La vacuna de Pfizer funciona muy bien contra la variante delta, pero solo con la pauta completa de vacunación

A 13-year-old celebrates after being inoculated on May 13.
A 13-year-old celebrates after being inoculated on May 13.

Joseph Prezioso / AFP via Getty Images

  • Un estudio realizado en Reino Unido sugiere que las vacunas de 2 dosis de Pfizer y AstraZeneca funcionan bien contra las infecciones con la variante delta.
  • Con una sola inyección, las vacunas sólo tienen una eficacia de entre el 30% y el 36% contra las infecciones sintomáticas con delta.
  • Pero con 2 inyecciones, las vacunas de Pfizer y AstraZeneca tienen una eficacia del 88% y el 67%, respectivamente.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un estudio con más de 19.000 adolescentes y adultos de todo Reino Unido proporciona algunas de las primeras pruebas convincentes, revisadas por expertos y a gran escala, de que se necesitan las 2 dosis de las vacunas del régimen de 2 inyecciones para obtener una buena protección contra la variante delta.

Los resultados de Public Health England sugieren que la protección de la vacuna contra la variante delta es muy fuerte cuando las personas reciben ambas dosis.

Mientras que la investigación, publicada en The New England Journal of Medicine de este mismo miércoles, evidencia que una única dosis de las vacunas contra el COVID-19 de Pfizer o de AstraZeneca protege a las personas de las infecciones sintomáticas sólo en un tercio de las ocasiones.

"Está claro lo importante que es la segunda dosis para asegurar la mayor protección posible contra el COVID-19 y sus variantes", ha recalcado Matt Hancock, secretario de Estado de Sanidad y Asistencia Social de Reino Unido, cuando se publicó una preimpresión no revisada del estudio en mayo.

Este gráfico muestra la eficacia de cada una de las vacunas contra todas las variantes del coronavirus: la protección podría ser entre un 10% y un 30% menor

Al recibir 2 dosis con al menos 2 semanas para asegurar que surtían efecto, la vacuna del COVID-19 de Pfizer es de aproximadamente un 88% eficaz contra el COVID-19 sintomático de la variante delta, mientras que la vacuna de AstraZeneca alcanza una protección del 67%.

Esto es casi tan bueno como las pruebas clínicas de las vacunas realizadas antes de que se detectara la nueva variante, pero sugiere que las infecciones con el virus en las personas vacunadas serán un poco más comunes ahora que delta se convierte en la variante dominante.

Una inyección tiene sólo un 30% de efectividad contra el COVID-19 sintomático con la variante delta

Un hombre recibe su segunda dosis de la vacuna en Bridgeport, Connecticut, Estados Unidos, el 20 de abril.
Un hombre recibe su segunda dosis de la vacuna en Bridgeport, Connecticut, Estados Unidos, el 20 de abril.

Joseph Prezioso/AFP vía Getty Images

Este estudio ha sido posible gracias a que Reino Unido mantiene un registro nacional de vacunación y la proporción de casos positivos de COVID-19 que se secuencian en el país es mucho mayor que en los Estados Unidos (alrededor del 60% hasta mayo), por ejemplo.

Al comparar el estado de vacunación de un paciente, los resultados de sus pruebas de COVID-19 y la secuenciación de la variante para determinar si su infección estaba causada por la variante alfa (B.1.1.7) o por la delta, los investigadores han podido determinar hasta qué punto la variante delta evade la protección de la vacuna.

Los vacunados que se contagian de coronavirus sufren diferentes síntomas: estas son las afecciones que aparecen tras una o dos dosis de la vacuna

Con ello, los investigadores han descubierto que, con una sola inyección, la vacuna de Pfizer sólo es eficaz en un 36% contra los casos sintomáticos de delta, mientras que la de AstraZeneca lo es en un 30%.

Otras investigaciones sugieren que la variante delta es más contagiosa, y eso puede deberse, en parte, a que las personas infectadas tienden a expulsar más partículas virales mientras están enfermas.

Los investigadores no han calculado la eficacia de la vacuna para la enfermedad grave y la muerte en este estudio, pero otras investigaciones (y los datos de los hospitales) sugieren que las vacunas contra el COVID-19 siguen siendo muy buenas para mantener a las personas con vida y fuera de las camas de los hospitales.

Las personas vacunadas están empezando a decir que enferman más a menudo ahora que delta está presente, pero sus infecciones son generalmente más leves, con síntomas comunes que incluyen dolores de cabeza, secreción nasal, congestión y dolor de garganta. 

https://twitter.com/mims/statuses/1417461705571983362

Recibir 2 inyecciones de una vacuna da al cuerpo la oportunidad de desarrollar una respuesta inmunitaria más robusta al COVID-19, dado que intensifica su ataque al virus.

"Esa es la razón por la que la segunda dosis es mucho más reactiva", ha explicado a Business Insider la profesora Akiko Iwasaki, que estudia los virus en Yale. 

"Esto es una señal de que tu sistema inmunológico está funcionando porque desarrollas una respuesta mucho peor la segunda vez, basada en estos anticuerpos y células T que están detectando el antígeno viral y atacando tus propias células".

Hasta con la prevalencia de delta, todos los protocolos habituales contra la pandemia, incluyendo las mascarillas, el distanciamiento y la limitación de la exposición, siguen siendo útiles. 

"Incluso un uso modesto de la mascarilla, combinado con la vacunación, puede frenar realmente hasta la variante delta", dice a Business Insider Christopher Murray, director del Instituto de Métrica y Evaluación Sanitaria de EEUU.

LEER TAMBIÉN: 4 factores por los que podrían no haber dosis de refuerzo contra el nuevo coronavirus

LEER TAMBIÉN: 13 cosas que todos los días te exponen al coronavirus

LEER TAMBIÉN: 9 tipos de erupciones que pueden ser un signo de COVID-19

VER AHORA: Javier Rodríguez Zapatero, presidente de ISDI: “Quien se transforme digitalmente hará un gran servicio tanto a la sociedad como a sí mismo”