BBVA, Santander o CaixaBank aceleran en la carrera por ser más digitales: de las inversiones en neobancos y las soluciones de pagos a la consolidación de Bizum

Ana Botín, presidenta de Banco Santander.
Ana Botín, presidenta de Banco Santander.
Santander
  • La carrera de la gran banca española por ser cada vez más digital se acelera.
  • BBVA fue uno de los primeros en entrar en el capital de un neobanco, el británico Atom. Santander apostó por crear PagoNxt, la filial que engloba los pagos digitales. CaixaBank lanzó su banco digital Imaginbank y Bankinter compró EVO. 
  • Todos se pusieron de acuerdo para crear Bizum, una aplicación para realizar pequeños pagos que sólo exige el número de móvil. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

"El grado de competencia en el sector bancario es más intenso que nunca". Estas palabras de Gonzalo Gortázar, CEO de CaixaBank, en un reciente desayuno del Foro Nueva Economía describen la tensión que se vive en el sector financiero. Las entidades luchan por captar clientes rentables en un escenario de tipos de interés negativos. Entre ellos, los más digitales, fomentando nuevas fórmulas de pago o aplicaciones adaptadas a los más jóvenes. 

Los grandes bancos, como Santander, BBVA, CaixaBank o Bankinter, están apostando por distintas estrategias para impulsar su negocio digital: desde comprar neobancos o fintech a la creación de nuevas apps o la puesta en marcha de empresas destinadas a desarrollar un negocio concreto. 

BBVA fue uno de los primeros en entrar en el capital de un neobanco: eligió el británico Atom. Santander apostó por crear la filial PagoNxt, que engloba los pagos digitales,  CaixaBank lanzó su banco digital Imaginbank hace unos años y Bankinter compró EVO. 

También ha habido pasos atrás eliminando algún área de negocio, como fue el caso de Pago FX por parte de Santander. Tras año y medio de funcionamiento, la entidad comunicó a sus clientes que dejará de prestar servicios el próximo 30 de noviembre. 

Esta solución permitía realizar transferencias internacionales sin ser cliente de Santander. Una solución para competir con el servicio de transferencias baratas que prestan fintech como Revolut o Wise. 

Las alianzas de bancos y fintech se disparan en pleno proceso de digitalización y cierre de oficinas

Además de estas soluciones externas a su negocio principal, los bancos han centrado parte de su estrategia en potenciar la digitalización de sus procesos internos y mejorar sus canales digitales. 

Una apuesta por la digitalización que, además de atraer a estos clientes, busca reducir costes en un escenario adverso. Por eso, el avance de los canales digitales va acompañado del cierre de sucursales y de grandes ajustes de empleo en el sector. 

Esto es lo que están haciendo los grandes bancos para impulsar su digitalización. 

Santander: de la internacionalización de Openbank a la creación de PagoNxt hace un año

El grupo presidido por Ana Botín contaba con 42,4 millones de clientes digitales (lo que supone un crecimiento de 5,5 millones en el año) a cierre del ejercicio 2020, según los datos de su informe financiero. Dentro de estos, los clientes de móviles se sitúan en más de 35 millones (6,1 millones más que un año antes) y las ventas digitales acumuladas en 2020 representaron el 44% de las totales, frente al 36% de 2019.

Santander ha mantenido su apuesta por su banca online Openbank, que ya opera en Alemania, Portugal y Holanda desde 2019. Además, el banco llegará a Argentina y pone el foco en el mercado estadounidense. 

La empresa también ha creado una filial especializada en pagos que opera bajo el nombre de PagoNxt, que integra 3 plataformas principales: Merchant Solutions, Trade Solutions y Consumer Solutions. PagoNxt nació a finales de 2020 con la integración de los diferentes negocios de pagos de Santander, dentro de los cuales están Santander Global Payments y Santander Digital. En enero de 2021, PagoNxt completó la adquisición de los activos de Wirecard

"Tenemos una marca global con 150 millones de clientes que debe ser capaz de competir localmente, tenemos una banca digital de crédito al consumo y tememos una plataforma de pagos", decía Ana Botín en una entrevista con Bloomberg  preguntada por la innovación financiera y añadiendo que el banco prevé invertir 20.000 millones en tecnología.

BBVA estrena banco digital en Italia tras su incursión en Reino Unido

BBVA ha sido uno de los baluartes de la innovación financiera en la banca española desde hace años. El banco captó 7,3 millones de clientes nuevos en todo el grupo en 2020, de los que 2,4 millones son clientes digitales (un 56% más que en 2019). 

En total, los clientes digitales sumaban a cierre de ese ejercicio 37 millones, lo que supone un crecimiento del 16% respecto al cierre de 2019, según el informe financiero de 2020. Los clientes móviles crecieron un 20% en el ejercicio, hasta 34,5 millones. Los datos muestran que la pandemia ha acelerado la digitalización. 

Las ventas digitales suponían ya a cierre de 2020 un 64% del total en unidades vendidas y un 48,7% en términos de valor, frente a un 57,7% y un 41,9%, respectivamente, a cierre de 2019.

BBVA cuenta con una filial tecnológica (BBVA Next) donde desarrollan soluciones digitales y productos inteligentes  para acelerar la transformación digital de BBVA y, también, de otras empresas.

Además, la entidad es accionista Atom, uno de los neobancos con mayor presencia en Reino Unido, en el que entró en 2015. Tiene el 39% del capital.

Ahora, acaba de extender su presencia en Europa a través de un banco digital en Italia. Para captar clientes, regalará hasta 180 euros y ofrecerá inicialmente cuentas corrientes y tarjetas de débito.

CaixaBank e Imaginbank, su plataforma para los más jóvenes 

La entidad que se ha fusionado con Bankia también tiene puesto el foco en el terreno digital. CaixaBank creó su banco digital Imaginbank en 2017. "Se trata de que los clientes tengan la oficina las 24 horas del día y los 365 días del año en su bolsillo", dijo el presidente de la entidad en aquel momento, Isidro Fainé, respecto a un proyecto que se focaliza en jóvenes, pero no solo en ellos.

En junio de 2020, CaixaBank dio un giro a este proyecto para transformarlo en una plataforma digital dedicada a la creación de servicios digitales para jóvenes, financieros y no financieros. 

Los pagos del futuro pasan por el móvil y por ser invisibles (como los de Amazon Go), según un directivo del banco con mayor número de cajeros en España

"El objetivo es impulsar el crecimiento y la fidelización de los clientes más jóvenes, especialmente interesados en utilizar las nuevas tecnologías en su vida diaria y en sus proyectos de futuro", explicaba el banco. 

Otro de los proyectos en digitalización del banco es Payment Innovation Hub, una joint venture de CaixaBank, Global Payments, Visa, Samsung y Arval, que promueve conjuntamente proyectos de I+D en torno a nuevas soluciones de pago y comercio. 

Con esta iniciativa trabajan en distintas soluciones, como pagos biométricos o sin contacto. 

Bankinter: un paso adelante con la compra de EVO

Bankinter era originariamente un banco de empresas que ha ido ampliando su negocio en los últimos años y centrándose en clientes particulares. Dentro de su estrategia digital, compró EVO en 2019

"La integración de EVO Banco supone la incorporación de 452.000 clientes de un perfil más joven y marcadamente digital y un balance de 3.050 millones de euros en depósitos y 745 millones de euros en préstamos hipotecarios", apuntaba la entidad cuando anunció la operación. 

Bizum, una iniciativa conjunta que sigue sumando

La iniciativa más ambiciosa de la banca española fue crear una solución para hacer frente a algunos servicios que empezaban a ofrecer pagos entre amigos solo con el número de móvil. Posteriormente, los servicios se ampliaron al pago en el canal online y después a los comercios físicos. 

Bizum acaba de cumplir 5 años. Suma 21.900 comercios adheridos y 17,8 millones de usuarios que, en este periodo, han realizado 630 millones de operaciones, con un volumen asociado de 31.700 millones. 

La aplicación de Bizum, además de ser válida para la mayor parte de los bancos, sirve también a las entidades para retener a sus clientes, ya que se utiliza desde la propia aplicación de la entidad. 

La compañía prevé acabar diciembre de 2020 con cerca de 20 millones de clientes. Este año, se alcanzarán los 500 millones de operaciones, con un volumen asociado de 25.000 millones de euros en 12 meses. Estas cifras suponen, en ambos casos, casi duplicar las obtenidas en los 4 años anteriores.

Otros artículos interesantes:

Las alianzas de bancos y fintech se disparan en pleno proceso de digitalización y cierre de oficinas

Klarna permitirá pagar en 3 plazos sin intereses en todas las tiendas después del verano: el próximo golpe de efecto de la 'fintech' para ganar terreno en España

Este gráfico muestra por qué los problemas de la banca van más allá del COVID-19

Te recomendamos

Y además