Pasar al contenido principal

Pexip, la alternativa noruega a Zoom que usan Spotify y Vodafone, dispara un 50% sus ventas por el boom de las videollamadas en plena cuenta atrás para salir a bolsa

Pexip.
Pexip
  • Pexip, una compañía noruega de videollamadas para empresas, sale a bolsa el jueves y empieza a ponerle las cosas difíciles a Zoom.
  • Mientras los medios de comunicación recogían los problemas de ciberseguridad de Zoom, Pexip ha ido creciendo de manera constante: en el primer trimestre registró un incremento del 50% en sus ventas en relación al año anterior.
  • Esta firma escandinava señala que sus soluciones son escalables para empresas de cualquier tamaño y permite implementar su plataforma en los servidores de sus clientes, en la nube, o alojarlo en sistemas híbridos.
  • Frente a Zoom, que por la pandemia del coronavirus ha multiplicado el número de particulares que usan la plataforma, Pexip sigue centrándose en ofrecer sus servicios a empresas y defiende la fortaleza de sus sistemas de ciberseguridad.
  • También cuenta con una solución que permite a los empleados de una compañía que use Pexip conectarse a través de su plataforma a videollamadas de Google Meet o Skype.
  • Esto es lo que diferencia a Pexip de Zoom y por qué su salida a bolsa podría marcar un récord para las tecnológicas europeas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Pexip sale a bolsa el jueves y esta compañía noruega quiere marcar un récord: protagonizar la mayor oferta pública de venta de acciones (OPV) de todas las tecnológicas escandinavas. Su objetivo es recaudar 2.400 millones de coronas (más de 217 millones de euros).

¿De dónde sale esta compañía y por qué esa ambición? Se trata de un proveedor de soluciones tecnológicas para empresas. Fue fundada en 2012 y su sede está en Oslo. Lleva años especializándose en servicios de videoconferencias, ofreciendo productos fiables y escalables para todo tipo de marcas.

Leer más: Guerra abierta por las videollamadas: así están compitiendo Google, Microsoft, Zoom y Facebook por hacerse con el control de un mercado en auge por el coronavirus

"Están creciendo rápido pero todavía son rentables, no como muchas compañías que siguen el modelo estadounidense". Lo dice en Financial Times Carl Armfelt, responsable de la firma de inversión TIN Fonder, que participa en el accionariado de Pexip. Ese "modelo estadounidense" es todo un dardo a uno de los grandes rivales de Pexip que no para de aparecer en los medios: Zoom.

Zoom ha pasado de contar 10 millones de usuarios activos a finales de 2019 a superar los 300 millones a principios de abril. Su valoración bursátil ha superado ya a la de grandes redes sociales como Twitter y ha alcanzado los estándares de Netflix, solo que ha tardado 13 años menos de lo que tardó la plataforma de vídeo bajo demanda.

El silencioso crecimiento de Pexip, la nueva amenaza de Zoom

Entonces, ¿por qué Pexip es una amenaza para Zoom? Porque su mercado son las empresas. Si la popularidad de Zoom sigue al alza es porque, en tiempos de cuarentena, la plataforma se ha llenado de usuarios particulares que querían conversar con amigos y familiares mediante un sistema rápido y fácil de usar.

Leer más: La mejor app para hacer videollamadas: comparativa entre Zoom, Google Meet, Microsoft Teams y Facebook Messenger Rooms

De hecho, ese fue uno de los razonamientos que esgrimió el CEO de Zoom, Eric Yuan, cuando pidió disculpas por la racha de problemas en ciberseguridad que la compañía norteamericana se afana ahora en resolver —para lo que acaban de anunciar la compra de una startup especializada en mensajería y criptología—.

Yuan lo planteó del siguiente modo: la plataforma estaba pensada para ser usada en compañías con sólidos departamentos tecnológicos "sin prever que, en cuestión de semanas, todo el mundo podría estar trabajando, estudiando y socializando desde casa".

Mientras los medios de comunicación no paraban de recoger los problemas de Zoom en materia de ciberseguridad —brechas en Windows o Mac, credenciales robadas, sus vulnerabilidades a la venta en la dark web, hackers irrumpiendo en reuniones privadas, oídos sordos ante recomendaciones de socios comerciales como Dropbox...—, Pexip seguía incrementando sus ventas. Silenciosamente.

En 2019, Pexip incrementó un 32% sus ingresos recurrentes anuales respecto al ejercicio anterior por las suscripciones de los clientes que tienen contratados sus servicios.

En el primer trimestre de este año, las ventas de Pexip han crecido un 50%, hasta los 9,5 millones de dólares (8,76 millones de euros). Unas cifras que recogen sólo en parte el efecto coronavirus, ya que la pandemia se extendió por Europa y América a partir de marzo.

Administraciones de Estados Unidos, Spotify o Vodafone confían en Pexip: por qué es distinto a Zoom

Pexip permite a sus clientes instalar el sistema de videoconferencias en su propia red o alojarlo a través de un sistema en la nube como Microsoft Azure, Google Cloud o Amazon Web Services. Esta es quizá una de las principales diferencias de la compañía noruega en relación a la estadounidense Zoom.

De hecho, The Verge ya explicaba en este artículo cómo muchos usuarios de Zoom se preocuparon al detectar que la plataforma de Eric Yuan estaba generando claves cifradas en servidores chinos a pesar de que en las reuniones no había presente ningún usuario de esa localización. Las quejas obligaron a la firma de Yuan a permitir a los usuarios de pago de Zoom elegir qué centro de datos usarían para alojar sus llamadas. La empresa también prometió a sus usuarios no suscritos que sus datos no circularían por servidores de China.

Leer más: 7 claves para evitar que desconocidos se cuelen en las videollamadas o para proteger los archivos del ordenador

La posibilidad de alojar la plataforma de videoconferencias dentro de su propio sistema permite a las marcas tener un mayor control sobre su infraestructura y sobre los programas que emplean desde la oficina o en épocas como la actual, de teletrabajo generalizado.

La firma escandinava asegura en su web que sus soluciones son escalables para cualquier tipo de empresa. Por esa razón, además, permite a través de otra de sus soluciones, Pexip Infinity, poder conectarse a videollamadas con usuarios que estén en dispositivos completamente distintos o incluso a realizar videoconferencias con usuarios de otras plataformas, como Google Meet o Skype.

La versatilidad de Pexip le ha permitido ganarse la confianza de grandes tecnológicas como Spotify, operadoras como Vodafone o incluso de oficinas gubernamentales de Estados Unidos, como el departamento estatal que gestiona los tratamientos médicos de los veteranos de guerra, como destaca Financial Times.

La salida a bolsa dará un empujón a Pexip en un mercado en ebullición: desde que estalló la pandemia de coronavirus, son muchas las apps que están apareciendo para tratar de repartirse el jugoso negocio de las videoconferencias. Un ejemplo: Google Meet ha pasado a ser gratuito temporalmente, mientras que Facebook acaba de lanzar Messenger Rooms.

Y además