Phil Libin, CEO de la aplicación de vídeo Mmhmm y cofundador de Evernote: "La cultura de trabajo que había hace 2 años apesta, era terrible"

Phil Libin, CEO y fundador de mmhmm.
Phil Libin, CEO y fundador de mmhmm.

mmhmm

  • Phil Libin es un emprendedor nato, CEO y fundador de mmhmm, una app que busca revolucionar las videollamadas.
  • El empresario también es cofundador de Evernote, y asegura que el teletrabajo va a ser la nueva normalidad.
  • Libin cree que "las empresas deliran" si piensan que la mayoría de trabajadores querrá volver a la oficina.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Se suele decir que para ser un buen líder hay que predicar con el ejemplo y, en el caso de un CEO que busca revolucionar el mundo de las videollamadas, Phil Libin sin duda puede asegurar que así es como él dirige su compañía.

Phil Libin es exfundador de la aplicación de notas Evernote y actual CEO y cofundador de All Turtles, un estudio de producto de diseño, y mmhmm, una app que quiere acabar con las videollamadas "de gente aburrida, sentadas en salas aburridas, hablando de algo aburrido durante una hora".

El emprendedor empresario salió de Silicon Valley en 2020 para asentarse en una pequeña localidad de Arkansas, en pleno centro de Estados Unidos, y tiene claro que su futuro no pasa por volver a la gran ciudad.

"Las empresas deliran si piensan que van a conseguir que un gran número de trabajadores técnicos vuelvan a reunirse en una ubicación central, no va a ocurrir", declara Libin para Business Insider España.

"Algunas empresas lo intentarán, y otras lo forzarán porque tienen mucho dinero, pero en los próximos 10 años, es ridículo pensar que vamos a volver a tener una cultura (de trabajo) como la que teníamos hace 5 años", prosigue.

"Y eso es bueno, porque la cultura que teníamos hace 2 años apesta, era terrible. Era terrible para el medioambiente, terrible para la gente, terrible para el estrés... No era buena".

Phil Libin, CEO y fundador de mmhmm.

Teletrabajar no significa estar aislado

Al igual que el resto del planeta, Libin se vio obligado a confinarse cuando el COVID-19 irrumpió en la historia, y con su defensa del teletrabajo no pretende quitar importancia a la dificultad de esos momentos.

Todo el mundo estaba en casa durante los 6 primeros meses de la pandemia, asustado y solo, recuerda Libin, pero el CEO de mmhmm no considera que esa fase de la pandemia pueda servir para justificar la vuelta a la oficina.

"Hay trabajos que requieren volver a un lugar físico específico, como el de un chef, o un cirujano, pero muchos trabajadores 'técnicos' no lo necesitan, y no tiene sentido que lo hagan", declara.

"El mayor cambio que ha ocurrido en el mundo en estos momentos es el estar fuera de las oficinas. Mucha gente volverá a las oficinas, pero mucha no lo hará, y eso brinda la oportunidad de que la gente trabaje donde puedan tener el mejor puesto, pero también viva donde pueda tener la mejor vida".

8 de cada 10 profesionales del sector IT en España están dispuestos a dejar su empresa actual si no les ofrecen opciones de teletrabajo

Para Libin, un primer paso en esta dirección pasa por dejar de asociar el teletrabajo al aislamiento olvidando la palabra "remoto" para describir al trabajo desde casa, algo que en inglés es muy común al referirse al teletrabajo como remote work.

Estar trabajando "en remoto", para el fundador de mmhmm y Evernote, va ligado a estar apartado y solo, "como si otra gente estuviera pasándoselo bien y tú no", explica.

Por ese motivo, señala a Business Insider España, en su empresa no emplean el término a la hora de contratar a gente de cualquier parte del mundo. Prefieren hablar de una plantilla "distribuida" por cualquier rincón del planeta, y con ello, Libin cree que ganan tanto en salud como en productividad.

Eliminar de la ecuación las "2 horas que cada uno de sus empleados perdería en la carretera" permite que estos puedan pasar tiempo con sus hijos, ir a nadar en mitad del día, o hacer cualquier otra actividad.

Y este espíritu, revela el empresario, ha propiciado que la productividad de su compañía "esté más alta que nunca este año".

"Por tanto, cuando digo que la gente está fuera de la oficina, casi lo digo queriendo sonar a que han salido de la cárcel, por fin eres libre, y habrá gente que quiera volver a ponerte en la cárcel", asegura Libin.

Phil Libin, CEO y fundador de mmhmm.

Un vídeo 2.0 que afiance el modelo de trabajo desde casa

Poner en práctica el estilo de vida que defiende Libin requiere una estructura de empresa que lo permita, claro, pero también unas herramientas que lo faciliten.

Por esa razón, hastiado como estaba el emprendedor de las videoconferencias a las se redujeron sus interacciones laborales, creó mmhmm, la aplicación de vídeo que puede usarse tanto bajo su propia plataforma como integrada con Zoom, Teams, Webex o Meet para "hacer videollamadas, presentaciones y lanzamientos más atractivos e interactivos".

"Empezamos casi como un chiste porque estábamos intentando superar la pandemia, pero en mayo del año pasado nos dimos cuenta de que, de hecho, el proyecto no giraba en torno al COVID, gira  en torno a un nuevo mundo en el que la gente escoge donde quiere trabajar y vivir, y de hacer la comunicación  mejor en ese contexto", argumenta Libin.

Defendiendo que el vídeo puede ser mejor que una reunión en persona en función del contexto, Libin aboga por un nuevo modelo de videollamadas en más dinámico, y eso es lo que ofrece mmhmm en su interfaz.

La idea detrás de la app, además, pasa por mover muchas de las reuniones donde una persona habla y el resto escucha a un espacio asincrónico, en el que ese mismo mensaje puede grabarse para que cada persona lo vea a su debido tiempo, sin desperdiciar horas en reuniones donde no aportan nada.

"Se debería pensar específicamente acerca de qué contenido se da en directo y cuál se graba, y en cómo hacerlo más divertido, más interactivo", detalla el CEO de mmhmm y cofundador de Evernote.

El fin de las fronteras para el talento: Flywire, GeeksHubs, Genial.ly o Uptodown comparten las claves para atraer y retener personal en la era pospandemia

Hasta el momento, mhmm ha obtenido una financiación de 100 millones de dólares (86 millones de euros) en una serie B liderada por agentes de primer nivel como SoftBank Vision Fund, o Sequoia, y cuenta con más de 70 empleados a fecha de septiembre de 2021.

Sus trabajadores, claro, están distribuidos por más de 17 países, como parte de esa política "sin oficinas" que Libin ha implantado en su empresa y que pretende inculcar al mundo.

Está convencido de que lo hará, y compara la revolución que predice para el vídeo con la que ya vivió en persona con la burbuja de internet, o con la aparición de los smartphones.

"Mirando a mi vida con retrospectiva, creo que busco momentos en los que parece que el mundo entero va a cambiar, e intento ser parte de esa conversación, ser parte de ese cambio", matiza.

"Considero que este movimiento de gente fuera de la oficina va a ser el mayor cambio que vea en la sociedad [...] que afectará fundamentalmente a cada aspecto de la vida en los próximos 10 años, y me deja un buen sabor de boca poder influir sobre el mismo, ser parte de la conversación".

Otros artículos interesantes:

Trabajo presencial, teletrabajo o modelos híbridos: ¿qué prefieres?

Mmhmm, la app que quiere acabar con las videollamadas "de gente aburrida, sentadas en salas aburridas, hablando de algo aburrido durante una hora"

Te recomendamos