipto vuelve a estos lugares. 

La incertidumbre política en Cataluña 

La institución apunta que en los primeros meses del 2018 se han estabilizado los efectos de la inestabilidad política en Cataluña, que se dejó notar tanto en el gasto privado interno como en el turismo. 

El Banco de España estima que Cataluña experimente una tasa de crecimiento económico algo menor al resto de España. Los datos de enero del Banco de España apuntan a una recuperación de los indicadores de turismo extranjero en Cataluña con "notables repuntes", tanto en la llegada de turistas como en las pernoctaciones hoteleras

La política internacional: el Brexit, la guerra comercial e Italia

La evolución del PIB español depende también de los factores políticos de los países de su entorno. El Banco de España indica como focos de incertidumbre la posibilidad de que se lleguen a aprobar aranceles para la importación del acero y aluminio en Estados Unidos así como que tal medida desencadene una espiral similar en otros países. 

Además, el organismo se refiere también a la incertidumbre en torno al Brexit, alrededor del cual todavía siguen negociando los acuerdos sobre cómo se desconectará Reino Unido de la UE, y sobre la situación política de Italia, cuya incertidumbre a la hora de formar gobierno arrastró a los mercados durante varias sesiones. 

Te puede interesar