Así funciona la "píldora venenosa" que ha activado Twitter para esquivar a Elon Musk

Elon Musk dice que es un absolutista de la libertad de expresión.

Jae C. Hong/AP

Es difícil de tragar.

Eso es lo que ocurre con la píldora venenosa, una técnica que va a emplear el consejo de administración de Twitter, según se anunció el viernes, para defender a la empresa contra la oferta de Elon Musk de comprarla por 40.000 millones de euros.

La píldora venenosa, más conocida como plan de derechos de los accionistas, esencialmente devalúa cada acción de una empresa aumentando el número total de acciones, lo que hace más difícil que cualquier persona o grupo adquiera todas las acciones de una empresa.

Musk posee ahora el 9,1% de la empresa, con 73,1 millones de acciones, según el Wall Street Journal. En su comunicado de resultados más reciente, la compañía informó de 797,6 millones de acciones en circulación para el año que terminó el 31 de diciembre de 2021.

Qué es exactamente un 'inversor activista', como Elon Musk en Twiter, y cómo usan 'píldoras venenosas' las empresas para protegerse de ellos

Twitter dijo el viernes que su plan de derechos de los accionistas entraría en vigor para otros accionistas si cualquier "entidad, persona o grupo" (léase Musk) obtuviera más del 15% de las acciones en circulación de Twitter. Según el plan, los accionistas actuales podrían entonces comprar más acciones con un descuento, lo que supondría una participación menor para quien -Musk, en este caso- posea una participación del 15%. 

En términos más elevados: "Es una medida de defensa por parte de los consejos de administración para aumentar la cantidad de acciones y/o dar un descuento a los accionistas actuales para que sea cada vez más difícil para un potencial adquirente ir tras la compañía porque es prohibitivamente caro", ha dicho Daniel Ives, director gerente de Wedbush Securities, a Business Insider. 

Twitter anunció que emplearía la táctica tras el consentimiento unánime del consejo y volvió a calificar la oferta de Musk como "una propuesta no solicitada y no vinculante". 

Twitter había sido durante mucho tiempo un objetivo para este tipo de cosas con la salida del ex-CEO Jack Dorsey en noviembre de 2021, agrega Ives. 

"Había una oportunidad de golpear mientras el hierro está caliente", ha explicado. 

Reuters informó el viernes de que Thoma Bravo, una firma de capital privado y de compras, ha comunicado a Twitter su interés en presentar una oferta competitiva para comprar la compañía. 

Pero Ives cree que la táctica de Musk podría tener éxito, aunque Musk y Twitter podrían acabar luchando en los tribunales.

"Creemos que Musk va a terminar siendo el dueño de Twitter al final de este culebrón", concluye. 

Otros artículos interesantes:

Qué es exactamente un 'inversor activista', como Elon Musk en Twiter, y cómo usan 'píldoras venenosas' las empresas para protegerse de ellos

Elon Musk lanza una oferta de última hora para comprar Twitter por 40.000 millones de euros

El CEO de Twitter revela que Elon Musk ha decidido no sumarse al consejo de dirección de la compañía

Te recomendamos