El plan de Amazon para conquistar el negocio de la moda: tiendas físicas con pantallas inteligentes en los probadores y una experiencia de compra poco tradicional

Amazon

Helen H. Richardson/MediaNews Group/The Denver Post via Getty Images

Amazon no para de buscar nuevas formas de reinventar el comercio y planea la apertura de tiendas donde imperará la tecnología para vender sus marcas propias de ropa, asegura el Wall Street Journal.

Citando a fuentes próximas a la compañía, el medio americano ha revelado que los planes de Amazon para atraer a los clientes hacia las marcas de ropa que posee y comercializa pasan por ponerlas al alcance de la mano de los consumidores.

Para ello, la empresa ha marcado como objetivo abrir unas tiendas físicas de cara al año que viene que venderán marcas de Amazon, como Truth&Fable o Iris&Lily.

Según publica el WSJ, Amazon quiere comprobar si la presencia de tiendas físicas puede ayudar a mejorar el reconocimiento de las marcas entre el público general, pero además, servirá para experimentar con un formato de compra híbrido entre lo real y lo virtual.

Amazon ya ha experimentado con distintos formatos para el uso de la tecnología empleada en las tiendas Amazon Go, que registra los artículos que los clientes cogen de las estanterías y les cobra sin pasar por caja, al salir de las tiendas.

De hecho, Amazon ya tenía pensado en 2020 ampliar su línea de negocio y vender la tecnología de sus tiendas Amazon Go a otras compañías, por lo que entrar en el sector retail supondría abrir un nuevo campo de pruebas.

Amazon se lanza a por el comercio físico y planea abrir sus propios grandes almacenes

Una de las ideas valoradas en estas potenciales tiendas de moda de Amazon es que los clientes escaneen los códigos QR de productos que quieren probarse y esperen a que un empleado lleve todas las peticiones a los probadores.

Una vez allí, detalla el medio de EEUU, los clientes podrían solicitar más productos o tallas diferentes a través de unas pantallas táctiles, de forma parecida a como se piden menús en restaurantes de comida rápida como McDonald’s.

La posibilidad de que los empleados llevando y trayendo las prendas sean sustituidos por robots también se ha barajado, según una de las fuentes consultadas por el Wall Street Journal.

El medio añade, además, que el proyecto ha recibido un nombre en clave dentro de Amazon, una táctica que emplea la empresa cuando quiere mantener sus planes de futuro en secreto.

No es la primera noticia que apunta al cruce de fronteras que pretende consumar Amazon de lo digital a lo física. De hecho, el pasado agosto se dio a conocer que el gigante tecnológico prevé abrir sus propios grandes almacenes.

Amazon continúa expandiéndose y entrando en sectores donde hasta ahora no tenía presencia, y parece que las tiendas físicas son parte vital de la próxima evolución de su negocio.

Otros artículos interesantes:

Compré en el supermercado de Amazon Go y creo que es el futuro — para bien o para mal

Amazon acaba de abrir una diminuta tienda sin cajeros Amazon Go que revela una ambiciosa estrategia a corto plazo

Te recomendamos

Y además