Pasar al contenido principal

Este es el plan de las hermanas Álvarez para hacerse con la presidencia de El Corte Inglés tras los juicios

Jesús Nuño de la Rosa, presidente de El Corte Inglés
Jesús Nuño de la Rosa, presidente de El Corte Inglés Europa Press
  • Marta y Cristina Álvarez tratarán de descabalgar a Jesús Nuño de la Rosa cuando termine el maratón judicial que las enfrenta con Dimas Gimeno.

Las hermanas Álvarez saben que las batallas hay que pelearlas una a una. Las accionistas y consejeras de El Corte Inglés ya descabalgaron a Dimas Gimeno de la presidencia de los grandes almacenes el pasado verano. No pudieron ocupar el trono, pues tuvieron que cederlo a Jesús Nuño de la Rosa, pero ya plantean una segunda tentativa de asalto.

Marta Álvarez siempre aspiró al cargo, pero no pudo situarse al frente de la compañía con el último cambio porque debía ganarse el favor de los consejeros de la vieja guardia, Carlos Martínez Echevarría y Florencio Lasaga; el jeque Hamad binJassim bin Jaber Al Thani y el independiente Manuel Pizarro. Ellos prefirieron a alguien con experiencia en la gestión.

Ahora, la directiva vuelve a mover los peones. No lanzará la tentativa definitiva contra Nuño de la Rosa, eso sí, hasta que no haya terminado el enfrentamiento judicial que mantiene con Gimeno y su entorno.Todavía a la espera de sentencias y con la posibilidad de recursos, es posible que la ofensiva se aplace hasta 2020.

Por cuestión de timings, parece complicado que la próxima junta de accionistas de El Corte Inglés viva una previa tan agitada como la del año pasado, que se zanjó con un acuerdo de última hora con Gimeno para que abandonase su puesto de consejero. 

Leer más: Estos son los 11 centros comerciales que El Corte Inglés ha puesto en venta

El escenario ideal que Marta Álvarez dibuja en su cabeza pasa por ella misma presidiendo el gigante del comercio, su hermana Cristina al frente de la Fundación Ramón Areces -primer accionista de la empresa con el 37,9%- y Víctor del Pozo, actual consejero delegado, como primer ejecutivo.

Y quieta no se quedó. La consejera ya comenzó a mover las fichas para aislar a Nuño de la Rosa y que los puestos de responsabilidad estén ocupados por personas de su confianza. Así lo hizo especialmente en el departamento financiero. Las herederas del histórico Isidoro Álvarez repiten así la estrategia que ya usaron para segar el poder de Dimas Gimeno.

Crónica de la batalla judicial de El Corte Inglés

La mediados de marzo, el juzgado de lo mercantil número 2 de Madrid falló contra la demanda que María Antonia Álvarez había interpuesto para impugnar las cuentas de Cartera de Valores IASA de los ejercicios de 2015 y 2016 y de forma subsidiaria la condonación de un préstamo de 7 millones de euros de sus máximas accionistas.

Un segundo juez desestimó otra demanda por la modificación del deudor de un préstamo de 4,2 millones concedido por la sociedad: en lugar de figurar ellas como personas físicas tratan de que el pasivo quede en manos de la sociedad MJCM Inmobiliaria SL, controlada por ambas.

Fuentes inmersas en el conflicto señalan que la distribución accionarial de IASA es uno de los grandes puntos de las divergencias mantenidas entre el sobrino de Isidoro Álvarez y sus primas. Al controlar sólo el 31% de la compañía, el expresidente de El Corte Inglés no tiene capacidad de decisión en la patrimonial y, por ello, no puede influir accionarialmente en los grandes almacenes, pues su participación es indirecta.

Leer más: Quiénes son los fabricantes de la marca blanca de El Corte Inglés

Para remediarlo, Gimeno y su madre reclaman desde hace años la separación de su porcentaje para poseer directamente una porción de El Corte Inglés, que debería rondar el 6,8%. Sin embargo, las hermanas Álvarez rechazan frontalmente la petición. 

Sí se espera sentencia de un tercer procedimiento por una vista celebrada el pasado 21 de marzo por la reducción de capital de IASA con la que las herederas de Isidoro obtuvieron 140 millones de euros en efectivo junto con otros activos. Los dos hermanos del empresario denuncian que se trató de una operación hecha a las espaldas del resto de accionistas de la sociedad.

El enfrentamiento no se limita a la sociedad patrimonial que comparten. El juzgado de instrucción número 46 de Madrid sobreseyó la querella presentada por el propio Dimas Gimeno contra el exdirector de seguridad de El Corte Inglés, Juan Carlos Fernández-Cernuda; su madre, Clara María Concepción Hidago; y su socio Joaquín Domingo Martorell por presuntos delitos de corrupción y administración desleal.

Pero a pesar de las victorias cosechadas, las hermanas Álvarez tienen especial temor al procedimiento que cuestiona la legalidad de su adopción por parte de Isidoro Álvarez. La causa se encuentra en el juzgado de primera instancia número 10 de Madrid y fue admitida a trámite en octubre.

De prosperar la impugnación, existe la posibilidad de que Marta y Cristina Álvarez tuvieran que renunciar a la herencia percibida —que es a título nominal— debido a la elevada presión fiscal que tendrían que soportar y que, en consecuencia, la herencia acabara en manos de la madre de las hermanas Álvarez, María José Guil.

   

Artículo Original de Economía Digital

Y además