Este es el plan de costes de Mercadona: reducir el tamaño de los botes o cambiar los envases para ahorrar 300 millones

Juan Roig, presidente ejecutivo y máximo accionista de Mercadona.
Juan Roig, presidente ejecutivo y máximo accionista de Mercadona.

Mercadona necesita quitarse la imagen de supermercado caro. El último informe de la OCU, la cadena presidida por Juan Roig es la segunda cadena que más ha subido sus precios, un 16,1% concretamente. Para intentar revertir la situación, Mercadona ha puesto en marcha un plan de ahorro de costes de entre 300 y 400 millones

El objetivo de este proyecto es que la subida de precios derivada de la inflación no afecte solo al consumidor. Mercadona pretende aliviar el gasto de las familias aplicando una serie de medidas que le permita ahorrar costes y evitar una subida mayor de los alimentos.

Ya en la presentación de los resultados de 2021 celebrada en marzo, la cadena valenciana afirmaba que los escenarios que estábamos atravesando eran "inimaginables y no previstos". Por eso, tendría que tomar medidas impopulares. 

Según publicaEl Confidencial, Roig ha decidido controlar los costes en cada proceso. Internamente, a esta estrategia la han denominado La angustia agudiza el ingenio. En lo que va de año, la compañía ha conseguido un ahorro de 150 millones de euros con este plan.

Una de las medidas que han cambiado es el proceso de la máquina de zumo de naranja recién exprimido. Según contó Juan Roig en la presentación de resultados, esta área era una en la que más dinero perdían. 

"Pasamos de perder 10 céntimos por botella a ganar 16 céntimos por botella. En esta máquina se ha conseguido también cambiar el proceso de mantenimiento, antes estaba estandarizado cada ciertas horas al día y, ahora, aplicando el sentido común de cuando haga falta, se reduce el tiempo en 30 minutos; con esto se consigue ahorrar 5 millones euros", afirma Mercadona. 

Pero esa no es la única medida que han tomado. Otro ejemplo es el cambio de envase de las banderillas en aceite, con el que consiguen reducir en 15 gramos el aceite que usan. Esto les facilita el almacenamiento. 

Otro recipiente que ha cambiado su aspecto es el bote de la piña natural. Mercadona ha descubierto que si lo hacían más estrecho podían transportar más producto en menos espacio. Esta medida les ha permitido un ahorro de 65 millones.

También ha decidido sustituir las etiquetas de plástico que decoran los botes de mermelada, aceite o surimi, por serigrafía. En concreto, en el caso del aceite de oliva, esta decisión ha supuesto un ahorro de 37 millones, según detalla Mercadona. 

 

Sin duda, uno de los principales costes de Mercadona, como del resto de supermercados, es el transporte. La subida del precio de los carburantes le ha supuesto una factura adicional de 65 millones de euros

Solo en los primeros 6 meses de este año, la partida dedicada al gasoil se ha encarecido en 50 millones. Para intentar reducir lo máximo posible este importe, Mercadona ha tomado algunas decisiones, como la de eliminar el relleno de los neceseres. De esa manera, alivia el peso de los camiones. 

"Eliminar cualquier gasto que no añada valor, sea la cantidad pequeña o grande, es en lo que está inmersa la compañía y sus proveedores", destaca Mercadona. Además de estas medidas, la cadena ha pedido un esfuerzo a sus proveedores tras comprobar en las últimas semanas una bajada de la venta por kilo o litro por la subida de los precios. Es decir, factura más, pero vende menos.

Otros artículos interesantes:

Así juegan los supermercados con tus sentidos para que compres más sin que te des cuenta

Carrefour aviva la 'guerra de precios' con Mercadona y Lidl al "garantizar" que su marca blanca es la más barata del mercado

La guerra de los supermercados se recrudece con la aparición de nuevas cadenas: ¿son un negocio rentable?

Te recomendamos