El PIB se frena en seco en 2022 por la inflación: de crecer un 2,2% a sólo un 0,2% en el primer trimestre

Nadia Calviño, vicepresidenta y ministra de Economía.
Nadia Calviño, vicepresidenta y ministra de Economía.
Reuters

La guerra en Ucrania ha golpeado a todas las economías europeas. Pero antes de que estallara, España ya se había frenado.

En el primer trimestre de 2022, justo antes de que estallara la guerra, el PIB de España pegó un bajón. Si a finales de 2021 la economía había rebotado un 2,2%, con más fuerza de lo esperado, en 2022 la sorpresa ha sido negativa: entre enero y marzo el avance fue de sólo un 0,2% intertrimestral.

Se trata de una diferencia de 2 puntos respecto al crecimiento del cuarto trimestre de 2021, según los últimos datos de Contabilidad Nacional, publicados hoy por el INE

Se trata de un crecimiento todavía menor del esperado: en abril, el INE avanzó que un incremento del PIB del 0,3%, una décima por encima.

,

En cuestión de 3 meses, la economía ha pasado a crecer menos de la mitad que a finales de 2021. Un frenazo que se explica por el menor consumo de los hogares españoles. A principios de 2022, las familias gastaron menos.

El consumo de las familias ca en el primer trimestre, y lo hace lastrado por una inflación que encarece la vida y lleva erosionando su poder adquisitivo desde hace meses. Si a finales de 2021 el gasto de las familias aumentaba en un 1,5%, ahora cae un 2%. Es la primera tasa negativa del gasto de las familias desde el primer trimestre de 2021, cuando se contrajo un 2,6%.

En mayo, la subida de precios fue del 8,7%, y lleva meses en esos niveles. Eso, y ómicron, que en las primeras semanas de 2022 afectó a la actividad, con caídas de la demanda en turismo o la hostelería.

La guerra en Ucrania y la escalada de la inflación han arrasado con las previsiones económicas para España. Según los cálculos del Gobierno, la economía no crecerá este año un 7%, sino un 4,3%. Es decir, que la mitad de crecimiento económico esperado para 2022 se ha esfumado de un plumazo.

Estos son los indicadores que anticipan el fin del ciclo expansivo, según los expertos

En cambio, el crecimiento interanual del PIB se aceleró casi un punto en el primer trimestre, desde el 5,5% del último trimestre de 2021 al 6,3%, como consecuencia de una mayor aportación del sector exterior. Aún así, es una tasa inferior al 6,4% avanzado por el INE a finales de abril.

La aceleración del crecimiento interanual del PIB se debe a la mayor aportación del sector exterior y, en menor medida, de la demanda nacional. En concreto, la demanda externa aportó 2,3 puntos al PIB interanual del primer trimestre, cifra cinco décimas superior a la del trimestre anterior, mientras que la demanda nacional contribuyó con 4 puntos, dos décimas más.

Otros artículos interesantes:

La economía es una veleta en plena borrasca: estos son los indicadores que anticipan el fin del ciclo expansivo, según los expertos

España, la única gran economía europea que se podría salvar de una recesión a finales de 2022, según el FMI

Las 3 amenazas por las que la OCDE hunde las previsiones económicas de España

Te recomendamos